MENÚ
Cargando...

Vecinos de Esquel y Trevelin pudieron retornar a sus casas tras interminable odisea en Chile

Un emotivo regreso a sus hogares vivieron ayer familias de Esquel, Trevelin y otras ciudades de Chubut al abrirse excepcionalmente el paso fronterizo Futaleufú, para que los argentinos varados en esa localidad de Chile pudieran ingresar a nuestro país.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Tras gestiones de la Defensoría del Pueblo y el Gobierno de Chubut con la cancillería y el gobierno chileno, se pudo realizar ayer el «operativo retorno» de más de 40 argentinos, que habían ingresado a Futaleufú para visitar familiares, realizar alguna compra u otro trámite y la pandemia del coronavirus con el rápido cierre de fronteras el pasado 9 de marzo, los sorprendió en el país trasandino sin poder regresar a su ciudad.
La mayoría de los que retornaron ayer a Chubut por el paso Futaleufú pertenecían mayormente a Trevelin y Esquel, distante 30 y 60 kilómetros aproximadamente de la frontera. Muchas de estas personas viajan regularmente a la localidad chilena a visitar familiares y nunca sospecharon que la frontera podía quedar cerrada por 6 meses.
Algunas historias daban cuenta de matrimonios que habían viajado sin sus hijos pensando en una permanencia momentánea, breve, en Chile, quedando «varados», desconectados de su familia, sin poder retornar, afectados en lo económico y laboral.
En otro caso, una pareja de turistas mendocinos que, con su kayak, aprovechando los últimos días del verano, habían decidido ir a Futaleufú para efectuar algunas bajadas de rafting por el caudaloso río que bordea el pueblo, cuando el cierre de aduanas los dejó del otro lado de la frontera indefinidamente. 
El municipio de Futaleufú destacó ayer las gestiones realizadas desde esa comuna, coordinando con la Gobernación Provincial el listado de los argentinos que cruzarían la frontera, realizando el contacto con el Cónsul de argentina en Puerto Montt.
Además en el paso fronterizo se montó un protocolo con Salud de Chile y de Argentina para efectuar los controles ante el movimiento de personas, además del trabajo de policía carabinera y de Gendarmería Nacional Argentina.
Cabe señalar que la apertura de frontera también permitió que algunos chilenos que se encontraban en la cordillera chubutense pudieran retornar a su país, en un intercambio de varados.
Quienes ingresaron a nuestro país fueron informados de las medidas preventivas y los 14 días de aislamiento que deberán llevar a cabo para luego poder retornar a su vida diaria sin dificultad.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Vecinos de Esquel y Trevelin pudieron retornar a sus casas tras interminable odisea en Chile

Un emotivo regreso a sus hogares vivieron ayer familias de Esquel, Trevelin y otras ciudades de Chubut al abrirse excepcionalmente el paso fronterizo Futaleufú, para que los argentinos varados en esa localidad de Chile pudieran ingresar a nuestro país.

Tras gestiones de la Defensoría del Pueblo y el Gobierno de Chubut con la cancillería y el gobierno chileno, se pudo realizar ayer el «operativo retorno» de más de 40 argentinos, que habían ingresado a Futaleufú para visitar familiares, realizar alguna compra u otro trámite y la pandemia del coronavirus con el rápido cierre de fronteras el pasado 9 de marzo, los sorprendió en el país trasandino sin poder regresar a su ciudad.
La mayoría de los que retornaron ayer a Chubut por el paso Futaleufú pertenecían mayormente a Trevelin y Esquel, distante 30 y 60 kilómetros aproximadamente de la frontera. Muchas de estas personas viajan regularmente a la localidad chilena a visitar familiares y nunca sospecharon que la frontera podía quedar cerrada por 6 meses.
Algunas historias daban cuenta de matrimonios que habían viajado sin sus hijos pensando en una permanencia momentánea, breve, en Chile, quedando «varados», desconectados de su familia, sin poder retornar, afectados en lo económico y laboral.
En otro caso, una pareja de turistas mendocinos que, con su kayak, aprovechando los últimos días del verano, habían decidido ir a Futaleufú para efectuar algunas bajadas de rafting por el caudaloso río que bordea el pueblo, cuando el cierre de aduanas los dejó del otro lado de la frontera indefinidamente. 
El municipio de Futaleufú destacó ayer las gestiones realizadas desde esa comuna, coordinando con la Gobernación Provincial el listado de los argentinos que cruzarían la frontera, realizando el contacto con el Cónsul de argentina en Puerto Montt.
Además en el paso fronterizo se montó un protocolo con Salud de Chile y de Argentina para efectuar los controles ante el movimiento de personas, además del trabajo de policía carabinera y de Gendarmería Nacional Argentina.
Cabe señalar que la apertura de frontera también permitió que algunos chilenos que se encontraban en la cordillera chubutense pudieran retornar a su país, en un intercambio de varados.
Quienes ingresaron a nuestro país fueron informados de las medidas preventivas y los 14 días de aislamiento que deberán llevar a cabo para luego poder retornar a su vida diaria sin dificultad.

Conectar
Crear cuenta