MENÚ
Cargando...

Murió el hombre que recibió 7 tiros en una presunta pelea

Murió ayer Elvio Williams, el hombre de 41 años que agonizaba en el hospital desde el 7 de noviembre, cuando recibió siete balazos en la calle en un feroz episodio que ocurrió en el barrio Tiro Federal de Trelew, al que se lo vinculó desde un comienzo con un enfrentamiento que él presuntamente venía teniendo con miembros de la Uocra. De hecho, uno de los dos sujetos que están detenidos por el caso es hijo de un sindicalista de esa organización gremial. 

Por REDACCIÓN CHUBUT

Ambos estaban con arresto domiciliario desde el momento en que se entregaron en los tribunales, unos días después del violento suceso y ayer ni bien se conoció la infausta novedad, de que la víctima había fallecido, rápido de reflejos el fiscal del caso gestionó ante el juez la detención en un establecimiento policial antes de realizar con ellos la audiencia de control en la que se les imputó un homicidio agravado. 
Los detenidos son Juan Alberto Villafañe y Jonathan Gardini. A ambos se les atribuye haber participado del hecho en el que Williams recibió los siete tiros y haber herido también a un hermanastro de él, que lo acompañaba en ese momento, quien fue alcanzado por un disparo en una pierna.  
El hecho ocurrió la noche del 7 de noviembre en el barrio Tiro Federal, en la zona norte de Trelew, al momento en que -presuntamente- la víctima y su circunstancial acompañante se desplazaban a pie por las inmediaciones de las calles Caritas y Cabrera; lugar en el que la policía encontró varias vainas servidas de una pistola calibre 9 milímetros. Algunos tiros dieron incluso en un auto estacionado y en una vivienda en la que los investigadores hallaron un orificio en el vidrio de una de las ventanas. Fue tanta la ferocidad con la que actuaron los asesinos que no se fijaron que estaban poniendo en riesgo también  la vida de terceros, de vecinos que nada tenían que ver con ellos y con las víctimas. 
Desde el momento en que llegó al hospital, Williams tenía riesgo de muerte. De hecho lo intervinieron de urgencia y después terminó en terapia intensiva con un respirador. Su caso se dio en un fin de semana en el que en Trelew hubo balaceras por todos lados y otros cuatro heridos. 
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Murió el hombre que recibió 7 tiros en una presunta pelea

Murió ayer Elvio Williams, el hombre de 41 años que agonizaba en el hospital desde el 7 de noviembre, cuando recibió siete balazos en la calle en un feroz episodio que ocurrió en el barrio Tiro Federal de Trelew, al que se lo vinculó desde un comienzo con un enfrentamiento que él presuntamente venía teniendo con miembros de la Uocra. De hecho, uno de los dos sujetos que están detenidos por el caso es hijo de un sindicalista de esa organización gremial. 

Ambos estaban con arresto domiciliario desde el momento en que se entregaron en los tribunales, unos días después del violento suceso y ayer ni bien se conoció la infausta novedad, de que la víctima había fallecido, rápido de reflejos el fiscal del caso gestionó ante el juez la detención en un establecimiento policial antes de realizar con ellos la audiencia de control en la que se les imputó un homicidio agravado. 
Los detenidos son Juan Alberto Villafañe y Jonathan Gardini. A ambos se les atribuye haber participado del hecho en el que Williams recibió los siete tiros y haber herido también a un hermanastro de él, que lo acompañaba en ese momento, quien fue alcanzado por un disparo en una pierna.  
El hecho ocurrió la noche del 7 de noviembre en el barrio Tiro Federal, en la zona norte de Trelew, al momento en que -presuntamente- la víctima y su circunstancial acompañante se desplazaban a pie por las inmediaciones de las calles Caritas y Cabrera; lugar en el que la policía encontró varias vainas servidas de una pistola calibre 9 milímetros. Algunos tiros dieron incluso en un auto estacionado y en una vivienda en la que los investigadores hallaron un orificio en el vidrio de una de las ventanas. Fue tanta la ferocidad con la que actuaron los asesinos que no se fijaron que estaban poniendo en riesgo también  la vida de terceros, de vecinos que nada tenían que ver con ellos y con las víctimas. 
Desde el momento en que llegó al hospital, Williams tenía riesgo de muerte. De hecho lo intervinieron de urgencia y después terminó en terapia intensiva con un respirador. Su caso se dio en un fin de semana en el que en Trelew hubo balaceras por todos lados y otros cuatro heridos. 
 

Conectar
Crear cuenta