MENÚ
Cargando...

Renegociación de la deuda: anoche cerraba el plazo de aceptación de bonistas a la propuesta de Chubut

Fue un día de intensas negociaciones para seducir a bonistas con la propuesta provincial. Se inició el día con un 50% de aceptación; se necesitaba un mínimo del 75%. Al cierre de esta edición se habría superado ese porcentaje.

Por REDACCIÓN CHUBUT

A las 23:59 del jueves vencía el plazo para la aceptación de la oferta de la refinanciación de la deuda internacional de Chubut. Luego de dos meses de negociaciones entre los representantes provinciales y los tenedores de bonos en dólares de la deuda, se había alcanzado una aceptación del 50% de los acreedores en las charlas previas. Sin embargo, para poder avanzar con la reestructuración que tanto necesita el Gobierno, es necesario que al menos el 75% de los bonistas acepten la propuesta del equipo económico y los operadores de la deuda. 
En ese objetivo trabajaban hasta anoche los operadores de la Unión de Bancos Suizos (UBS), que es la entidad contratada para la negociación ante los bonistas extranjeros. Y al menos hasta el cierre de esta edición, las perspectivas eran positivas; incluso según pudo saber EL CHUBUT se habrían acercado a una aceptación del 90% del total de tenedores de bonos de la deuda provincial.

PROPUESTA Y NONISTAS
Los tenedores de los bonos en dólares de Chubut, son en su gran mayoría fondos de jubilación europeos.
Aunque rige un acuerdo de confidencialidad entre las partes durante la negociación, la Provincia habría logrado más plazo de pago a través de un fideicomiso en dólares con una tasa del 7% anual y garantizado con regalías hidrocarburíferas.
Ocurre que ante la baja del precio del petróleo y la consecuente caída en el consumo por la pandemia de coronavirus, se hacía imposible cubrirlo. Por lo tanto, se habrían modificado los montos y plazos de amortización haciendo un bono más atractivo para los acreedores. Eso hacía subir la adhesión a la propuesta de Chubut.

DOS MESES DE NEGOCIACIONES
Promediaba agosto cuando comenzaron las negociaciones formales y tras la aprobación de la Legislatura para tratar de reestructurar alrededor de 900 millones de dólares que debe pagar Chubut. 
El valor nominal es de 700 millones de dólares, constituídos por 650 millones del Bocade (Bono de Cancelación de Deuda) y 50 millones del Bopro (Programa de Obra Pública), aunque se estira la cifra por los intereses.
En el Ministerio de Economía que conduce Oscar Antonena, crecieron las expectativas de lograr buenos resultados a partir que el Gobierno nacional alcanzó su propio acuerdo con bonistas extranjeros, tarea que estuvo a cargo del ministro Martín Guzmán. Ocurre que los tenedores de bonos de la Argentina son casi los mismos que los de Chubut.
Sin embargo, en el caso de la provincia hay una cuestión muy diferente y tiene que ver con la garantía de las regalías hidrocarburíferas, dado que el descuento es automático en favor de los acreedores.
A todo esto, Chubut aunó criterios con Neuquén, Tierra del Fuego y Mendoza que también iniciaron el proceso de reperfilamiento de sus deudas y cuenta con el mismo sistema de descuento por un fideicomiso.

LOS BONOS
El Bocade, tomado durante la gestión del ex gobernador Mario Das Neves, contempló como garantía a las regalías hidrocarburíferas que se debitan de manera automática de las compañías petroleras, por lo que se trata de una deuda no defaulteable.
Por ese bono, se pagaron hasta ahora más intereses que capital, por lo que los 650 millones de dólares están intactos para devolver y en octubre opera un vencimiento de 40 millones de dólares, pero ya se empezó a descontar.
La instrucción del gobernador Mariano Arcioni al equipo encargado de la negociación fue, en primera instancia, postergar ese vencimiento que debe afrontar la semana que viene el Estado provincial. 
La urgencia del Gobierno de Arcioni por renegociar la deuda obedece justamente a la necesidad de evitar el uso los ingresos por regalías petroleras, ya que la provincia prácticamente no dispondría de esos ingresos y agudizaría los atrasos salariales, aunque se anunció la salida del pago escalonado en noviembre. 
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Renegociación de la deuda: anoche cerraba el plazo de aceptación de bonistas a la propuesta de Chubut

Fue un día de intensas negociaciones para seducir a bonistas con la propuesta provincial. Se inició el día con un 50% de aceptación; se necesitaba un mínimo del 75%. Al cierre de esta edición se habría superado ese porcentaje.

A las 23:59 del jueves vencía el plazo para la aceptación de la oferta de la refinanciación de la deuda internacional de Chubut. Luego de dos meses de negociaciones entre los representantes provinciales y los tenedores de bonos en dólares de la deuda, se había alcanzado una aceptación del 50% de los acreedores en las charlas previas. Sin embargo, para poder avanzar con la reestructuración que tanto necesita el Gobierno, es necesario que al menos el 75% de los bonistas acepten la propuesta del equipo económico y los operadores de la deuda. 
En ese objetivo trabajaban hasta anoche los operadores de la Unión de Bancos Suizos (UBS), que es la entidad contratada para la negociación ante los bonistas extranjeros. Y al menos hasta el cierre de esta edición, las perspectivas eran positivas; incluso según pudo saber EL CHUBUT se habrían acercado a una aceptación del 90% del total de tenedores de bonos de la deuda provincial.

PROPUESTA Y NONISTAS
Los tenedores de los bonos en dólares de Chubut, son en su gran mayoría fondos de jubilación europeos.
Aunque rige un acuerdo de confidencialidad entre las partes durante la negociación, la Provincia habría logrado más plazo de pago a través de un fideicomiso en dólares con una tasa del 7% anual y garantizado con regalías hidrocarburíferas.
Ocurre que ante la baja del precio del petróleo y la consecuente caída en el consumo por la pandemia de coronavirus, se hacía imposible cubrirlo. Por lo tanto, se habrían modificado los montos y plazos de amortización haciendo un bono más atractivo para los acreedores. Eso hacía subir la adhesión a la propuesta de Chubut.

DOS MESES DE NEGOCIACIONES
Promediaba agosto cuando comenzaron las negociaciones formales y tras la aprobación de la Legislatura para tratar de reestructurar alrededor de 900 millones de dólares que debe pagar Chubut. 
El valor nominal es de 700 millones de dólares, constituídos por 650 millones del Bocade (Bono de Cancelación de Deuda) y 50 millones del Bopro (Programa de Obra Pública), aunque se estira la cifra por los intereses.
En el Ministerio de Economía que conduce Oscar Antonena, crecieron las expectativas de lograr buenos resultados a partir que el Gobierno nacional alcanzó su propio acuerdo con bonistas extranjeros, tarea que estuvo a cargo del ministro Martín Guzmán. Ocurre que los tenedores de bonos de la Argentina son casi los mismos que los de Chubut.
Sin embargo, en el caso de la provincia hay una cuestión muy diferente y tiene que ver con la garantía de las regalías hidrocarburíferas, dado que el descuento es automático en favor de los acreedores.
A todo esto, Chubut aunó criterios con Neuquén, Tierra del Fuego y Mendoza que también iniciaron el proceso de reperfilamiento de sus deudas y cuenta con el mismo sistema de descuento por un fideicomiso.

LOS BONOS
El Bocade, tomado durante la gestión del ex gobernador Mario Das Neves, contempló como garantía a las regalías hidrocarburíferas que se debitan de manera automática de las compañías petroleras, por lo que se trata de una deuda no defaulteable.
Por ese bono, se pagaron hasta ahora más intereses que capital, por lo que los 650 millones de dólares están intactos para devolver y en octubre opera un vencimiento de 40 millones de dólares, pero ya se empezó a descontar.
La instrucción del gobernador Mariano Arcioni al equipo encargado de la negociación fue, en primera instancia, postergar ese vencimiento que debe afrontar la semana que viene el Estado provincial. 
La urgencia del Gobierno de Arcioni por renegociar la deuda obedece justamente a la necesidad de evitar el uso los ingresos por regalías petroleras, ya que la provincia prácticamente no dispondría de esos ingresos y agudizaría los atrasos salariales, aunque se anunció la salida del pago escalonado en noviembre. 
 

Conectar
Crear cuenta