MENÚ
Cargando...

«Viviremos un año de pandemia más, nos tenemos que adaptar»

El ministro de Salud, Fabián Puratich, sostuvo ayer después de la reunión con los gremios docentes y auxiliares, que «la vacunación es una herramienta más, pero no es lo indispensable para el comienzo de clases». Y agregó que «lo que aclaramos y trabajamos en forma conjunta, es que la vacuna no es una condición sine qua non para comenzar las clases. Independientemente de que se puedan vacunar los trabajadores docentes, los niños, niñas y adolescentes no van a estar vacunados.

Por REDACCIÓN CHUBUT

O sea, lo que hay que sostener y seguir trabajando son los cuidados individuales con el distanciamiento, el uso de tapabocas y lavado de manos». 

Son alrededor de 20.900 trabajadores de la educación que hay que vacunar y la campaña dependerá de la cantidad de vacunas que vayan llegando. «Vamos a vivir en pandemia un año más, nos tenemos que adaptar y aprender a convivir con ella», sostuvo Puratich. «De todo eso estuvimos hablando. Estamos convencidos de que la única forma es trabajar en conjunto», remarcó Puratich.

PROTOCOLO
En cuanto al protocolo presentado, el ministro precisó «contempla todas estas posibilidades para disminuir las posibilidades de contagio» como grupos reducidos y clases combinadas entre virtuales y presenciales.

Explicó que «el riesgo, por lo más mínimo que sea, está; entonces debemos trabajar y fortalecer los protocolos para que el riesgo sea mínimo» y así los trabajadores de la educación como los alumnos se puedan sentir seguros. 
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

«Viviremos un año de pandemia más, nos tenemos que adaptar»

El ministro de Salud, Fabián Puratich, sostuvo ayer después de la reunión con los gremios docentes y auxiliares, que «la vacunación es una herramienta más, pero no es lo indispensable para el comienzo de clases». Y agregó que «lo que aclaramos y trabajamos en forma conjunta, es que la vacuna no es una condición sine qua non para comenzar las clases. Independientemente de que se puedan vacunar los trabajadores docentes, los niños, niñas y adolescentes no van a estar vacunados.

O sea, lo que hay que sostener y seguir trabajando son los cuidados individuales con el distanciamiento, el uso de tapabocas y lavado de manos». 

Son alrededor de 20.900 trabajadores de la educación que hay que vacunar y la campaña dependerá de la cantidad de vacunas que vayan llegando. «Vamos a vivir en pandemia un año más, nos tenemos que adaptar y aprender a convivir con ella», sostuvo Puratich. «De todo eso estuvimos hablando. Estamos convencidos de que la única forma es trabajar en conjunto», remarcó Puratich.

PROTOCOLO
En cuanto al protocolo presentado, el ministro precisó «contempla todas estas posibilidades para disminuir las posibilidades de contagio» como grupos reducidos y clases combinadas entre virtuales y presenciales.

Explicó que «el riesgo, por lo más mínimo que sea, está; entonces debemos trabajar y fortalecer los protocolos para que el riesgo sea mínimo» y así los trabajadores de la educación como los alumnos se puedan sentir seguros. 
 

Conectar
Crear cuenta