MENÚ
Cargando...

Malestar de jubilados por el cierre de la delegación de SEROS en Esquel

Recurierron a la Defensa Pública planteando abandono de personas y del edificio público por parte de las autoridades del organismo y los empleados.
 

Por REDACCIÓN CHUBUT

Integrantes del grupo de jubilados que mantiene la ocupación de la delegación regional de SEROS se presentaron ayer en la Defensoría Pública pidiendo intervención ante la decisión del directorio de la obra social de trasladar la atención de los afiliados a las oficinas de PROSATE. 
“Sabemos que existe una comunicación escrita dando cuenta de la resolución del directorio y estamos esperando encontrarnos con el delegado para solicitar ese mandato de orden superior a los efectos de saber a qué atenernos”, dijo Rosa Contreras, a modo de vocera de los jubilados. 
“Esta es una obra social donde el mayor requerimiento tiene que ver con la salud, entonces estamos hablando del abandono de un edificio público y el abandono de personas. Nos dicen que dicen, que dijo alguien por teléfono, que sería en Trevelin que están atendiendo, pero nosotros no podemos decirle al afiliado que se traslade a Trevelin, sin tener la certeza.  Y si el directorio sostiene que acá no puede funcionar, como van a poner las 28 personas que trabajan acá en un habitáculo”.
Para Contreras “hay un capricho infantil sin medir las consecuencias y suponemos que tiene que ver con tratar de que parezca todo prolijo por arriba para el acto eleccionario del domingo”.
Por su parte, el Dr. Cohen Arazi, confió, “estuvimos en la Defensoría, donde el defensor nos dijo que estaba dispuesto y disponible para cualquier afiliado que requiera hacer el trámite y no encuentre repuesta en el Instituto”. 
Sobre la decisión de suspender la atención en el edificio ubicado en Fontana y Ameghino, comentó que generó el malestar entre numerosos vecinos. “A los afiliados nosotros les informamos que aquí no está atendiendo nadie y que no hay comunicación oficial”.  Otra jubilada advirtió, “no están las máquinas ni el personal que a partir de las 7,30 estaba atendiendo todos los días. Y lo que vemos es que llegan los afiliados a solicitar la atención como corresponde.  No sabemos concretamente dónde están atendiendo porque no hay una comunicación oficial. El afiliado cuando llega se enoja, se molesta, porque si viene es porque necesita ser atendido. Alguno puede ser que venga para realizar una consulta pero el que viene por una consulta con el médico auditor se molesta”. 


 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Malestar de jubilados por el cierre de la delegación de SEROS en Esquel

Recurierron a la Defensa Pública planteando abandono de personas y del edificio público por parte de las autoridades del organismo y los empleados.
 

Integrantes del grupo de jubilados que mantiene la ocupación de la delegación regional de SEROS se presentaron ayer en la Defensoría Pública pidiendo intervención ante la decisión del directorio de la obra social de trasladar la atención de los afiliados a las oficinas de PROSATE. 
“Sabemos que existe una comunicación escrita dando cuenta de la resolución del directorio y estamos esperando encontrarnos con el delegado para solicitar ese mandato de orden superior a los efectos de saber a qué atenernos”, dijo Rosa Contreras, a modo de vocera de los jubilados. 
“Esta es una obra social donde el mayor requerimiento tiene que ver con la salud, entonces estamos hablando del abandono de un edificio público y el abandono de personas. Nos dicen que dicen, que dijo alguien por teléfono, que sería en Trevelin que están atendiendo, pero nosotros no podemos decirle al afiliado que se traslade a Trevelin, sin tener la certeza.  Y si el directorio sostiene que acá no puede funcionar, como van a poner las 28 personas que trabajan acá en un habitáculo”.
Para Contreras “hay un capricho infantil sin medir las consecuencias y suponemos que tiene que ver con tratar de que parezca todo prolijo por arriba para el acto eleccionario del domingo”.
Por su parte, el Dr. Cohen Arazi, confió, “estuvimos en la Defensoría, donde el defensor nos dijo que estaba dispuesto y disponible para cualquier afiliado que requiera hacer el trámite y no encuentre repuesta en el Instituto”. 
Sobre la decisión de suspender la atención en el edificio ubicado en Fontana y Ameghino, comentó que generó el malestar entre numerosos vecinos. “A los afiliados nosotros les informamos que aquí no está atendiendo nadie y que no hay comunicación oficial”.  Otra jubilada advirtió, “no están las máquinas ni el personal que a partir de las 7,30 estaba atendiendo todos los días. Y lo que vemos es que llegan los afiliados a solicitar la atención como corresponde.  No sabemos concretamente dónde están atendiendo porque no hay una comunicación oficial. El afiliado cuando llega se enoja, se molesta, porque si viene es porque necesita ser atendido. Alguno puede ser que venga para realizar una consulta pero el que viene por una consulta con el médico auditor se molesta”. 


 

Conectar
Crear cuenta