MENÚ
Cargando...

De puño y letra: La última cena (o la primera)

Una cumbre entre Mariano Arcioni, Ricardo y Gustavo Sastre, Juan Pablo Luque y otros invitados podría marcar cierto reordenamiento del mundo peronista, o terminar de implosionar en una derrota justicialista como la de 2017.

Mariano Arcioni.
Por REDACCIÓN CHUBUT

La extraña ecuación política...

...que divide al peronismo de Chubut entre tantos territorios como caciques, sin un liderazgo claro, más un gobierno provincial «pan peronista» que es aliado de Alberto, Cristina y Sergio Massa si tal cosa fuese posible, hace que la convivencia política local sea una constante pelea de poder, sectores, egos, e incluso negocios asociados a la política. Cada tanto, el peronismo se encarrila, y gana elecciones, algo que no ocurre desde las épocas en que Mario Das Neves estaba en el peronismo antes de iniciar su derrotero personal que terminó en la formación de su propio partido, con el que ganó las elecciones de 2015.

Este gigantesco TEG (aquel juego de mesa de estrategias de guerra, tan de moda en los ’80), mezclado con «El Estanciero» y House Of Cards versión criolla, se ha complejizado de tal manera que gobernar Chubut y cada una de sus ciudades se ha vuelto dramático. A la vez, los cambios económicos y las sucesiones de crisis hicieron que ciudades donde la actividad privada es muy fuerte, como Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn, influyeran en el mapa político tradicional hasta cambiarlo. Hoy, las únicas ciudades de primera categoría que tiene la provincia, mal que nos pese o les pueda doler a muchos ciudadanos que de repente se vieron en el descenso, son justamente Madryn y Comodoro. Al punto que los dirigentes políticos de Trelew, especialmente, y del resto del Valle han perdido peso específico en la política local.

Esta introducción sirve para explicar quiénes fueron los protagonistas de una cena que de secreta y reservada pasó a las mesas de café y los mentideros de la política. El domingo pasado, en un quincho de Comodoro Rivadavia, se reunieron alrededor de la mesa el gobernador Mariano Arcioni, que fue con un secretario y otro colaborador, los hermanos Ricardo y Gustavo Sastre, vicegobernador e intendente de Puerto Madryn. Los mellizos habrían viajado en un avión privado por cuenta del hombre de negocios del Golfo Fabrizio Cardini, quien habría participado de la cena. Y por Comodoro, estuvo el intendente local Juan Pablo Luque, acompañado del dirigente sindical y ex legislador Gustavo Fita, hoy mano derecha del poderoso intendente de Comodoro, en su gabinete. La «crema» del poder.

Alguien se podría preguntar por qué no estaban el intendente de Trelew Adrián Maderna, o el ex intendente de Comodoro Carlos Linares, o los «históricos» como Norberto Yauhar o José Arrechea, o La Cámpora con Santiago Igón. Y la respuesta decanta por su propio peso.
Estaba el poder político local, con todas sus circunstancias.

Reconstruir las conversaciones...

...que hubo en ese quincho cercano al Aeroclub de Comodoro, que habría sido propuesto por Luque aunque fuentes comodorenses lo niegan, es una tarea bien compleja. De modo que hubo tantas versiones como participantes. Aunque sí hay que rescatar algunas coincidencias en datos crudos, por fuera de las interpretaciones. Puede que parezca increíble, pero el poder de las ciudades portuarias de Chubut se reunió en Comodoro y en lugar de mariscos o pescados, comieron un asado cuya cocción -que algunos adjudican a un amigo del gobernador, y otros, a un colaborador de Luque- habría sido más bien flojita. Se sirvió un asado de tres pasos con matambre, chorizo y costilla, regado con un tinto que nadie recordó y que no todos tomaron, y no hubo postres. Sólo café. También, que el gobernador estuvo entre las 21:00 y las 23:00 y que los «mellizos» y Luque se quedaron hasta pasada la 01:00 de la madrugada del lunes próximo pasado.
¿De qué hablaron, y a donde apuntan, quienes dirigen hoy los destinos de la provincia y sus principales ciudades?

Hay que indagar un poco en la génesis...

...de la reunión, donde nadie se hace cargo de ser el organizador y todos fueron «invitados». Como sea, una versión indica que originalmente habría existido cierto pedido de la Casa Rosada para que Sastre y Luque bajen la tensión política hacia adentro del peronismo, e intenten conducir un proceso si no bien de unidad, al menos de cierta concordia. De construir confianza. Luque y Ricardo Sastre se conocen desde las épocas del Deportivo Madryn y Gimnasia de Comodoro juntos en la Liga Nacional de Básquet. Pero la supremacía política y partidaria es otra discusión. En el medio, están el «ruido» que produce el presidente del PJ Carlos Linares, que rompe todo lo que toca, y la difícil relación del peronismo local con Mariano Arcioni, que a la vez es aliado del gobierno nacional. 

Entonces, la reunión habría sido primero armada para Luque y los Sastre y sus íntimos, pero alguien luego habría sugerido sumarlo al gobernador y así se hizo.
Una versión distinta indica que la reunión habría sido promovida desde Fontana 50, para hablar de minería. Pero el dato fue relativizado.

El asunto es que se reunieron, y sí. Hablaron de minería, habría en el peronismo cierto consenso para que el debate esté fuera de la campaña electoral y evitar una sangría política, pero para ello el peronismo pide que Arcioni baje el tono y la presión para que la ley minera salga de la Legislatura y aprobada. No está claro si hubo una conclusión, se supone que no, salvo que Luque le habría dicho al gobernador que no puede aportarle votos en la Legislatura, de momento, para la minería.

La discusión fue muy tensa, producto de un peronismo atomizado, pero más aún de las desconfianzas mutuas. Hubo recriminaciones entre Arcioni y los intendentes Gustavo Sastre y Luque por las clases y el estado de las escuelas, el gobernador les habría dicho en la cara que «mienten». Luego, parece que la charla pasó por críticas de los Sastre y Luque al ministro de Seguridad Federico Massoni, algo que el gobernador no dejó pasar. Parece que les advirtió que Massoni «les va a ganar a ustedes en todas las ciudades» en las legislativas de este año.

En un momento de la cena, ya cerca de las 23:00, Arcioni habría considerado que era hora de irse, y así lo hizo. El resto se quedó «armando» lo que podría ser el inicio de una relación de confianza que en el peronismo hoy está destrozada. Para encarrilarse y tener alguna chance en las legislativas de este año -en las que el gobierno nacional, con crisis sanitaria, económica y un plan de vacunación «vamos viendo», no tiene mucho que aportar más que obra pública, que ayuda pero no es todo- la cena del domingo anterior debería ser la primera de muchas. En eso coincidieron varios, aunque puede que para Arcioni haya sido la última. El gobernador anda con la «mecha corta» para la rosca política. Se los dijo a sus contertulios. Está concentrado en la gestión, pagar los sueldos sin atrasarse más, renegociar la deuda para lo que necesita de los votos de la oposición o de parte en la Legislatura, y vacunar a tantos chubutenses como se pueda. Contra el coronavirus, claro.

Las elecciones legislativas...

...suelen ser complicadas en Chubut para el peronismo, al menos en los últimos años. En 2017 salieron terceros, detrás de la UCR y el PRO. En 2013, cuando gobernaba Buzzi, perdieron con Mario Das Neves. La última vez que ganaron, fue justamente con el dasnevismo en el poder, en 2009. Este año el panorama es mucho más complejo, con los liderazgos muy divididos por territorios, y cada quien cuidando su quinta. A esta altura, lo mejor que le podría pasar al PJ, cuyas divisiones complejizan la gestión propia y ajena, es que de algún modo se imponga la idea de Sergio Massa, y que las legislativas se voten PASO y generales el mismo día, a modo de ley de lemas, con lo que podrían llevar varios candidatos en listas múltiples, que gane el mejor, el que tenga más aparato, o más recursos económicos, sin siquiera mirarse la cara entre ellos. De otro modo, reconstruir confianza interna con tanto en juego y tanto poder en disputa, será difícil.

Claro que cuando hay peligro, el peronismo razona. Hoy el peligro lo ven en que pueden perder las legislativas fácilmente no solo contra la UCR y sus aliados, sino contra el propio Arcioni y un candidato que les resulta inasible, pero que es muy efectivo con la gente, como el ministro Massoni.
El tiempo, no mucho, meses, dirá si el peronismo se ordena, o implosiona.

Con las condenas a ex funcionarios...

...por la causa Revelación, todos altos funcionarios en los gobiernos de Mario Das Neves, marcó el fin de una era política.

La causa investigó el pago de sobornos a funcionarios para acelerar pagos de certificados de obra pública. Bolsos de dinero del 3 al 5 % del monto total de las obras. El tribunal que condenó a los ex funcionarios Víctor Cisterna, Pablo Oca, Alejandro Pagani, Martín Bortagaray, Diego Correa, Diego Luthers, Gonzalo Carpintero y al empresario Martín Castillo, indicó que Mario Das Neves -obvio, no pudo ser juzgado ni fue investigado porque falleció en 2017- fue el jefe de una asociación ilícita para recolectar dinero. El tribunal ordenó además investigar las listas de sobresueldos que circularon por todo Chubut cuando estalló el caso.

La sentencia si bien es judicial, incluye una condena política a una generación que fue presentada como «jóvenes brillantes», y que terminaron en un caso de corrupción para sí y para la corona, de acuerdo a los jueces. Es sin dudas el fin del dasnevismo como tal, pero también de un método. Las causas Embrujo y Revelación fueron propias del dasnevismo. Pero la causa de la emergencia, luego, la del Ministerio de la Familia de hace unos años, o la investigación a un ex presidente de Lotería, Carlos Barbato, marcan una línea de comportamiento irregular de ex funcionarios que pasaron de Das Neves a Arcioni.

Lo que se acabó es un modo de hacer política y negocios a la vez, personales y grupales. Es de esperar que los chubutenses en general y la clase política en particular hayamos tomado nota de cuanto ocurrió, y de los resultados. Es saludable que no haya habido impunidad. Pero a la vez, la corrupción comprobada deja un regusto amargo a mucha gente que votó al dasnevismo.

Ahora, Chubut, sus dirigentes, deben sostener el camino del republicanismo, y la transparencia.

 

Foto de la semana

 

Damián Biss, el intendente de Rawson, radical, está muy activo en la gestión pero también en lo político, con el foro de intendentes y concejales radicales, a nivel provincial y nacional. Su foto con Horacio Rodríguez Larreta, uno de los principales referentes de Juntos por el Cambio, es una de las imágenes de la semana. En la otra, el gobernador Arcioni en la ex Lanera Austral, ahora cooperativa. Habló de la reconversión productiva. Parece que la visita del mandatario generó muchos resquemores en la municipalidad de Trelew, por motivos políticos, o de quién hace qué con cada cooperativa de trabajo.

 

El abandono sanitario de los policías federales

Después de un 2020 lleno de problemas, en plena pandemia y en emergencia sanitaria, los afiliados de la obra social de Policía Federal siguen sin cobertura médica de ningún tipo en las ciudades de Rawson Trelew y Puerto Madryn. Los integrantes de esa fuerza de seguridad no cuentan con cobertura en farmacias, laboratorios, consultorios, clínicas ni sanatorios, como tampoco con la posibilidad de acceder a guardias médicas. «Vivimos un estado de total abandono», afirmaron algunos de los federales que, como es obvio, prefirieron mantener el anonimato.

Resulta notoria la gravedad de la falta de prestación en el contexto actual de pandemia de Covid-19 para un sector abocado sobre todo a controles en la provincia. Pero el caso es que esta situación es anterior a la llegada del virus al país. Y el motivo por el que no tienen la cobertura de obra social tiene que ver con la falta de pago a los prestadores, quienes -afirman los policías afectados- han puesto toda la voluntad para mantener el servicio a los más de 
600 afiliados por meses, considerando la situación pandémica actual. Pero es imposible de sostener con tanto tiempo sin recibir respuesta por parte de la superintendencia de bienestar; hay prestadores que no perciben pagos desde febrero del 2020 y los más afortunados desde junio del 2020.

Actualmente se hacen pagos hormiga que sólo sirven para achicar la deuda, no así para la reactivación del servicio.

Todo se cocina en Buenos Aires, pero en Chubut las familias de los policías federales tuvieron cirugías de urgencia, tanto pediátricas como a adultos críticos, que debieron ser atendidas por ejemplo en el Hospital Zonal de Trelew. Esto parece ilógico cuando se trata de trabajadores (que lo son) que cuentan con obra social. 

Y la afectación es total si tomamos en cuenta que afiliados que son adultos mayores deben salir a buscar su medicación mensual y pagarla al 100%, además de las consultas al médico y de lo cual no se obtiene reintegro, ya que los requisitos burocráticos terminan «moliendo» a los afiliados que -cansados- se resignan a perder lo gastado.

A todo esto, no se puede pasar por alto que sin falta se debitan mensualmente los porcentajes de ley para cobertura médica y social a los policías federales, aún sin tener cobertura en el interior del país. Y como se sabe, tristemente los perjudicados no pueden levantar su voz porque trae acarreado sanciones al personal activo. Los retirados y pensionados sólo pueden esperar que algún día todo vuelva a algo parecido a la normalidad.

 

Se dice que...

...hay gran malestar entre el personal y también directivos de la Dirección General de Rentas de la Provincia por ingresos «forzados» de personal que ni siquiera cumplirá funciones en esa repartición.

...tanto empleados como directivos se habrían enterado por el Boletín Oficial del traspaso de dos empleadas de otra repartición, sin mediar consulta y evaluación de necesidades. Más desorientación habría provocado una nota llegada a Rentas, en la que se informaba que las dos empleadas transferidas en realidad seguirían prestando servicios en Fontana 50.

...lo cierto es que en Rentas de Provincia se amontonan los expedientes de personal en condiciones de regularizar su situación de revista. Pero se habrían manejado otras prioridades desde el Gobierno.

...luego de la suspensión por inicio de clases, la pandemia, y la falta de ganas que no es reglamentaria pero existe, no hay chances en el horizonte de hacer un congreso del PJ.

...los radicales deberían hacer su convención «virtual» el próximo fin de semana, aunque hay una impugnación del ex titular del Comité Trelew Orlando Vera, que debe ser tratada por el Comité Provincia. Vera, que adscribe al cimadevillismo, sostiene que la convención se convocó presencial 
y se hará virtual, por lo que sería inválida. El Comité debe resolverlo pronto, pero la convención está en «veremos».

...entretanto, varios dirigentes están de reuniones políticas. El diputado nacional Gustavo Menna, que podría ser candidato a senador nacional este año, estuvo de gira en el Valle en la semana que pasó, Rawson, Trelew y también el Golfo en Puerto Madryn. Y alterna con Comodoro y Buenos Aires. En la tranquila localidad de Lago Puelo, la presidenta de la UCR provincial Jacqueline Caminoa, apareció de «café» con la concejal comodorense del PRO Ana Clara Romero. ¿Irán las dos en las listas de legisladores nacionales de Juntos por el Cambio en Chubut?

...hablando de candidaturas, es un hecho que el Gobierno provincial irá por su lado, y que el PJ irá por el otro. Y es cada vez más firme la posibilidad de que Federico Massoni sea el candidato del gobernador Arcioni. Massoni trató de «planeros» a varios municipios importantes gobernados por la oposición, en la semana pasada. A sus competidores, les resulta indescifrable.

...Adrián Maderna no está muy metido en estos días en la «rosca» política peronista. El intendente tiene la idea de apoyar este año lo que decida el peronismo. Ello, siempre que el PJ pueda acordar algo razonable.

...sería Ricardo Sastre candidato a senador, con Juan Pablo Luque a diputado nacional a modo testimonial. El intendente no estaría muy interesado. Piensa más en 2023 y en reformar la Carta Orgánica de Comodoro a través de una enmienda.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

De puño y letra: La última cena (o la primera)

Una cumbre entre Mariano Arcioni, Ricardo y Gustavo Sastre, Juan Pablo Luque y otros invitados podría marcar cierto reordenamiento del mundo peronista, o terminar de implosionar en una derrota justicialista como la de 2017.

La extraña ecuación política...

...que divide al peronismo de Chubut entre tantos territorios como caciques, sin un liderazgo claro, más un gobierno provincial «pan peronista» que es aliado de Alberto, Cristina y Sergio Massa si tal cosa fuese posible, hace que la convivencia política local sea una constante pelea de poder, sectores, egos, e incluso negocios asociados a la política. Cada tanto, el peronismo se encarrila, y gana elecciones, algo que no ocurre desde las épocas en que Mario Das Neves estaba en el peronismo antes de iniciar su derrotero personal que terminó en la formación de su propio partido, con el que ganó las elecciones de 2015.

Este gigantesco TEG (aquel juego de mesa de estrategias de guerra, tan de moda en los ’80), mezclado con «El Estanciero» y House Of Cards versión criolla, se ha complejizado de tal manera que gobernar Chubut y cada una de sus ciudades se ha vuelto dramático. A la vez, los cambios económicos y las sucesiones de crisis hicieron que ciudades donde la actividad privada es muy fuerte, como Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn, influyeran en el mapa político tradicional hasta cambiarlo. Hoy, las únicas ciudades de primera categoría que tiene la provincia, mal que nos pese o les pueda doler a muchos ciudadanos que de repente se vieron en el descenso, son justamente Madryn y Comodoro. Al punto que los dirigentes políticos de Trelew, especialmente, y del resto del Valle han perdido peso específico en la política local.

Esta introducción sirve para explicar quiénes fueron los protagonistas de una cena que de secreta y reservada pasó a las mesas de café y los mentideros de la política. El domingo pasado, en un quincho de Comodoro Rivadavia, se reunieron alrededor de la mesa el gobernador Mariano Arcioni, que fue con un secretario y otro colaborador, los hermanos Ricardo y Gustavo Sastre, vicegobernador e intendente de Puerto Madryn. Los mellizos habrían viajado en un avión privado por cuenta del hombre de negocios del Golfo Fabrizio Cardini, quien habría participado de la cena. Y por Comodoro, estuvo el intendente local Juan Pablo Luque, acompañado del dirigente sindical y ex legislador Gustavo Fita, hoy mano derecha del poderoso intendente de Comodoro, en su gabinete. La «crema» del poder.

Alguien se podría preguntar por qué no estaban el intendente de Trelew Adrián Maderna, o el ex intendente de Comodoro Carlos Linares, o los «históricos» como Norberto Yauhar o José Arrechea, o La Cámpora con Santiago Igón. Y la respuesta decanta por su propio peso.
Estaba el poder político local, con todas sus circunstancias.

Reconstruir las conversaciones...

...que hubo en ese quincho cercano al Aeroclub de Comodoro, que habría sido propuesto por Luque aunque fuentes comodorenses lo niegan, es una tarea bien compleja. De modo que hubo tantas versiones como participantes. Aunque sí hay que rescatar algunas coincidencias en datos crudos, por fuera de las interpretaciones. Puede que parezca increíble, pero el poder de las ciudades portuarias de Chubut se reunió en Comodoro y en lugar de mariscos o pescados, comieron un asado cuya cocción -que algunos adjudican a un amigo del gobernador, y otros, a un colaborador de Luque- habría sido más bien flojita. Se sirvió un asado de tres pasos con matambre, chorizo y costilla, regado con un tinto que nadie recordó y que no todos tomaron, y no hubo postres. Sólo café. También, que el gobernador estuvo entre las 21:00 y las 23:00 y que los «mellizos» y Luque se quedaron hasta pasada la 01:00 de la madrugada del lunes próximo pasado.
¿De qué hablaron, y a donde apuntan, quienes dirigen hoy los destinos de la provincia y sus principales ciudades?

Hay que indagar un poco en la génesis...

...de la reunión, donde nadie se hace cargo de ser el organizador y todos fueron «invitados». Como sea, una versión indica que originalmente habría existido cierto pedido de la Casa Rosada para que Sastre y Luque bajen la tensión política hacia adentro del peronismo, e intenten conducir un proceso si no bien de unidad, al menos de cierta concordia. De construir confianza. Luque y Ricardo Sastre se conocen desde las épocas del Deportivo Madryn y Gimnasia de Comodoro juntos en la Liga Nacional de Básquet. Pero la supremacía política y partidaria es otra discusión. En el medio, están el «ruido» que produce el presidente del PJ Carlos Linares, que rompe todo lo que toca, y la difícil relación del peronismo local con Mariano Arcioni, que a la vez es aliado del gobierno nacional. 

Entonces, la reunión habría sido primero armada para Luque y los Sastre y sus íntimos, pero alguien luego habría sugerido sumarlo al gobernador y así se hizo.
Una versión distinta indica que la reunión habría sido promovida desde Fontana 50, para hablar de minería. Pero el dato fue relativizado.

El asunto es que se reunieron, y sí. Hablaron de minería, habría en el peronismo cierto consenso para que el debate esté fuera de la campaña electoral y evitar una sangría política, pero para ello el peronismo pide que Arcioni baje el tono y la presión para que la ley minera salga de la Legislatura y aprobada. No está claro si hubo una conclusión, se supone que no, salvo que Luque le habría dicho al gobernador que no puede aportarle votos en la Legislatura, de momento, para la minería.

La discusión fue muy tensa, producto de un peronismo atomizado, pero más aún de las desconfianzas mutuas. Hubo recriminaciones entre Arcioni y los intendentes Gustavo Sastre y Luque por las clases y el estado de las escuelas, el gobernador les habría dicho en la cara que «mienten». Luego, parece que la charla pasó por críticas de los Sastre y Luque al ministro de Seguridad Federico Massoni, algo que el gobernador no dejó pasar. Parece que les advirtió que Massoni «les va a ganar a ustedes en todas las ciudades» en las legislativas de este año.

En un momento de la cena, ya cerca de las 23:00, Arcioni habría considerado que era hora de irse, y así lo hizo. El resto se quedó «armando» lo que podría ser el inicio de una relación de confianza que en el peronismo hoy está destrozada. Para encarrilarse y tener alguna chance en las legislativas de este año -en las que el gobierno nacional, con crisis sanitaria, económica y un plan de vacunación «vamos viendo», no tiene mucho que aportar más que obra pública, que ayuda pero no es todo- la cena del domingo anterior debería ser la primera de muchas. En eso coincidieron varios, aunque puede que para Arcioni haya sido la última. El gobernador anda con la «mecha corta» para la rosca política. Se los dijo a sus contertulios. Está concentrado en la gestión, pagar los sueldos sin atrasarse más, renegociar la deuda para lo que necesita de los votos de la oposición o de parte en la Legislatura, y vacunar a tantos chubutenses como se pueda. Contra el coronavirus, claro.

Las elecciones legislativas...

...suelen ser complicadas en Chubut para el peronismo, al menos en los últimos años. En 2017 salieron terceros, detrás de la UCR y el PRO. En 2013, cuando gobernaba Buzzi, perdieron con Mario Das Neves. La última vez que ganaron, fue justamente con el dasnevismo en el poder, en 2009. Este año el panorama es mucho más complejo, con los liderazgos muy divididos por territorios, y cada quien cuidando su quinta. A esta altura, lo mejor que le podría pasar al PJ, cuyas divisiones complejizan la gestión propia y ajena, es que de algún modo se imponga la idea de Sergio Massa, y que las legislativas se voten PASO y generales el mismo día, a modo de ley de lemas, con lo que podrían llevar varios candidatos en listas múltiples, que gane el mejor, el que tenga más aparato, o más recursos económicos, sin siquiera mirarse la cara entre ellos. De otro modo, reconstruir confianza interna con tanto en juego y tanto poder en disputa, será difícil.

Claro que cuando hay peligro, el peronismo razona. Hoy el peligro lo ven en que pueden perder las legislativas fácilmente no solo contra la UCR y sus aliados, sino contra el propio Arcioni y un candidato que les resulta inasible, pero que es muy efectivo con la gente, como el ministro Massoni.
El tiempo, no mucho, meses, dirá si el peronismo se ordena, o implosiona.

Con las condenas a ex funcionarios...

...por la causa Revelación, todos altos funcionarios en los gobiernos de Mario Das Neves, marcó el fin de una era política.

La causa investigó el pago de sobornos a funcionarios para acelerar pagos de certificados de obra pública. Bolsos de dinero del 3 al 5 % del monto total de las obras. El tribunal que condenó a los ex funcionarios Víctor Cisterna, Pablo Oca, Alejandro Pagani, Martín Bortagaray, Diego Correa, Diego Luthers, Gonzalo Carpintero y al empresario Martín Castillo, indicó que Mario Das Neves -obvio, no pudo ser juzgado ni fue investigado porque falleció en 2017- fue el jefe de una asociación ilícita para recolectar dinero. El tribunal ordenó además investigar las listas de sobresueldos que circularon por todo Chubut cuando estalló el caso.

La sentencia si bien es judicial, incluye una condena política a una generación que fue presentada como «jóvenes brillantes», y que terminaron en un caso de corrupción para sí y para la corona, de acuerdo a los jueces. Es sin dudas el fin del dasnevismo como tal, pero también de un método. Las causas Embrujo y Revelación fueron propias del dasnevismo. Pero la causa de la emergencia, luego, la del Ministerio de la Familia de hace unos años, o la investigación a un ex presidente de Lotería, Carlos Barbato, marcan una línea de comportamiento irregular de ex funcionarios que pasaron de Das Neves a Arcioni.

Lo que se acabó es un modo de hacer política y negocios a la vez, personales y grupales. Es de esperar que los chubutenses en general y la clase política en particular hayamos tomado nota de cuanto ocurrió, y de los resultados. Es saludable que no haya habido impunidad. Pero a la vez, la corrupción comprobada deja un regusto amargo a mucha gente que votó al dasnevismo.

Ahora, Chubut, sus dirigentes, deben sostener el camino del republicanismo, y la transparencia.

 

Foto de la semana

 

Damián Biss, el intendente de Rawson, radical, está muy activo en la gestión pero también en lo político, con el foro de intendentes y concejales radicales, a nivel provincial y nacional. Su foto con Horacio Rodríguez Larreta, uno de los principales referentes de Juntos por el Cambio, es una de las imágenes de la semana. En la otra, el gobernador Arcioni en la ex Lanera Austral, ahora cooperativa. Habló de la reconversión productiva. Parece que la visita del mandatario generó muchos resquemores en la municipalidad de Trelew, por motivos políticos, o de quién hace qué con cada cooperativa de trabajo.

 

El abandono sanitario de los policías federales

Después de un 2020 lleno de problemas, en plena pandemia y en emergencia sanitaria, los afiliados de la obra social de Policía Federal siguen sin cobertura médica de ningún tipo en las ciudades de Rawson Trelew y Puerto Madryn. Los integrantes de esa fuerza de seguridad no cuentan con cobertura en farmacias, laboratorios, consultorios, clínicas ni sanatorios, como tampoco con la posibilidad de acceder a guardias médicas. «Vivimos un estado de total abandono», afirmaron algunos de los federales que, como es obvio, prefirieron mantener el anonimato.

Resulta notoria la gravedad de la falta de prestación en el contexto actual de pandemia de Covid-19 para un sector abocado sobre todo a controles en la provincia. Pero el caso es que esta situación es anterior a la llegada del virus al país. Y el motivo por el que no tienen la cobertura de obra social tiene que ver con la falta de pago a los prestadores, quienes -afirman los policías afectados- han puesto toda la voluntad para mantener el servicio a los más de 
600 afiliados por meses, considerando la situación pandémica actual. Pero es imposible de sostener con tanto tiempo sin recibir respuesta por parte de la superintendencia de bienestar; hay prestadores que no perciben pagos desde febrero del 2020 y los más afortunados desde junio del 2020.

Actualmente se hacen pagos hormiga que sólo sirven para achicar la deuda, no así para la reactivación del servicio.

Todo se cocina en Buenos Aires, pero en Chubut las familias de los policías federales tuvieron cirugías de urgencia, tanto pediátricas como a adultos críticos, que debieron ser atendidas por ejemplo en el Hospital Zonal de Trelew. Esto parece ilógico cuando se trata de trabajadores (que lo son) que cuentan con obra social. 

Y la afectación es total si tomamos en cuenta que afiliados que son adultos mayores deben salir a buscar su medicación mensual y pagarla al 100%, además de las consultas al médico y de lo cual no se obtiene reintegro, ya que los requisitos burocráticos terminan «moliendo» a los afiliados que -cansados- se resignan a perder lo gastado.

A todo esto, no se puede pasar por alto que sin falta se debitan mensualmente los porcentajes de ley para cobertura médica y social a los policías federales, aún sin tener cobertura en el interior del país. Y como se sabe, tristemente los perjudicados no pueden levantar su voz porque trae acarreado sanciones al personal activo. Los retirados y pensionados sólo pueden esperar que algún día todo vuelva a algo parecido a la normalidad.

 

Se dice que...

...hay gran malestar entre el personal y también directivos de la Dirección General de Rentas de la Provincia por ingresos «forzados» de personal que ni siquiera cumplirá funciones en esa repartición.

...tanto empleados como directivos se habrían enterado por el Boletín Oficial del traspaso de dos empleadas de otra repartición, sin mediar consulta y evaluación de necesidades. Más desorientación habría provocado una nota llegada a Rentas, en la que se informaba que las dos empleadas transferidas en realidad seguirían prestando servicios en Fontana 50.

...lo cierto es que en Rentas de Provincia se amontonan los expedientes de personal en condiciones de regularizar su situación de revista. Pero se habrían manejado otras prioridades desde el Gobierno.

...luego de la suspensión por inicio de clases, la pandemia, y la falta de ganas que no es reglamentaria pero existe, no hay chances en el horizonte de hacer un congreso del PJ.

...los radicales deberían hacer su convención «virtual» el próximo fin de semana, aunque hay una impugnación del ex titular del Comité Trelew Orlando Vera, que debe ser tratada por el Comité Provincia. Vera, que adscribe al cimadevillismo, sostiene que la convención se convocó presencial 
y se hará virtual, por lo que sería inválida. El Comité debe resolverlo pronto, pero la convención está en «veremos».

...entretanto, varios dirigentes están de reuniones políticas. El diputado nacional Gustavo Menna, que podría ser candidato a senador nacional este año, estuvo de gira en el Valle en la semana que pasó, Rawson, Trelew y también el Golfo en Puerto Madryn. Y alterna con Comodoro y Buenos Aires. En la tranquila localidad de Lago Puelo, la presidenta de la UCR provincial Jacqueline Caminoa, apareció de «café» con la concejal comodorense del PRO Ana Clara Romero. ¿Irán las dos en las listas de legisladores nacionales de Juntos por el Cambio en Chubut?

...hablando de candidaturas, es un hecho que el Gobierno provincial irá por su lado, y que el PJ irá por el otro. Y es cada vez más firme la posibilidad de que Federico Massoni sea el candidato del gobernador Arcioni. Massoni trató de «planeros» a varios municipios importantes gobernados por la oposición, en la semana pasada. A sus competidores, les resulta indescifrable.

...Adrián Maderna no está muy metido en estos días en la «rosca» política peronista. El intendente tiene la idea de apoyar este año lo que decida el peronismo. Ello, siempre que el PJ pueda acordar algo razonable.

...sería Ricardo Sastre candidato a senador, con Juan Pablo Luque a diputado nacional a modo testimonial. El intendente no estaría muy interesado. Piensa más en 2023 y en reformar la Carta Orgánica de Comodoro a través de una enmienda.

Conectar
Crear cuenta