Miércoles 01 de diciembre 2021
23°

TRELEW

TV

Regionales

Calles céntricas de Trelew se cortaron en vísperas del Día de la Madre

Desde el jueves a la tarde, las calles Rivadavia, San Martín y Mitre, alrededor de la Plaza Independencia, se cerraron al tránsito por un evento organizado por la productora Patagonia Productiva, con el auspicio del Municipio de Trelew.

por REDACCIÓN CHUBUT 17/10/2021 - 00.00.hs

No fue atinada la idea de cerrar las calles principales en vísperas del Día de la Madre, cuando es sabido que es una de las fechas que demanda mayor presencia de vecinos y vecinas realizando compras para las mamás de las familias, como tampoco no se pensó en el evento deportivo del Turismo Nacional, que congrega a fanáticos y genera un movimiento inusitado en la ciudad, en donde se beneficia principalmente el sector gastrónomico.

 

El comercio, que espera fechas como el Día del Padre, Día de la Madre o Navidad, para repuntar en sus ventas, acondicionar vidrieras, armar combos de ofertas y otras instancias, no se vio favorecido con un corte de calles en días de mayor venta. Sumado a los inconvenientes que siempre genera encontrar lugar para estacionar.

 

En el evento de la Vid y el Vino se cortaron las calles principales para la instalación de stands con las bodegas y viñedos de Puerto Madryn, Gaiman, Lago Puelo, El Hoyo, Gualjaina y Paso del Sapo, que fueron ubicados en la calle Mitre.
En las esquinas de Mitre y San Martín se colocaron dos pantallas gigantes para mostrar los viñedos y bodegas de Chubut. 

 

Sobre calle San Martín se ubicaron unos pocos carros de food truck y un enorme disco para la elaboración de una paella de borrego y capón. Y sobre Rivadavia, algunas empresas auspiciantes del evento y un avión del Aero Club Trelew.

 

La cata y copa de los vinos tenían un valor de 500 pesos (copa con el logo del evento, 300 pesos y cata, 200 pesos); un licuado, 300 pesos; un daikiri, 500; una lata de cerveza 150 pesos; un vaso de cerveza tirada, 250 pesos; hamburguesas y milanesas completas entre 550 y 750 pesos, y la porción de paella, 200 pesos. Para consumir, había largas colas en los dos carros, por lo que había que sacar número para pagar y luego hacer fila para esperar.

 

Sobre la calle 25 de Mayo se ubicó el Paseo de los Artesanos, que fue ordenado y con muchas propuestas, sin alterar la circulación vehicular, ni cortaron la calle. 

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?