MENÚ
Cargando...

En medio de disputas internas Meiszner y Otarola dejaron el Gobierno provincial

El secretario general le pidió la renuncia a la ministra investigada por la Justicia. Ella se negó a dejar el cargo y Arcioni la ratificó provocando la dimisión de Meiszner. Al final se fueron ambos. Un ex intendente y otro en uso de licencia serán los reemplazantes. 

Andrés Meiszner.
Por REDACCIÓN CHUBUT

«El cementerio está lleno de imprescindibles», se le escuchó decir ayer a media mañana al gobernador Mariano Arcioni ante un pequeño grupo de colaboradores. Evidenciando hartazgo por la novelesca salida de dos integrantes de su gabinete, dejó en claro que él mismo se pondrá al frente de las acciones más políticas de su Gobierno, dejando al resto cuestiones administrativas. Para entonces, ya les había aceptado las renuncias a Andrés Meiszner y a Cecilia Torres Otarola. 
Fue precistamente Meiszner quien, a instancias del Gobernador, se encargó el martes de pedirle a Torres Otarola su renuncia como ministra de Familia, dado que es investigada por la Justicia por presuntos «ñoquis» ingresados al Estado por la ahora ex funcionaria. Pero la cordillerana se negó si antes no hablaba con el Gobernador. 
Torres Otarola se presentó en la Privada y esperó, no sin algún ruidoso escándalo, ser atendida por Arcioni, lo que finalmente ocurrió. Salió del despacho ratificada en su cargo. 

SE FUE MEISZNER
La ratificación de Torres Otarola como ministra en el atardecer del martes, pareció no dejarle a Meiszner otra opción que abandonar el Gobierno. Consideró que «no se puede mantener a una funcionaria investigada por la Justicia», dijeron sus allegados.
Habría dicho que se sintió «manoseado» al haber recibido la orden de pedirle la renuncia a su compañera de gabinete para luego tomar la decisión contraria, por lo que terminó presentando su renuncia al cargo de secretario general de la Gobernación. 
El quilmeño de buenos contactos con Aníbal Fernández, había ingresado al equipo de Arcioni como secretario de Trabajo para ocupar después el Ministerio de Educación. Su llegada a la secretaría general le había dado el perfil político y de negociación del que carecía el Gobierno, incluso reconocido por intendentes y opositores. 
Ayer, sólo habría pasado a recoger algunos elementos y hacer efectiva su renuncia indeclinable como miembro del gabinete provincial. Tendría previsto continuar en la provincia dedicado a su profesión de abogado. 

AL FINAL, OTAROLA TAMBIEN RENUNCIO
Para darle un tono más escandaloso a la situación suscitada dentro del gabinete, al final también terminó renunciando Torres Otarola como ministra de Familia. 
Se presentó ayer en el despacho del Gobernador argumentando que no quería ser un obstáculo ni traer más complicaciones a la gestión, por lo que presentó su renuncia, algo que no quiso hacer un día antes cuando se la pidió Meiszner. 
La ahora ex funcionaria habría dicho que se abocaría a «limpiar mi buen nombre y honor ante la Justicia», que la investiga por estar presuntamente implicada en una investigación que abrió Fiscalía sobre contrataciones irregulares de personal.
Fuentes del gabinete consultadas por EL CHUBUT, no ocultaron su indignación con Torres Otarola, entendiendo que el escándalo se podría haber evitado si sólo hubiera renunciado en el momento en que se abrió la causa en su contra, sin tener que esperar que le fuera requirida su dimisión. Incluso lamentando que su actitud provocara la salida de Meiszner. 

REEMPLAZOS
Algunos de los pocos testigos que circularon ayer por el despacho del Gobernador, dejaron trascender que estaba ofuscado por la situación y les habría dejado en claro que nadie es imprescindible. La idea de Arcioni sería no depender de ningún trabajo político de sus funcionarios y «ponerse al frente de todos los temas». 
Luego de aceptar las renuncias de Meiszner y Torres Otarola, avanzó en designar los nuevos funcionarios. El intendente de Corcovado en uso de licencia, Ariel «Tapado» Molina, asumirá como secretario general de la Gobernación; en tanto que se hará cargo del Ministerio de Familia Gustavo Hermida, quien fuera intendente de Río Mayo. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

En medio de disputas internas Meiszner y Otarola dejaron el Gobierno provincial

El secretario general le pidió la renuncia a la ministra investigada por la Justicia. Ella se negó a dejar el cargo y Arcioni la ratificó provocando la dimisión de Meiszner. Al final se fueron ambos. Un ex intendente y otro en uso de licencia serán los reemplazantes. 

«El cementerio está lleno de imprescindibles», se le escuchó decir ayer a media mañana al gobernador Mariano Arcioni ante un pequeño grupo de colaboradores. Evidenciando hartazgo por la novelesca salida de dos integrantes de su gabinete, dejó en claro que él mismo se pondrá al frente de las acciones más políticas de su Gobierno, dejando al resto cuestiones administrativas. Para entonces, ya les había aceptado las renuncias a Andrés Meiszner y a Cecilia Torres Otarola. 
Fue precistamente Meiszner quien, a instancias del Gobernador, se encargó el martes de pedirle a Torres Otarola su renuncia como ministra de Familia, dado que es investigada por la Justicia por presuntos «ñoquis» ingresados al Estado por la ahora ex funcionaria. Pero la cordillerana se negó si antes no hablaba con el Gobernador. 
Torres Otarola se presentó en la Privada y esperó, no sin algún ruidoso escándalo, ser atendida por Arcioni, lo que finalmente ocurrió. Salió del despacho ratificada en su cargo. 

SE FUE MEISZNER
La ratificación de Torres Otarola como ministra en el atardecer del martes, pareció no dejarle a Meiszner otra opción que abandonar el Gobierno. Consideró que «no se puede mantener a una funcionaria investigada por la Justicia», dijeron sus allegados.
Habría dicho que se sintió «manoseado» al haber recibido la orden de pedirle la renuncia a su compañera de gabinete para luego tomar la decisión contraria, por lo que terminó presentando su renuncia al cargo de secretario general de la Gobernación. 
El quilmeño de buenos contactos con Aníbal Fernández, había ingresado al equipo de Arcioni como secretario de Trabajo para ocupar después el Ministerio de Educación. Su llegada a la secretaría general le había dado el perfil político y de negociación del que carecía el Gobierno, incluso reconocido por intendentes y opositores. 
Ayer, sólo habría pasado a recoger algunos elementos y hacer efectiva su renuncia indeclinable como miembro del gabinete provincial. Tendría previsto continuar en la provincia dedicado a su profesión de abogado. 

AL FINAL, OTAROLA TAMBIEN RENUNCIO
Para darle un tono más escandaloso a la situación suscitada dentro del gabinete, al final también terminó renunciando Torres Otarola como ministra de Familia. 
Se presentó ayer en el despacho del Gobernador argumentando que no quería ser un obstáculo ni traer más complicaciones a la gestión, por lo que presentó su renuncia, algo que no quiso hacer un día antes cuando se la pidió Meiszner. 
La ahora ex funcionaria habría dicho que se abocaría a «limpiar mi buen nombre y honor ante la Justicia», que la investiga por estar presuntamente implicada en una investigación que abrió Fiscalía sobre contrataciones irregulares de personal.
Fuentes del gabinete consultadas por EL CHUBUT, no ocultaron su indignación con Torres Otarola, entendiendo que el escándalo se podría haber evitado si sólo hubiera renunciado en el momento en que se abrió la causa en su contra, sin tener que esperar que le fuera requirida su dimisión. Incluso lamentando que su actitud provocara la salida de Meiszner. 

REEMPLAZOS
Algunos de los pocos testigos que circularon ayer por el despacho del Gobernador, dejaron trascender que estaba ofuscado por la situación y les habría dejado en claro que nadie es imprescindible. La idea de Arcioni sería no depender de ningún trabajo político de sus funcionarios y «ponerse al frente de todos los temas». 
Luego de aceptar las renuncias de Meiszner y Torres Otarola, avanzó en designar los nuevos funcionarios. El intendente de Corcovado en uso de licencia, Ariel «Tapado» Molina, asumirá como secretario general de la Gobernación; en tanto que se hará cargo del Ministerio de Familia Gustavo Hermida, quien fuera intendente de Río Mayo. 

Conectar
Crear cuenta