MENÚ
Cargando...

Armado y ebrio intentó escapar de control policial, pero fue detenido tras persecución

La Policía de Esquel debió realizar una persecución por un automovilista que se había escapado de un control de tránsito de rutina, en el barrio Badén III. Lo curioso fue que al momento de darle alcance el rodado y lograr la detención de su conductor, los efectivos se percataron de que éste circulaba en estado de ebriedad y armado.

Por REDACCIÓN CHUBUT

En ese sentido, el comisario inspector Vicente Avilés relató que “en el marco del trabajo rutinario que hacemos los fines de semana se instalan operativos de seguridad en distintos sectores de la ciudad, y alrededor de las 6 de la mañana del domingo un vehículo evadió el control policial, iniciándose un operativo cerrojo que terminó con la persona detenida, que iba a bordo de una camioneta, en el callejón De Godos”.
“Por cuestiones de seguridad es palpado y se le detecta un revólver en su cintura. Tenía síntomas de intoxicación alcohólica y eso más la portación del arma habrían llevado a que quisiera evadir el control”, agregó.
Se trataba de un revólver calibre 22 con varios cartuchos e, incluso, tenía más municiones entre sus prendas. 
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Armado y ebrio intentó escapar de control policial, pero fue detenido tras persecución

La Policía de Esquel debió realizar una persecución por un automovilista que se había escapado de un control de tránsito de rutina, en el barrio Badén III. Lo curioso fue que al momento de darle alcance el rodado y lograr la detención de su conductor, los efectivos se percataron de que éste circulaba en estado de ebriedad y armado.

En ese sentido, el comisario inspector Vicente Avilés relató que “en el marco del trabajo rutinario que hacemos los fines de semana se instalan operativos de seguridad en distintos sectores de la ciudad, y alrededor de las 6 de la mañana del domingo un vehículo evadió el control policial, iniciándose un operativo cerrojo que terminó con la persona detenida, que iba a bordo de una camioneta, en el callejón De Godos”.
“Por cuestiones de seguridad es palpado y se le detecta un revólver en su cintura. Tenía síntomas de intoxicación alcohólica y eso más la portación del arma habrían llevado a que quisiera evadir el control”, agregó.
Se trataba de un revólver calibre 22 con varios cartuchos e, incluso, tenía más municiones entre sus prendas. 
 

Conectar
Crear cuenta