MENÚ
Cargando...

Urgencias, y emergencias financieras que afectan a todos

El Gobierno apuesta a todo o nada. Saldrían al mercado con emisión de letras, aunque no alcanzaría para resolver las dificultades de fondo. La economía doméstica se erosiona. Angustia, incertidumbre, y una semana que arranca con cinco días más de huelga.

El corte de ruta en el acceso norte de Trelew, el viernes pasado.
Por REDACCIÓN CHUBUT

La economia domestica de los chubutenses...
...ingresó en una fuerte crisis, de la mano de los problemas del Estado para pagar sueldos, servicios a proveedores, o para mover algo de obra pública.
Las cooperativas de servicios públicos de luz y agua registraron este mes hasta un 40 % de demoras en los pagos de sus clientes, y de moras con hasta dos y tres boletas sin pagar.
Familias que tienen a sus hijos estudiando en Buenos Aires, Córdoba, La Plata o Santa Fe, están gestionando los retornos porque no pueden mantener ni pagar a tiempo las obligaciones que conlleva formar a un chico afuera: alquileres, servicios y gastos ante particulares que no tienen por qué conocer la crisis de Chubut.
Tarjetas inhabilitadas, créditos morosos, la postergación de decisiones de compra, cuotas de autos, créditos UVA hipotecarios, ya eran difíciles de cumplir con la inflación que no cede. Ahora, con el atraso en el pago de los salarios, es poco menos que imposible.
Las familias que destinaban dos o tres mil pesos por mes a recreación, a salir a comer afuera, pedir un delivery, o al esparcimiento, usan esa plata para «la diaria», o para pagar la luz.
De los ocho locales de comidas que llegó a haber en el shopping de Trelew, ayer a la tarde había abiertos tres, con apenas unas ocho mesas ocupadas.

No hay nuevos trabajos...
...y se compra y vende menos que nunca. En julio, el atraso salarial generó un cimbronazo. Pero en agosto, la baja en las ventas fue muy notoria.
Personal jerárquico de una proveedora de insumos de salud, órbita entre el Ministerio y la obra social de la Provincia, buscando cobrar. Siempre le dicen lo mismo. «No hay novedades» o «no depositaron». Han pedido por favor, llorando y rezando. No hubo forma.
Proveedores del Estado de Chubut, muchos de ellos, se encuentran ante la disyuntiva de aguantar -los que tengan espaldas- o de fundirse, cerrar y generar despidos.
La macroeconomía mala del país se agravó al «por mil» con la crisis financiera de Chubut. La gente lo está sufriendo con una cadena de pagos explotada. Alquileres, gas, luz, tarjetas, servicios, créditos y cuotas se pagan con atraso o no se pagan.
Con cualquier persona que se hable en la provincia, el tema será la crisis. Si esa persona no es del mundo de la política, la charla estará cargada de angustia, estrés, preocupación.

Lo que prima...
...es el desconcierto. Nadie sabe qué va a pasar. Y no está claro si el Gobierno tiene una solución a mano, si van «semana a semana» al ritmo de lo que pueden pagar, o si el gabinete está paralizado por la magnitud de la crisis. 
Hay dos caminos por recorrer. Resolver la ecuación de ingresos y gastos de manera urgente, tomar deuda, y hacer un gran acuerdo político, social, gremial y empresario para «aguantar» entre todos los actores. Hay otras ideas en danza. Volvió a escucharse el plan de generar un fideicomiso de por lo menos 50 millones de dólares, cuyos fondos sean integrados por las grandes empresas que operan en Chubut -petroleras, energéticas, construcción- para mover la economía local y generar al menos 5.000 puestos de trabajo en la construcción, inmediatamente, y con ello mover un poco la rueda local.
El ministro de Economía, Oscar Antonena, lo explicó con claridad. Hay un déficit operativo mensual de 1.600 millones de pesos. Esta semana se saldría al mercado con «Letras de Tesorería» de la Provincia, una toma de deuda rápida de vencimientos mensuales; para aguantar un poco más. Lejos está de ser una solución de fondo. Es una emergencia.
Por la toma de letras a corto plazo, la Provincia deberá pagar intereses muy grandes, con una complicación adicional. Esta semana también Nación sale a emitir letras del Tesoro, el miércoles. Chubut deberá ofrecer condiciones imposibles para captar fondos de los inversores. Sobre todo porque la economía del país es una coctelera. En el Gobierno, las fuentes consultadas dijeron que van a esperar el comportamiento del mercado respecto de la toma de deuda de Nación, antes de emitir la deuda propia.
Este jueves vence el último tramo salarial de julio, el de los sueldos más altos. Representa casi 1.570 millones de pesos. Los dos tramos anteriores fueron de 900 millones cada uno. El de esta semana será en verdad difícil.

Los intendentes...
...están muy preocupados. Saben que la baja en la recaudación empezará a afectar sus propias cuentas. El comodorense Carlos Linares, ex candidato a gobernador, estuvo este fin de semana en contacto con sus colegas del Valle y la Cordillera. Habló también con referentes del Partido Justicialista. La conclusión, compartida por dirigentes de Cambiemos, es que estamos ante un gobierno «que no se deja ayudar».

Enojado con los gremios...
...que hacen huelgas, la semana pasada, el ministro coordinador Federico Massoni dijo que «el gobernador Arcioni tiene un plan». Puede que el Gobierno tenga un problema de comunicación, porque tal plan no fue explicitado. Por el contrario, aparecen contradicciones entre miembros del Poder Ejecutivo respecto de la magnitud de la crisis, cuánto va a durar, o qué horizonte hay sobre los pagos.
La última idea transmitida el viernes ante los gremios fue la de pagar salarios en cuotas, a todos un poco cada vez, reducir la cantidad de pagos de tres a dos, y anunciar el jueves 29 fechas de pago de aumentos y cláusulas gatillo.
No sería una buena idea pagar en cuotas. Los salarios podrían rendir aún menos, en los de por sí castigados bolsillos de los trabajadores estatales.
El gobernador Arcioni suele quejarse con amargura de la falta de comprensión de los gremios, y de la política en general. Forjado en la actividad privada en la que el esfuerzo personal y la toma de riesgos tienen que ver con el éxito, al mandatario -que acaba de ser reelecto por cuatro años, con un apoyo mayoritario de los chubutenses- le cuesta más que a los políticos tradicionales ver la parte «medio vacía» del vaso. Pero no hay en su gabinete espaldas políticas con peso suficiente, como para ayudarle en ese trance y emprender negociaciones con los sindicatos y la oposición, y también con las empresas de todos los sectores. El gabinete provincial es de baja intensidad política. Sería una buena idea reforzarlo con intendentes, ex intendentes, personalidades de peso de las distintas canteras políticas de la provincia, para ayudar a la comprensión de la crisis e imaginar soluciones, avanzando a la vez en mejorar ingresos, generar nuevas actividades, y ordenar los gastos, algo impostergable.

Para avanzar en un gran acuerdo...
...habría que despojarse de la idea de la conspiración permanente. 
No ayuda que el poderoso dirigente petrolero Jorge «Loma» Avila alimente versiones destituyentes y las corporice con nombre y apellido en la persona de Ricardo Sastre, intendente de Puerto Madryn y vicegobernador electo. ¿Qué van a hacer el diez de diciembre, si se supera la crisis financiera, se van a dar un abrazo?
Las peleas políticas de semejante calibre no ayudan a generar confianza en nadie. Ni en los ciudadanos de a pie que viven esta crisis con desconcierto, ni en aquéllos que podrían ayudar, como las empresas, o como Alberto Fernández, quien salvo una catástrofe electoral nunca vista, será el nuevo presidente de los argentinos.
Nadie en el Gobierno, ni un solo subsecretario, ministro, o el gobernador, desmintieron los dichos incendiarios de «Loma» Avila. Entonces... ¿Todos creen en el Gobierno que hay una conspiración para derrocar a Arcioni?
Sastre no quiere ni hablar, refugiado en Puerto Madryn, mientras ve cómo la economía de su ciudad también se resiente con la crisis. No es la única. En Comodoro tiemblan con el anuncio de Pan American Energy, la operadora petrolera más grande, que reprogramará actividades por los cortes frecuentes de ruta en Comodoro y Sarmiento. Ni a PAE, ni a YPF, ni a nadie les conviene un «barril criollo» de 45 dólares como el fijado por el Gobierno. Y esta semana habrá paro petrolero. A la crisis financiera de Chubut habrá que agregar pérdidas de regalías, y de ingresos coparticipables por IVA, más la baja de recaudación propia por menores ventas y caída en la actividad.

La mala economia...
...de Macri y la excesiva confianza en los gastos y paritarias locales, generaron que el déficit operativo se multiplique por seis desde que murió Mario Das Neves. Indefectiblemente, el gobernador Arcioni deberá emprender un ajuste fuerte, ahora, o después del 10 de diciembre, cuando asuma un gobierno que le será enteramente propio.
Hay quienes creen que el Gobernador está jugando todas sus fichas a un «pleno». A que el Estado nacional ayude a la provincia con un generoso aporte, una vez que Alberto Fernández -si gana, algo que parece seguro- asuma como presidente de la Nación. Si ése es el plan, sería bueno decirlo. «Hay que votar por Alberto porque nos va a ayudar a pagar las cuentas», sería el mensaje. Pero no hubo conversaciones entre Arcioni y el candidato a presidente, respecto de ese punto en particular. «Alberto entiende muy bien la situación, pero la verdad es que no le hemos hecho el planteo concreto de que nos presten plata...», dicen en Fontana 50.
Entretanto, se supo que la semana pasada, antes de completar el pago del segundo tramo salarial, llegó de Nación, del gobierno de Macri, una suma de unos 630 millones de pesos. Habrá que ver esta semana, si el Gobierno de Chubut termina los amparos y los presenta en la Justicia Federal, por la reducción de IVA a alimentos de la canasta básica, y por el congelamiento del precio del crudo, que afectará muy fuerte la producción petrolera. Si esos amparos se demoran, tendrán razón quienes hicieron correr durante toda la semana, que el anticipo de aquellos seiscientos millones y las acciones legales, iban en realidad de la mano. Y si fuera así... ¿quién podría decir algo? Hubiera sido una catástrofe política para el Gobierno no llegar a tiempo con el segundo tramo del pago escalonado de salarios.

La foto de la semana

   

Dos cartas del gobierno para capear la crisis. El apoyo mutuo con Alberto Fernández, un virtual presidente electo, y una conversación más amable con los gremios, con el protagonismo del ministro de Economía Oscar Antonena, en lugar de Federico Massoni, cuya presencia parece ser irritante para los dirigentes sindicales. Ambas fotos componen nuestra Imagen de la Semana.

 

El año escolar está irremediablemente perdido

No caben dudas, el año escolar en Chubut está perdido. Por más buena voluntad que se ponga cuando finalice el conflicto con los gremios -no se vislumbra que sea pronto- resulta imposible que los alumnos de las escuelas públicas puedan recuperar los contenidos que no se brindaron. Una vez más, los chicos se llevan la peor parte de una crisis.
Y no se trata sólo de los días de clases perdidos por un paro docente, parece lejano en el tiempo pero ya antes del receso invernal hubo medidas de fuerza de los auxiliares de Educación que tampoco permitieron el normal dictado de clases. Sin dejar de lado los permanentes problemas de toda índole en los edificios escolares: desde falta de calefacción a problemas eléctricos y de filtraciones.
Por cierto, en el mejor de los casos, si la totalidad de los docentes volvieran a las aulas hoy mismo, las refacciones en las escuelas lejos están de haberse concluido, por lo que tampoco podrían dictar clases en varios establecimientos de la provincia. Se trata de los mismos problemas -ahora agravados por el tiempo transcurrido- que debió haber corregido la ex ministra de Educación y diputada provincial electa por el oficialismo, Graciela Cigudosa, quien junto a otros ex funcionarios y algunos empresarios, está siendo investigada por fraude con las obras en las escuelas públicas y cuyas consecuencias están a la vista.
Ironías de una provincia con particularidades únicas, el 2019 comenzó con un paro docente cuando ya había sellado un acuerdo paritario con el Gobierno con aumento salarial incluido. Aquella medida de fuerza fue en solidaridad con los maestros de la provincia de Buenos Aires y el líder sindical Roberto Baradel. De aquella incomprensible medida «solidaria», no apareció respuesta ahora desde el gremio bonaerense cuando los docentes de Chubut cobran de manera escalonada, no cuentan con obra social y tampoco tienen escuelas en condiciones. No llamó la atención entonces, que en los últimos días algunos trabajadores de la Educación de Chubut comenzarán a reclamar la nacionalización del conflicto, ante la ausencia de aquellos con los que fueron solidarios en marzo.
¿Quién puede dudar de lo justo del reclamo de los estatales? Pero también es cierto que en Chubut, como en el resto del país, poco se habla de educación y mucho de cuestiones salariales. Claro que es lógico, razonable y hasta necesario que los trabajadores exijan salarios acordes a la función. Sin embargo, todo esto no debe dejar de lado que resulta indispensable que en algún momento se comience a discutir una modernización escolar.
Chubut fue la provincia con más días de paro a lo largo del 2018, superando ampliamente a Neuquén y provincia de Buenos Aires. A lo largo del año pasado se llegó a 78 días de paro. Y si tomamos el promedio histórico desde 1983 con el retorno de la democracia, hasta el 2018, las provincias patagónicas están al tope de las que más paros docentes tuvieron. La estadística marca que Neuquén y Santa Cruz tuvieron 16 días de paro por año como promedio; Chubut y Río Negro 15 días por año; pero el promedio a nivel país fue de 12 días de huelga. Está claro que la crisis no es solo económica y que sus consecuencias irán mucho más allá de los días en que el Estado en Chubut permanezca parado.

... Se dice que

... el intendente Adrián Maderna se habría decidido a hacer una vida un poco más sana y habría comenzado un entrenamiento acorde a una persona con sus responsabilidades. Atento a las situaciones de preocupación permanente que debe afrontar un funcionario con semejante responsabilidad, la actividad física resulta necesaria para la salud.

... tal es así, que se lo habría visto muy compenetrado realizando ejercicios en un gimnasio de la zona sur de Trelew.

... coincidencias que se dan en una ciudad como la nuestra, al gimnasio al que estaría asistiendo el intendente se lo vincula con alguna inversión que tendría el ministro Coordinador de la Provincia, Federico Massoni, desde antes de incorporarse al Gobierno de Mariano Arcioni.

... se desconoce si Maderna recibió algún tipo de consejo de Massoni sobre la rutina de ejercicios a seguir y que tan buen resultado le ha dado al actual jefe de gabinete. 

... hablando de Massoni, no pasó desapercibida su ausencia en la última reunión de los representantes del Gobierno Provincial el último viernes con la Mesa de Unidad Sindical en Rawson.

... el jefe de Gabinete había sido protagonista principal de los encuentros anteriores, que sólo derivaron en mayor crispación de los gremios y en un endurecimiento de las medidas de fuerza y varios cortes de rutas a diario en distintos puntos de la provincia. 

... por cierto, los representantes sindicales reconocieron a la salida de la reunión del viernes -a la que no asistió Massoni- que por primera vez el Gobierno evidenció alguna voluntad de acercar posiciones en el contexto de crisis.

... el ministro Massoni debió ceder protagonismo, luego de una semana infortunada en que se mostró en piquetes y protestas de «mano dura», pero que terminó de descanso en La Hoya mientras miles de chubutenses cuentan los días, horas y minutos que quedan para cobrar.

... en el Gobierno hubo quienes de modo muy discreto, estuvieron siguiendo la «trazabilidad» del chisme en el que el gobernador Arcioni quedó enredado con la actriz, modelo, bailarina y vedette Luciana «Luly» Salazar. Luego de la desmentida de mitad de semana, no se volvió a hablar del tema. Sin embargo, al mandatario le habrían acercado una versión, respecto de las amistades chubutenses de uno de los periodistas «chimenteros» que circuló la versión, Angel De Brito. Y parece que esa «amistad» tendría paladar negro dasnevista.

... en medio de la crisis de la provincia casi nadie piensa en elecciones. Pero en el Partido Justicialista hay un rumor: votar en septiembre autoridades partidarias, para dejar «afuera» a Ricardo Sastre y a Adrián Maderna. ¿Habrá tiempo para ello? Otras versiones apuntan a que estos comicios internos sean en febrero.

... del mismo modo, hay radicales ansiosos esperando el plenario provincial para definir a la próxima conducción del partido. Será después de octubre, para que los candidatos a intendente que están en carrera y que se eligen el 27 de ese mes, «corran con tranquilidad», dijeron las fuentes.

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Urgencias, y emergencias financieras que afectan a todos

El Gobierno apuesta a todo o nada. Saldrían al mercado con emisión de letras, aunque no alcanzaría para resolver las dificultades de fondo. La economía doméstica se erosiona. Angustia, incertidumbre, y una semana que arranca con cinco días más de huelga.

La economia domestica de los chubutenses...
...ingresó en una fuerte crisis, de la mano de los problemas del Estado para pagar sueldos, servicios a proveedores, o para mover algo de obra pública.
Las cooperativas de servicios públicos de luz y agua registraron este mes hasta un 40 % de demoras en los pagos de sus clientes, y de moras con hasta dos y tres boletas sin pagar.
Familias que tienen a sus hijos estudiando en Buenos Aires, Córdoba, La Plata o Santa Fe, están gestionando los retornos porque no pueden mantener ni pagar a tiempo las obligaciones que conlleva formar a un chico afuera: alquileres, servicios y gastos ante particulares que no tienen por qué conocer la crisis de Chubut.
Tarjetas inhabilitadas, créditos morosos, la postergación de decisiones de compra, cuotas de autos, créditos UVA hipotecarios, ya eran difíciles de cumplir con la inflación que no cede. Ahora, con el atraso en el pago de los salarios, es poco menos que imposible.
Las familias que destinaban dos o tres mil pesos por mes a recreación, a salir a comer afuera, pedir un delivery, o al esparcimiento, usan esa plata para «la diaria», o para pagar la luz.
De los ocho locales de comidas que llegó a haber en el shopping de Trelew, ayer a la tarde había abiertos tres, con apenas unas ocho mesas ocupadas.

No hay nuevos trabajos...
...y se compra y vende menos que nunca. En julio, el atraso salarial generó un cimbronazo. Pero en agosto, la baja en las ventas fue muy notoria.
Personal jerárquico de una proveedora de insumos de salud, órbita entre el Ministerio y la obra social de la Provincia, buscando cobrar. Siempre le dicen lo mismo. «No hay novedades» o «no depositaron». Han pedido por favor, llorando y rezando. No hubo forma.
Proveedores del Estado de Chubut, muchos de ellos, se encuentran ante la disyuntiva de aguantar -los que tengan espaldas- o de fundirse, cerrar y generar despidos.
La macroeconomía mala del país se agravó al «por mil» con la crisis financiera de Chubut. La gente lo está sufriendo con una cadena de pagos explotada. Alquileres, gas, luz, tarjetas, servicios, créditos y cuotas se pagan con atraso o no se pagan.
Con cualquier persona que se hable en la provincia, el tema será la crisis. Si esa persona no es del mundo de la política, la charla estará cargada de angustia, estrés, preocupación.

Lo que prima...
...es el desconcierto. Nadie sabe qué va a pasar. Y no está claro si el Gobierno tiene una solución a mano, si van «semana a semana» al ritmo de lo que pueden pagar, o si el gabinete está paralizado por la magnitud de la crisis. 
Hay dos caminos por recorrer. Resolver la ecuación de ingresos y gastos de manera urgente, tomar deuda, y hacer un gran acuerdo político, social, gremial y empresario para «aguantar» entre todos los actores. Hay otras ideas en danza. Volvió a escucharse el plan de generar un fideicomiso de por lo menos 50 millones de dólares, cuyos fondos sean integrados por las grandes empresas que operan en Chubut -petroleras, energéticas, construcción- para mover la economía local y generar al menos 5.000 puestos de trabajo en la construcción, inmediatamente, y con ello mover un poco la rueda local.
El ministro de Economía, Oscar Antonena, lo explicó con claridad. Hay un déficit operativo mensual de 1.600 millones de pesos. Esta semana se saldría al mercado con «Letras de Tesorería» de la Provincia, una toma de deuda rápida de vencimientos mensuales; para aguantar un poco más. Lejos está de ser una solución de fondo. Es una emergencia.
Por la toma de letras a corto plazo, la Provincia deberá pagar intereses muy grandes, con una complicación adicional. Esta semana también Nación sale a emitir letras del Tesoro, el miércoles. Chubut deberá ofrecer condiciones imposibles para captar fondos de los inversores. Sobre todo porque la economía del país es una coctelera. En el Gobierno, las fuentes consultadas dijeron que van a esperar el comportamiento del mercado respecto de la toma de deuda de Nación, antes de emitir la deuda propia.
Este jueves vence el último tramo salarial de julio, el de los sueldos más altos. Representa casi 1.570 millones de pesos. Los dos tramos anteriores fueron de 900 millones cada uno. El de esta semana será en verdad difícil.

Los intendentes...
...están muy preocupados. Saben que la baja en la recaudación empezará a afectar sus propias cuentas. El comodorense Carlos Linares, ex candidato a gobernador, estuvo este fin de semana en contacto con sus colegas del Valle y la Cordillera. Habló también con referentes del Partido Justicialista. La conclusión, compartida por dirigentes de Cambiemos, es que estamos ante un gobierno «que no se deja ayudar».

Enojado con los gremios...
...que hacen huelgas, la semana pasada, el ministro coordinador Federico Massoni dijo que «el gobernador Arcioni tiene un plan». Puede que el Gobierno tenga un problema de comunicación, porque tal plan no fue explicitado. Por el contrario, aparecen contradicciones entre miembros del Poder Ejecutivo respecto de la magnitud de la crisis, cuánto va a durar, o qué horizonte hay sobre los pagos.
La última idea transmitida el viernes ante los gremios fue la de pagar salarios en cuotas, a todos un poco cada vez, reducir la cantidad de pagos de tres a dos, y anunciar el jueves 29 fechas de pago de aumentos y cláusulas gatillo.
No sería una buena idea pagar en cuotas. Los salarios podrían rendir aún menos, en los de por sí castigados bolsillos de los trabajadores estatales.
El gobernador Arcioni suele quejarse con amargura de la falta de comprensión de los gremios, y de la política en general. Forjado en la actividad privada en la que el esfuerzo personal y la toma de riesgos tienen que ver con el éxito, al mandatario -que acaba de ser reelecto por cuatro años, con un apoyo mayoritario de los chubutenses- le cuesta más que a los políticos tradicionales ver la parte «medio vacía» del vaso. Pero no hay en su gabinete espaldas políticas con peso suficiente, como para ayudarle en ese trance y emprender negociaciones con los sindicatos y la oposición, y también con las empresas de todos los sectores. El gabinete provincial es de baja intensidad política. Sería una buena idea reforzarlo con intendentes, ex intendentes, personalidades de peso de las distintas canteras políticas de la provincia, para ayudar a la comprensión de la crisis e imaginar soluciones, avanzando a la vez en mejorar ingresos, generar nuevas actividades, y ordenar los gastos, algo impostergable.

Para avanzar en un gran acuerdo...
...habría que despojarse de la idea de la conspiración permanente. 
No ayuda que el poderoso dirigente petrolero Jorge «Loma» Avila alimente versiones destituyentes y las corporice con nombre y apellido en la persona de Ricardo Sastre, intendente de Puerto Madryn y vicegobernador electo. ¿Qué van a hacer el diez de diciembre, si se supera la crisis financiera, se van a dar un abrazo?
Las peleas políticas de semejante calibre no ayudan a generar confianza en nadie. Ni en los ciudadanos de a pie que viven esta crisis con desconcierto, ni en aquéllos que podrían ayudar, como las empresas, o como Alberto Fernández, quien salvo una catástrofe electoral nunca vista, será el nuevo presidente de los argentinos.
Nadie en el Gobierno, ni un solo subsecretario, ministro, o el gobernador, desmintieron los dichos incendiarios de «Loma» Avila. Entonces... ¿Todos creen en el Gobierno que hay una conspiración para derrocar a Arcioni?
Sastre no quiere ni hablar, refugiado en Puerto Madryn, mientras ve cómo la economía de su ciudad también se resiente con la crisis. No es la única. En Comodoro tiemblan con el anuncio de Pan American Energy, la operadora petrolera más grande, que reprogramará actividades por los cortes frecuentes de ruta en Comodoro y Sarmiento. Ni a PAE, ni a YPF, ni a nadie les conviene un «barril criollo» de 45 dólares como el fijado por el Gobierno. Y esta semana habrá paro petrolero. A la crisis financiera de Chubut habrá que agregar pérdidas de regalías, y de ingresos coparticipables por IVA, más la baja de recaudación propia por menores ventas y caída en la actividad.

La mala economia...
...de Macri y la excesiva confianza en los gastos y paritarias locales, generaron que el déficit operativo se multiplique por seis desde que murió Mario Das Neves. Indefectiblemente, el gobernador Arcioni deberá emprender un ajuste fuerte, ahora, o después del 10 de diciembre, cuando asuma un gobierno que le será enteramente propio.
Hay quienes creen que el Gobernador está jugando todas sus fichas a un «pleno». A que el Estado nacional ayude a la provincia con un generoso aporte, una vez que Alberto Fernández -si gana, algo que parece seguro- asuma como presidente de la Nación. Si ése es el plan, sería bueno decirlo. «Hay que votar por Alberto porque nos va a ayudar a pagar las cuentas», sería el mensaje. Pero no hubo conversaciones entre Arcioni y el candidato a presidente, respecto de ese punto en particular. «Alberto entiende muy bien la situación, pero la verdad es que no le hemos hecho el planteo concreto de que nos presten plata...», dicen en Fontana 50.
Entretanto, se supo que la semana pasada, antes de completar el pago del segundo tramo salarial, llegó de Nación, del gobierno de Macri, una suma de unos 630 millones de pesos. Habrá que ver esta semana, si el Gobierno de Chubut termina los amparos y los presenta en la Justicia Federal, por la reducción de IVA a alimentos de la canasta básica, y por el congelamiento del precio del crudo, que afectará muy fuerte la producción petrolera. Si esos amparos se demoran, tendrán razón quienes hicieron correr durante toda la semana, que el anticipo de aquellos seiscientos millones y las acciones legales, iban en realidad de la mano. Y si fuera así... ¿quién podría decir algo? Hubiera sido una catástrofe política para el Gobierno no llegar a tiempo con el segundo tramo del pago escalonado de salarios.

La foto de la semana

   

Dos cartas del gobierno para capear la crisis. El apoyo mutuo con Alberto Fernández, un virtual presidente electo, y una conversación más amable con los gremios, con el protagonismo del ministro de Economía Oscar Antonena, en lugar de Federico Massoni, cuya presencia parece ser irritante para los dirigentes sindicales. Ambas fotos componen nuestra Imagen de la Semana.

 

El año escolar está irremediablemente perdido

No caben dudas, el año escolar en Chubut está perdido. Por más buena voluntad que se ponga cuando finalice el conflicto con los gremios -no se vislumbra que sea pronto- resulta imposible que los alumnos de las escuelas públicas puedan recuperar los contenidos que no se brindaron. Una vez más, los chicos se llevan la peor parte de una crisis.
Y no se trata sólo de los días de clases perdidos por un paro docente, parece lejano en el tiempo pero ya antes del receso invernal hubo medidas de fuerza de los auxiliares de Educación que tampoco permitieron el normal dictado de clases. Sin dejar de lado los permanentes problemas de toda índole en los edificios escolares: desde falta de calefacción a problemas eléctricos y de filtraciones.
Por cierto, en el mejor de los casos, si la totalidad de los docentes volvieran a las aulas hoy mismo, las refacciones en las escuelas lejos están de haberse concluido, por lo que tampoco podrían dictar clases en varios establecimientos de la provincia. Se trata de los mismos problemas -ahora agravados por el tiempo transcurrido- que debió haber corregido la ex ministra de Educación y diputada provincial electa por el oficialismo, Graciela Cigudosa, quien junto a otros ex funcionarios y algunos empresarios, está siendo investigada por fraude con las obras en las escuelas públicas y cuyas consecuencias están a la vista.
Ironías de una provincia con particularidades únicas, el 2019 comenzó con un paro docente cuando ya había sellado un acuerdo paritario con el Gobierno con aumento salarial incluido. Aquella medida de fuerza fue en solidaridad con los maestros de la provincia de Buenos Aires y el líder sindical Roberto Baradel. De aquella incomprensible medida «solidaria», no apareció respuesta ahora desde el gremio bonaerense cuando los docentes de Chubut cobran de manera escalonada, no cuentan con obra social y tampoco tienen escuelas en condiciones. No llamó la atención entonces, que en los últimos días algunos trabajadores de la Educación de Chubut comenzarán a reclamar la nacionalización del conflicto, ante la ausencia de aquellos con los que fueron solidarios en marzo.
¿Quién puede dudar de lo justo del reclamo de los estatales? Pero también es cierto que en Chubut, como en el resto del país, poco se habla de educación y mucho de cuestiones salariales. Claro que es lógico, razonable y hasta necesario que los trabajadores exijan salarios acordes a la función. Sin embargo, todo esto no debe dejar de lado que resulta indispensable que en algún momento se comience a discutir una modernización escolar.
Chubut fue la provincia con más días de paro a lo largo del 2018, superando ampliamente a Neuquén y provincia de Buenos Aires. A lo largo del año pasado se llegó a 78 días de paro. Y si tomamos el promedio histórico desde 1983 con el retorno de la democracia, hasta el 2018, las provincias patagónicas están al tope de las que más paros docentes tuvieron. La estadística marca que Neuquén y Santa Cruz tuvieron 16 días de paro por año como promedio; Chubut y Río Negro 15 días por año; pero el promedio a nivel país fue de 12 días de huelga. Está claro que la crisis no es solo económica y que sus consecuencias irán mucho más allá de los días en que el Estado en Chubut permanezca parado.

... Se dice que

... el intendente Adrián Maderna se habría decidido a hacer una vida un poco más sana y habría comenzado un entrenamiento acorde a una persona con sus responsabilidades. Atento a las situaciones de preocupación permanente que debe afrontar un funcionario con semejante responsabilidad, la actividad física resulta necesaria para la salud.

... tal es así, que se lo habría visto muy compenetrado realizando ejercicios en un gimnasio de la zona sur de Trelew.

... coincidencias que se dan en una ciudad como la nuestra, al gimnasio al que estaría asistiendo el intendente se lo vincula con alguna inversión que tendría el ministro Coordinador de la Provincia, Federico Massoni, desde antes de incorporarse al Gobierno de Mariano Arcioni.

... se desconoce si Maderna recibió algún tipo de consejo de Massoni sobre la rutina de ejercicios a seguir y que tan buen resultado le ha dado al actual jefe de gabinete. 

... hablando de Massoni, no pasó desapercibida su ausencia en la última reunión de los representantes del Gobierno Provincial el último viernes con la Mesa de Unidad Sindical en Rawson.

... el jefe de Gabinete había sido protagonista principal de los encuentros anteriores, que sólo derivaron en mayor crispación de los gremios y en un endurecimiento de las medidas de fuerza y varios cortes de rutas a diario en distintos puntos de la provincia. 

... por cierto, los representantes sindicales reconocieron a la salida de la reunión del viernes -a la que no asistió Massoni- que por primera vez el Gobierno evidenció alguna voluntad de acercar posiciones en el contexto de crisis.

... el ministro Massoni debió ceder protagonismo, luego de una semana infortunada en que se mostró en piquetes y protestas de «mano dura», pero que terminó de descanso en La Hoya mientras miles de chubutenses cuentan los días, horas y minutos que quedan para cobrar.

... en el Gobierno hubo quienes de modo muy discreto, estuvieron siguiendo la «trazabilidad» del chisme en el que el gobernador Arcioni quedó enredado con la actriz, modelo, bailarina y vedette Luciana «Luly» Salazar. Luego de la desmentida de mitad de semana, no se volvió a hablar del tema. Sin embargo, al mandatario le habrían acercado una versión, respecto de las amistades chubutenses de uno de los periodistas «chimenteros» que circuló la versión, Angel De Brito. Y parece que esa «amistad» tendría paladar negro dasnevista.

... en medio de la crisis de la provincia casi nadie piensa en elecciones. Pero en el Partido Justicialista hay un rumor: votar en septiembre autoridades partidarias, para dejar «afuera» a Ricardo Sastre y a Adrián Maderna. ¿Habrá tiempo para ello? Otras versiones apuntan a que estos comicios internos sean en febrero.

... del mismo modo, hay radicales ansiosos esperando el plenario provincial para definir a la próxima conducción del partido. Será después de octubre, para que los candidatos a intendente que están en carrera y que se eligen el 27 de ese mes, «corran con tranquilidad», dijeron las fuentes.

 

Conectar
Crear cuenta