MENÚ
Cargando...

El periodismo, una brújula en tiempos que jamás se habían vivido

Hoy es el día del periodista.
La misión en tiempos de pandemia y crisis económica.

Por REDACCIÓN CHUBUT

El mundo vive una crisis inédita en la historia de la humanidad. Sólo comparable a pandemias que las generaciones del presente no hemos vivido, cuando el planeta era otro y la economía resistía mejor la pérdida de empleo y la destrucción del comercio en la industria tal como está ocurriendo en nuestro país -y en zonas de nuestra provincia- producto del prolongado aislamiento decretado por el gobierno nacional para protegernos del coronavirus.

En esta crisis feroz donde la pandemia fue acompañada de una «infordemia» de falsas noticias, el periodismo profesional se ha convertido en la brújula para orientar a la población. Los medios profesionales asentados en marcas de prestigio, integrados por periodistas y editores probados a lo largo del tiempo, son los que sobre la base de información certera y veraz recabada en fuentes reales, análisis de calidad y servicios; ayudan a resolver un problema angustiante para la población: cómo vivir, qué hacer, cómo leer y entender decretos y regulaciones, cuándo comprar, salir, vender, o cómo entender lo que ocurre a nuestro alrededor. Sobre todo en ciudades como Trelew, acechada por el coronavirus. Nos iba a tocar, en una ciudad que se ha ido empobreciendo.

Los periodistas y los medios profesionales le estamos ganando la batalla a la desinformación y las fake news. Las audiencias nos acompañan. Los medios regionales e hiperlocales están creciendo en audiencia desde que el virus llegó a Europa y saltó a América. El crecimiento es en la misma proporción en que muchos caen en una «pandemia» económica difícil de resolver. Casi todos los medios argentinos estamos obligados por la crisis a pagar salarios y aguinaldos en cuotas, con ayuda oficial, o con créditos. Muchos no van a sobrevivir. Porque los anunciantes están cayendo como moscas arrastrados por la crisis.
Como en cada asunto que nos ocupa, la Patagonia en general y Chubut en particular, tienen «especificidades» que hacen diferente nuestra tierra. 
En este momento, los periodistas y los medios integrados por la prensa profesional somos la polea de transmisión de aquello que los gobiernos intentan decir respecto de la pandemia, pero también de la crisis política, económica y social que se agravó por el «parate». Somos la tribuna pero también el punto de equilibrio, que llama a la razonabilidad, que intenta comprender y hacer comprender, para mantener a salvo la institucionalidad de la provincia.

Es una tarea gigante, porque a la vez nos sentimos guardianes de la democracia. Nos toca ese rol, del que estamos felices. Hay tantas definiciones de periodismo y de periodistas como medios, academias, facultades y periodistas hay en el mundo. Pero todo se resume en contar, decir, explicar, transmitir, enfocar, para ayudar a la mejor comprensión del mundo que nos rodea. Del mejor modo posible, con las herramientas que haya a disposición. Un lápiz y un papel o las plataformas digitales más avanzadas. Al final del día, lo que importa es haber contado bien las buenas historias. Eso, es dar servicio. Feliz día a todos los colegas periodistas. Y gracias a las audiencias, que dan sentido a nuestra profesión.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

El periodismo, una brújula en tiempos que jamás se habían vivido

Hoy es el día del periodista.
La misión en tiempos de pandemia y crisis económica.

El mundo vive una crisis inédita en la historia de la humanidad. Sólo comparable a pandemias que las generaciones del presente no hemos vivido, cuando el planeta era otro y la economía resistía mejor la pérdida de empleo y la destrucción del comercio en la industria tal como está ocurriendo en nuestro país -y en zonas de nuestra provincia- producto del prolongado aislamiento decretado por el gobierno nacional para protegernos del coronavirus.

En esta crisis feroz donde la pandemia fue acompañada de una «infordemia» de falsas noticias, el periodismo profesional se ha convertido en la brújula para orientar a la población. Los medios profesionales asentados en marcas de prestigio, integrados por periodistas y editores probados a lo largo del tiempo, son los que sobre la base de información certera y veraz recabada en fuentes reales, análisis de calidad y servicios; ayudan a resolver un problema angustiante para la población: cómo vivir, qué hacer, cómo leer y entender decretos y regulaciones, cuándo comprar, salir, vender, o cómo entender lo que ocurre a nuestro alrededor. Sobre todo en ciudades como Trelew, acechada por el coronavirus. Nos iba a tocar, en una ciudad que se ha ido empobreciendo.

Los periodistas y los medios profesionales le estamos ganando la batalla a la desinformación y las fake news. Las audiencias nos acompañan. Los medios regionales e hiperlocales están creciendo en audiencia desde que el virus llegó a Europa y saltó a América. El crecimiento es en la misma proporción en que muchos caen en una «pandemia» económica difícil de resolver. Casi todos los medios argentinos estamos obligados por la crisis a pagar salarios y aguinaldos en cuotas, con ayuda oficial, o con créditos. Muchos no van a sobrevivir. Porque los anunciantes están cayendo como moscas arrastrados por la crisis.
Como en cada asunto que nos ocupa, la Patagonia en general y Chubut en particular, tienen «especificidades» que hacen diferente nuestra tierra. 
En este momento, los periodistas y los medios integrados por la prensa profesional somos la polea de transmisión de aquello que los gobiernos intentan decir respecto de la pandemia, pero también de la crisis política, económica y social que se agravó por el «parate». Somos la tribuna pero también el punto de equilibrio, que llama a la razonabilidad, que intenta comprender y hacer comprender, para mantener a salvo la institucionalidad de la provincia.

Es una tarea gigante, porque a la vez nos sentimos guardianes de la democracia. Nos toca ese rol, del que estamos felices. Hay tantas definiciones de periodismo y de periodistas como medios, academias, facultades y periodistas hay en el mundo. Pero todo se resume en contar, decir, explicar, transmitir, enfocar, para ayudar a la mejor comprensión del mundo que nos rodea. Del mejor modo posible, con las herramientas que haya a disposición. Un lápiz y un papel o las plataformas digitales más avanzadas. Al final del día, lo que importa es haber contado bien las buenas historias. Eso, es dar servicio. Feliz día a todos los colegas periodistas. Y gracias a las audiencias, que dan sentido a nuestra profesión.
 

Conectar
Crear cuenta