MENÚ
Cargando...

Alertan sobre vendedores ambulantes que se hacen pasar por ex combatientes de Malvinas

«Queremos alertar a toda la comunidad para que no se dejen engañar, el centro de ex combatientes de Malvinas de Esquel y zona noroeste no sale a la calle a vender bolsas. Y si lo hiciéramos lo primero que haríamos es dar una conferencia de prensa para anunciarlo, y saldríamos con nuestras credenciales», manifestó ayer Jorge Fernández, presidente del Centro de Ex Combatientes de Malvinas de Esquel.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Explicó que en los últimos días se multiplicaron los llamados de vecinos relatando que había un grupo de jóvenes vendiendo bolsas de residuos que se presentaban como ex combatientes o hijos de ex combatientes de Malvinas.
Incluso confió que «a un veterano de guerra se le acercaron cuatro personas en Fontana entre Almafuerte y O’Higgins ofreciendo bolsas de residuos negras, con la imagen de las Malvinas y de un soldado en una serigrafía sobre las bolsas. El veterano le preguntó de donde eran y se ve que vieron la imagen de Malvinas en el vehículo del soldado, o que estaba investigando, y se escaparon».
Fernández aclaró que «en algunos lugares dijeron que eran hijos de veteranos y en otros lugares dijeron directamente que eran veteranos, a pesar de que son jóvenes. Esto nos alertó sobremanera porque primero estaban engañando a toda la comunidad de Esquel, usando el nombre de un centro de veteranos. Ya que en algunos lugares dijeron que eran del centro de veteranos del norte del país». 
Tras tomar conocimiento de esta situación «nos pusimos en contacto con la prensa para alertar a la población. La comunidad de Esquel y de toda la comarca es muy cariñosa y sentida con el tema Malvinas. En el año 82 dieron joyas, dinero y todo, así que ahora si le decís a una persona que es veterano y necesita 250 pesos por las bolsas se lo van a dar». 
Señaló que «nombrar veteranos es algo muy emotivo, muy sentido, y la gente colabora. Y no es la primera vez que pasa esto, ya ha habido otros años donde denunciamos esto, recuerdo en una oportunidad que vendían rifas». 
En esta ocasión «no tienen inscripción, sino que es una serigrafía muy bien hecha en las bolsas, y dicen que son o hijos de veteranos o pertenecen a un centro de ex combatientes. Son cuatro muchachos jóvenes que no serían de acá». 

TRABAJO SOCIAL
Más allá de esto, Fernández comentó que «los veteranos estamos desde hace más de un mes trabajando con Fabiana Vázquez de Desarrollo Social del Municipio, con Gendarmería Nacional, preparando comida, haciendo guisos. Para eso contamos con la inestimable ayuda de Carlos Bautista, cocinero de Gendarmería. Nosotros pelamos las papas, las cebollas y él cocina unos guisos de primera que después llevamos a las barriadas».
Manifestó que «es algo que hacemos todos los sábados, junto a las juntas vecinales o los comedores solidarios. Hemos ido por un montón de barrios de Esquel y es muy grato para nosotros devolver un poco del cariño que recibimos. Queremos llegar a la gente grande, a la gente adulta, a las mujeres que tienen varios chicos, a las familias numerosas. Este trabajo lo hacemos con mucho orgullo, y mientras nos dé el físico vamos a seguir haciéndolo».

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Alertan sobre vendedores ambulantes que se hacen pasar por ex combatientes de Malvinas

«Queremos alertar a toda la comunidad para que no se dejen engañar, el centro de ex combatientes de Malvinas de Esquel y zona noroeste no sale a la calle a vender bolsas. Y si lo hiciéramos lo primero que haríamos es dar una conferencia de prensa para anunciarlo, y saldríamos con nuestras credenciales», manifestó ayer Jorge Fernández, presidente del Centro de Ex Combatientes de Malvinas de Esquel.

Explicó que en los últimos días se multiplicaron los llamados de vecinos relatando que había un grupo de jóvenes vendiendo bolsas de residuos que se presentaban como ex combatientes o hijos de ex combatientes de Malvinas.
Incluso confió que «a un veterano de guerra se le acercaron cuatro personas en Fontana entre Almafuerte y O’Higgins ofreciendo bolsas de residuos negras, con la imagen de las Malvinas y de un soldado en una serigrafía sobre las bolsas. El veterano le preguntó de donde eran y se ve que vieron la imagen de Malvinas en el vehículo del soldado, o que estaba investigando, y se escaparon».
Fernández aclaró que «en algunos lugares dijeron que eran hijos de veteranos y en otros lugares dijeron directamente que eran veteranos, a pesar de que son jóvenes. Esto nos alertó sobremanera porque primero estaban engañando a toda la comunidad de Esquel, usando el nombre de un centro de veteranos. Ya que en algunos lugares dijeron que eran del centro de veteranos del norte del país». 
Tras tomar conocimiento de esta situación «nos pusimos en contacto con la prensa para alertar a la población. La comunidad de Esquel y de toda la comarca es muy cariñosa y sentida con el tema Malvinas. En el año 82 dieron joyas, dinero y todo, así que ahora si le decís a una persona que es veterano y necesita 250 pesos por las bolsas se lo van a dar». 
Señaló que «nombrar veteranos es algo muy emotivo, muy sentido, y la gente colabora. Y no es la primera vez que pasa esto, ya ha habido otros años donde denunciamos esto, recuerdo en una oportunidad que vendían rifas». 
En esta ocasión «no tienen inscripción, sino que es una serigrafía muy bien hecha en las bolsas, y dicen que son o hijos de veteranos o pertenecen a un centro de ex combatientes. Son cuatro muchachos jóvenes que no serían de acá». 

TRABAJO SOCIAL
Más allá de esto, Fernández comentó que «los veteranos estamos desde hace más de un mes trabajando con Fabiana Vázquez de Desarrollo Social del Municipio, con Gendarmería Nacional, preparando comida, haciendo guisos. Para eso contamos con la inestimable ayuda de Carlos Bautista, cocinero de Gendarmería. Nosotros pelamos las papas, las cebollas y él cocina unos guisos de primera que después llevamos a las barriadas».
Manifestó que «es algo que hacemos todos los sábados, junto a las juntas vecinales o los comedores solidarios. Hemos ido por un montón de barrios de Esquel y es muy grato para nosotros devolver un poco del cariño que recibimos. Queremos llegar a la gente grande, a la gente adulta, a las mujeres que tienen varios chicos, a las familias numerosas. Este trabajo lo hacemos con mucho orgullo, y mientras nos dé el físico vamos a seguir haciéndolo».

Conectar
Crear cuenta