MENÚ
Cargando...

Detuvieron en Uruguay al militante que disparó el mortero en las protestas del 2017

Romero fue capturado en la ciudad de Chuy en el partido de Rocha, Uruguay, cerca del paso fronterizo con Brasil, tras una investigación del área de Interpol de la policía uruguaya, en coordinación con la Policía Federal Argentina.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Sebastián Romero, el militante de izquierda que se encontraba prófugo desde las protestas de 2017 contra la reforma previsional donde fue captado disparando con un mortero casero a las fuerzas de seguridad, fue detenido hoy en Uruguay por agentes de Interpol.

Romero fue capturado en la ciudad de Chuy en el partido de Rocha, Uruguay, cerca del paso fronterizo con Brasil, tras una investigación del área de Interpol de la policía uruguaya, en coordinación con la Policía Federal Argentina.

El militante del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PTSU) estaba prófugo desde diciembre de 2017, cuando se llevó a cabo una fuerte protesta frente al Congreso contra la reforma previsional impulsada por la gestión del entonces presidente Mauricio Macri.

En medio del violento enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes que se dio en ese contexto, Romero fue fotografiado disparando con un mortero casero, una imagen que luego se hizo viral en las redes sociales donde comenzaron rápidamente a llamarlo "el Gordo Mortero".

El militante fue imputado por intimidación pública, daño, lesiones, resistencia a la autoridad y perturbación de la sesión del Congreso, entre otros delitos, y pasó dos años prófugo.

En enero de 2018 el Ministerio de Seguridad de la Nación que por entonces encabezaba Patricia Bullrich ofreció públicamente una recompensa de un millón de pesos para quien aportara datos sobre el paradero de Romero.

En marzo del mismo año, el entonces juez federal Sergio Torres ordenó la captura internacional del militante del PTSU, al tiempo que se difundían imágenes sobre sus posibles cambios de aspecto para eludir a la Justicia.

Y es que la imagen que lo retrató disparando el arma casera era la de un hombre que destacaba por sus rastas y barba.

Romero, de 35 años, es oriundo de la ciudad de Rosario, fue delegado de los trabajadores de General Motors y precandidato a diputado nacional por el PSTU.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Detuvieron en Uruguay al militante que disparó el mortero en las protestas del 2017

Romero fue capturado en la ciudad de Chuy en el partido de Rocha, Uruguay, cerca del paso fronterizo con Brasil, tras una investigación del área de Interpol de la policía uruguaya, en coordinación con la Policía Federal Argentina.

Sebastián Romero, el militante de izquierda que se encontraba prófugo desde las protestas de 2017 contra la reforma previsional donde fue captado disparando con un mortero casero a las fuerzas de seguridad, fue detenido hoy en Uruguay por agentes de Interpol.

Romero fue capturado en la ciudad de Chuy en el partido de Rocha, Uruguay, cerca del paso fronterizo con Brasil, tras una investigación del área de Interpol de la policía uruguaya, en coordinación con la Policía Federal Argentina.

El militante del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PTSU) estaba prófugo desde diciembre de 2017, cuando se llevó a cabo una fuerte protesta frente al Congreso contra la reforma previsional impulsada por la gestión del entonces presidente Mauricio Macri.

En medio del violento enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes que se dio en ese contexto, Romero fue fotografiado disparando con un mortero casero, una imagen que luego se hizo viral en las redes sociales donde comenzaron rápidamente a llamarlo "el Gordo Mortero".

El militante fue imputado por intimidación pública, daño, lesiones, resistencia a la autoridad y perturbación de la sesión del Congreso, entre otros delitos, y pasó dos años prófugo.

En enero de 2018 el Ministerio de Seguridad de la Nación que por entonces encabezaba Patricia Bullrich ofreció públicamente una recompensa de un millón de pesos para quien aportara datos sobre el paradero de Romero.

En marzo del mismo año, el entonces juez federal Sergio Torres ordenó la captura internacional del militante del PTSU, al tiempo que se difundían imágenes sobre sus posibles cambios de aspecto para eludir a la Justicia.

Y es que la imagen que lo retrató disparando el arma casera era la de un hombre que destacaba por sus rastas y barba.

Romero, de 35 años, es oriundo de la ciudad de Rosario, fue delegado de los trabajadores de General Motors y precandidato a diputado nacional por el PSTU.

Conectar
Crear cuenta