elchubut.com.ar
El intendente Ibarra irá al Superior Tribunal de Justicia para que decida sobre la constitucionalidad de su mandato
MENÚ
Cargando...

El intendente Ibarra irá al Superior Tribunal de Justicia para que decida sobre la constitucionalidad de su mandato

El intendente de Lago Puelo, Raúl Ibarra, recurrirá al Superior Tribunal de Justicia para que decida sobre la constitucionalidad de su mandato, frente a los intentos de destituirlo de los convencionales que redactaron la Carta Orgánica y algunos opositores, que los consideran un «usurpador».

Por REDACCIÓN CHUBUT

«El mandato para ejercer el cargo de intendente me lo dio la ciudadanía. Es desacertada la interpretación del artículo 34 (de la Carta Orgánica), que pretende alejarme del cargo constitucional. En las próximas semanas vamos a hacer la presentación», dijo Ibarra a Diario EL CHUBUT.
El viernes pasado los convencionales de Lago Puelo notificaron a Ibarra que no iban a tomarle juramento a la Carta Orgánica, porque lo consideran un «usurpador». Fundaron la decisión en una interpretación del artículo 34 por la cual aquellas personas que fueron funcionarios durante la última dictadura militar tendrían prohibido ejercer la intendencia.
Frente a esto, Ibarra consiguió un amparo favorable del Juzgado Civil y Laboral, que suspendió la jura de los concejales ante la Carta Orgánica pautada para este lunes, que amenazaba con destituirlo. 

¿EL CONCEJO DESCONOCE EL MANDATO?
Las cosas no terminaron ahí. Ibarra señaló que el presidente del Concejo Deliberante, Raúl Cayún, de Cambiemos, ayer declaró públicamente que «a partir del viernes pasado el Intendente dejó de serlo y todos sus actos son nulos» al considerar que la Carta Orgánica está vigente pese a que no tomaron el juramento.
El presidente del cuerpo deliberativo hasta ayer no había formalizado ningún escrito pidiéndole a Ibarra que deje el cargo. Tampoco quedó claro si Raúl Cayún habló por cuenta propia o en representación de todos los ediles. «Es una gravedad mayúscula porque dicen desconocer al intendente a partir del viernes. Está en juego la institucionalidad», alertó Ibarra.
La semana pasada, hubo una multitudinaria marcha en Lago Puelo en la que participaron militantes políticos, gremios y vecinos independientes que repudiaron el intento de golpe institucional contra Ibarra.

ASPIRA A LA REELECCION
Por otro lado, Ibarra ratificó que tiene intenciones de competir por un nuevo mandato en las próximas elecciones, que serán en agosto y diciembre, en simultáneo con las presidenciales. Y aspira a ser candidato del espacio Chubut Al Frente, que lidera el gobernador Mariano Arcioni.
«El Gobernador está al tanto y siguiendo con atención todos los hechos; comparte que tiene que tener una respuesta o una claridad de los ámbitos de la Justicia competente, y está a la espera de los pasos jurídicos que vamos a dar», comentó Ibarra.
La decisión del Superior Tribunal de Justicia sobre la constitucionalidad del artículo 34 de la Carta Orgánica, también va a influir en la posibilidad de que Ibarra se presente o no a las elecciones. Según Ibarra, las normas electorales señalan que quedan excluidos aquellos que están «condenados por causas de Lesa Humanidad».

LA HISTORIA
Ibarra comentó que llegó a Lago Puelo en enero de 1971, cuando trabajaba en la Dirección de Recursos Hídricos y debía hacer un relevamiento de la costa del río Azul. Dos años más tarde, el intendente constitucional Luis Alberto Roberts le propuso trabajar en la Municipalidad, y el entonces gobernador Benito Fernández lo convalidó.
Ibarra comentó que cuando se produjo el Golpe de Estado el 24 de marzo de 1976, la Dictadura Militar mantiene como intendente a Roberts, quien se retira dos meses más tarde por razones de salud. 
Entonces lo reemplaza Ricardo Costa, quien gobierna hasta comienzos del año 1979, cuando también por razones de salud deja la intendencia. Es ahí cuando Ibarra llega a la intendencia desde febrero del 79 hasta diciembre del 83.
Ibarra comentó que cuando se desató esta controversia, el hijo del fallecido intendente Roberts, Víctor, un oficial aeronáutico que estuvo en Malvinas, volvió a contactarlo después de años y le ratificó «lo acertada que fue la decisión de su padre de haberme hecho entrar a trabajar al municipio de Lago Puelo».
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

El intendente Ibarra irá al Superior Tribunal de Justicia para que decida sobre la constitucionalidad de su mandato

El intendente de Lago Puelo, Raúl Ibarra, recurrirá al Superior Tribunal de Justicia para que decida sobre la constitucionalidad de su mandato, frente a los intentos de destituirlo de los convencionales que redactaron la Carta Orgánica y algunos opositores, que los consideran un «usurpador».

«El mandato para ejercer el cargo de intendente me lo dio la ciudadanía. Es desacertada la interpretación del artículo 34 (de la Carta Orgánica), que pretende alejarme del cargo constitucional. En las próximas semanas vamos a hacer la presentación», dijo Ibarra a Diario EL CHUBUT.
El viernes pasado los convencionales de Lago Puelo notificaron a Ibarra que no iban a tomarle juramento a la Carta Orgánica, porque lo consideran un «usurpador». Fundaron la decisión en una interpretación del artículo 34 por la cual aquellas personas que fueron funcionarios durante la última dictadura militar tendrían prohibido ejercer la intendencia.
Frente a esto, Ibarra consiguió un amparo favorable del Juzgado Civil y Laboral, que suspendió la jura de los concejales ante la Carta Orgánica pautada para este lunes, que amenazaba con destituirlo. 

¿EL CONCEJO DESCONOCE EL MANDATO?
Las cosas no terminaron ahí. Ibarra señaló que el presidente del Concejo Deliberante, Raúl Cayún, de Cambiemos, ayer declaró públicamente que «a partir del viernes pasado el Intendente dejó de serlo y todos sus actos son nulos» al considerar que la Carta Orgánica está vigente pese a que no tomaron el juramento.
El presidente del cuerpo deliberativo hasta ayer no había formalizado ningún escrito pidiéndole a Ibarra que deje el cargo. Tampoco quedó claro si Raúl Cayún habló por cuenta propia o en representación de todos los ediles. «Es una gravedad mayúscula porque dicen desconocer al intendente a partir del viernes. Está en juego la institucionalidad», alertó Ibarra.
La semana pasada, hubo una multitudinaria marcha en Lago Puelo en la que participaron militantes políticos, gremios y vecinos independientes que repudiaron el intento de golpe institucional contra Ibarra.

ASPIRA A LA REELECCION
Por otro lado, Ibarra ratificó que tiene intenciones de competir por un nuevo mandato en las próximas elecciones, que serán en agosto y diciembre, en simultáneo con las presidenciales. Y aspira a ser candidato del espacio Chubut Al Frente, que lidera el gobernador Mariano Arcioni.
«El Gobernador está al tanto y siguiendo con atención todos los hechos; comparte que tiene que tener una respuesta o una claridad de los ámbitos de la Justicia competente, y está a la espera de los pasos jurídicos que vamos a dar», comentó Ibarra.
La decisión del Superior Tribunal de Justicia sobre la constitucionalidad del artículo 34 de la Carta Orgánica, también va a influir en la posibilidad de que Ibarra se presente o no a las elecciones. Según Ibarra, las normas electorales señalan que quedan excluidos aquellos que están «condenados por causas de Lesa Humanidad».

LA HISTORIA
Ibarra comentó que llegó a Lago Puelo en enero de 1971, cuando trabajaba en la Dirección de Recursos Hídricos y debía hacer un relevamiento de la costa del río Azul. Dos años más tarde, el intendente constitucional Luis Alberto Roberts le propuso trabajar en la Municipalidad, y el entonces gobernador Benito Fernández lo convalidó.
Ibarra comentó que cuando se produjo el Golpe de Estado el 24 de marzo de 1976, la Dictadura Militar mantiene como intendente a Roberts, quien se retira dos meses más tarde por razones de salud. 
Entonces lo reemplaza Ricardo Costa, quien gobierna hasta comienzos del año 1979, cuando también por razones de salud deja la intendencia. Es ahí cuando Ibarra llega a la intendencia desde febrero del 79 hasta diciembre del 83.
Ibarra comentó que cuando se desató esta controversia, el hijo del fallecido intendente Roberts, Víctor, un oficial aeronáutico que estuvo en Malvinas, volvió a contactarlo después de años y le ratificó «lo acertada que fue la decisión de su padre de haberme hecho entrar a trabajar al municipio de Lago Puelo».
 

Conectar
Crear cuenta