Martes 19 de octubre 2021
21°

TRELEW

TV

Regionales

De puño y letra: Nacho Torres, el dilema feroz de la política tradicional de Chubut

El 30 empieza la campaña otra vez, para las elecciones de noviembre. El PJ resiste y los radicales se resignan. Las «picardías» en las PASO y muchas suspicacias por el voto en algunas ciudades.

por REDACCIÓN CHUBUT 20/09/2021 - 00.00.hs

6

En terminos historicos, es la primera vez...

 

...que un «nuevo» en la política de Chubut les da semejante paliza electoral a los partidos tradicionales. Fue de tal dimensión el triunfo de Ignacio «Nacho» Torres en las primarias ante las listas radicales, y el peso electoral que consiguió frente al peronismo y a los candidatos del gobierno, que el mapa político de la provincia cambió de golpe. El paso arrasador del joven diputado nacional del PRO podría ser comparable a los triunfos de Mario Das Neves frente al peronismo, pero en aquel caso eran «astillas del mismo palo».
Torres se ha convertido en «lo nuevo» que obliga a la política tradicional de la provincia, peronistas y radicales, a hacer serios replanteos hacia el futuro.
Es cierto que «Nacho» hizo un despliegue publicitario que hizo palidecer las campañas del resto. Y que en las redes sociales su gente se movió como pez en el agua. Algo que al resto de los candidatos aún les cuesta bastante. También trabajó la logística de la elección con muchísima precisión, consiguiendo la participación de todos los fiscales que necesitó. Llegó a los pueblos más alejados con su boleta. Incluso por correo tradicional. Recogió voto propio, algo de voto radical, voto «bronca», e incluso el de algunas zonas de Madryn y Trelew que tradicionalmente han votado al peronismo.

 

El principal desafio de Torres...

 

...ahora es contener el voto radical. Que esos más de 40.000 electores que habían optado por las listas que comandaban Sergio Ongarato y Mario Cimadevilla, no se «vuelen» para el lado de Federico Massoni, o incluso del peronismo, algo muy poco probable pero que debe ser considerado. 
Inquieto, «Nacho» empezó rápido la tarea de restañar las heridas que pudieron haber quedado como producto de la inflamable interna de Juntos por el Cambio en Chubut. Por eso se reunió de inmediato con Gustavo Menna y el propio Ongarato. Menna irá en la lista definitiva de Juntos por el Cambio, pero no está claro si podrá ir como segundo de Ana Clara Romero, o como suplente. La idea de Torres es que sea titular, pero están esperando una respuesta de Betina Grosman, la titular de la Secretaría Electoral de la provincia.
Muchos radicales se comunicaron con Torres esta semana. Más allá de la derrota contra el diputado, los que conocen la historia política de Chubut no dejan de ver que un frente integrado por la UCR no ganaba en la provincia desde hacía 20 años, en las legislativas de octubre de 2001. «El objetivo ahora es ganar en noviembre y luego intentar recuperar la provincia en 2023», dicen en el búnker de Torres, visión compartida con muchos radicales de peso, como Luis Juncos, Darío James, y otros con poder territorial. «Nacho» cree incluso que en la carrera a noviembre podrían conseguir que Mario Cimadevilla, el veterano dirigente radical que quedó tercero en las PASO, muy lejos, esté en la «foto de la unidad». O que por lo menos, no bombardee desde afuera. Cimadevilla hizo una buena campaña. Pero el radicalismo más tradicional y menos frentista quedó reducido a una expresión casi testimonial. Sí es posible que «el gallego» intente ganar poder en la UCR.
El ramillete de conversaciones de Torres con los radicales no es todo de algarabía. Tuvo una pelea muy fuerte con Dulio Monti, el vicepresidente radical. Dicen que habría habido acusaciones de «traición» de Monti a la presidenta del Comité Provincia de la UCR Jacqueline Caminoa. Torres rescató a «Jacquie», la reunió con su compañera de fórmula Edith Terenzi, y la sumó a trabajar para noviembre. Ahora, habrá que seguir con mucha atención la evolución de las relaciones entre Torres y Damián Biss, el único radical con poder propio que quedó en pie entre las ciudades grandes después del vendaval. Si Torres vuelve a ganar en noviembre... ¿Quién le quita la candidatura a gobernador? Biss podría plantear una seria competencia. El que ha quedado relegado de estas conversaciones, muy enfrentado a Torres y a Caminoa, es el diputado Manuel Pagliaroni, quien condujo la campaña de Sergio Ongarato y Gustavo Menna.

 

Para los radicales, el resultado...

 

...de las PASO fue una bomba de profundidad. Pero en toda crisis hay una oportunidad. Juntos por el Cambio fue la fuerza más votada. Tienen chance de repetir en noviembre. Y luego, pelear por la provincia en 2023. Si algo han aprendido los dirigentes de la UCR de cualquiera de las listas, es que el radicalismo en soledad no alcanza para ganar una elección, y mucho menos al Frente de Todos.
Vista de modo territorial, la elección de las listas de la UCR fue muy mala. Perdieron incluso en territorios muy radicales como en Rada Tilly, donde Torres los derrotó hasta en el barrio La Herradura. Ongarato no pudo ganar en Esquel, donde la interna destrozó su relación con Matías Taccetta (ex hombre clave de su gestión). El intendente y ahora ex precandidato no consiguió siquiera una licencia del Concejo Deliberante para hacer campaña. Como sea, pocas veces se había visto en el radicalismo a unos candidatos con tan pocas ganas de serlo realmente. Durante dos años se dijo que Menna competiría por el Senado. A último momento se bajó para ir como diputado. Ana Clara Romero lo barrió en Comodoro. Y la candidatura de Ongarato nunca «prendió». Nunca se entendió la campaña, ni porqué los candidatos radicales trataron incluso con indulgencia a los del Gobierno provincial, salvo que -como dicen algunos- haya habido algún tipo de acuerdo.
La UCR ahora debe debatirse entre desaparecer en sus internismos, cometer la imprudencia de restarle apoyo a Torres, o admitir la realidad y sumarse en serio a la campaña, que empieza pronto otra vez. El 30 de septiembre arranca, y la publicidad audiovisual lo hará el 10 de octubre.

 

El peronismo no esperaba...

 

...el cachetazo que recibió, aún admitiendo que hubo resultados «raros» y sobres con votos extraños. En lugares de Trelew donde habitualmente gana el madernismo, ganó Nacho Torres. En Madryn, donde los Sastre la traen «atada» al pie hace años, ocurrió lo mismo. Con un detalle de color. En algunas mesas de la ciudad del Golfo los sobres traían la boleta del radical Mario Cimadevilla a senador, y de la sastrista Eugenia Alianiello (Frente de Todos) a diputada nacional. Esa picardía salió de algún laboratorio.
En el peronismo de Comodoro sospechan que ni Adrián Maderna en Trelew ni los Sastre en Puerto Madryn habrían puesto toda la carne al asador. Lo mismo dicen por estas tierras respecto de Juan Pablo Luque en Comodoro, y señalan que hubo muchos peronistas arrimando votos a la lista de Ongarato y Menna.
Luque sabe desde hace meses que Carlos Linares es un buen candidato para una interna, pero que no es para ganar. El ex intendente de Comodoro adscrito al kirchnerismo más duro, «no pasa» en amplios sectores medios de la población, que además hicieron tronar un sonoro rechazo al manejo de la economía, de la pandemia, y a los escándalos, en 18 provincias incluida Chubut. Pero ahora es tarde para arrepentimientos. El PJ saldrá a buscar a los que no votaron, a los que anularon el voto «a propósito», y a los que votaron en blanco. Porque al revés que Torres y el oficialista Federico Massoni, que pueden intentar captar electores «del otro», el peronismo sabe que quienes votaron por Juntos por el Cambio o por cualquier otra apuesta, no los votarán en noviembre. Lo que se advierte en el peronismo es que muchos dirigentes ya están jugando la carrera de 2023. Y se olvidaron que antes está 2021. Los platos rotos de este grave error estratégico los pagó Florencia Papaiani. Habría tenido un mejor desempeño con un peronismo de Trelew más enchufado en algo más que mostrarse poder interno o cuántos militantes suman unos y otros. Cuando reaccionaron, ya era tarde.

 

Los principales dirigentes del Frente de Todos...

 

...recalaron en Comodoro la semana pasada, analizando el resultado electoral. Estuvieron Luque, Linares, Gustavo Sastre, Carlos Eliceche, y algunos más. Pegó el faltazo Adrián Maderna. Algunos dirigentes estaban enojados con el intendente. «Y claro, le fue tan bien en Trelew que se fue a la cordillera», dijeron. Maderna anduvo por varias localidades del interior entregando subsidios que asigna la FamuCh, la federación de mutuales de la economía solidaria con sede en Trelew. No habría sido la única actividad del intendente. Habría comentado a algunos dirigentes peronistas del interior provincial, que tendría pensado lanzar su candidatura a gobernador de la provincia luego de los comicios de noviembre. Así es que a los que asomaban como posibles contendientes, Luque y Ricardo Sastre, se sumaría el intendente Maderna, más temprano que tarde.

 

El viernes por la tarde, pasadas las 18:00...

 

...y cuando Mariano Arcioni acababa de llegar a Comodoro, recibió un mensaje de su par riojano Ricardo Quintela. Lo convocaban a la reunión de gobernadores peronistas (no todos, los más K no fueron), para apoyar al presidente Alberto Fernández en medio de la grave crisis política que sacudió a su gobierno. Arcioni no tiene avión. Y no quiso viajar en un vuelo privado ni repetir aquellas fotos odiosas de los gobernadores peronistas en vuelos privados, que en 2019 terminaron siendo memes. Se tomó un vuelo de línea, llegó a Buenos Aires pasada la una de la mañana. Y desde allí partió en el auto particular de Germán Sahagún, director de la Casa del Chubut, a La Rioja. Se devoraron los 1.200 kilómetros para llegar a las once y media de la mañana para apoyar a Alberto. «Mariano fue porque le pareció institucionalmente correcto», dicen en Fontana 50. Pero no dejan de calcular que en estas horas difíciles, la mayoría de los dirigentes y candidatos del Frente de Todos en Chubut hicieron silencio, o apoyaron más a Cristina. Arcioni tiene la esperanza de pasar al peronismo en las elecciones de noviembre, aunque para ello deberán mejorar mucho la performance de los candidatos del oficialismo.
Dicen que Arcioni le habría puesto a Federico Massoni un límite. «Se acabó la campaña en soledad». El gobernador y el resto del gabinete se van a sumar, defendiendo la gestión. Sobre todo los últimos tiempos, que sirvieron para retomar el control de las cuentas fiscales. En el gobierno seguían con atención la campaña de Massoni, y les molestaba que nunca nombrase a Arcioni «ni para un gracias». Como sea, para las elecciones de noviembre la campaña del gobierno no será solo la del ministro. Pondrán también en valor a Fabián Puratich y Vanesa Abril, y a «la gestión».

 

 

Foto de la semana

 

Se encontraron en la misma confitería en Comodoro. Nacho Torres, el gran ganador de las PASO de Juntos por el Cambio, hablaba con Gustavo Menna y Ana Clara Romero. Se encontraron con el intendente de Comodoro Juan Pablo Luque y Gustavo Fita. Hubo un rato para los saludos y algún comentario. Una foto muy política y cívica que nos saca de la grieta, por un momento. Para nuestros editores, es la imagen de la semana.

 

 

Afinando el lápiz para dar aumentos

 

«El equipo de Economía de la provincia ya está analizando los números para otorgar el aumento que se merecen los docentes y los estatales», dijo Mariano Arcioni ratificando que antes de fin de año habrá un incremento salarial. Como había informado EL CHUBUT, el ministro del área Oscar Antonena ya tiene elaborado un borrador de posible aumento de haberes, que se haría efectivo en cuotas.
«No habrá aumentos sectoriales, si podemos otorgarlo será para todos los estatales», había afirmado una alta fuente de Casa de Gobierno, descartando la posibilidad de un incremento que llegue sólo al sector docente. Ocurre que hace algunos días el propio Arcioni había enviado una nota al por entonces ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, para que arbitre las medidas necesarias que hagan que un incremento como el que se aprobó a nivel nacional para los docentes, no atente contra los acuerdos fiscales rubricados con el titular de Economía, Martín Guzmán. Aquel incremento que dio Nación (que no tiene escuelas a su cargo) fue de alrededor del 45%, algo que el Estado chubutense no podría comprometer, según señalan desde el Gobierno.
El borrador que está en el Ministerio de Economía, esboza un aumento en cuotas que a priori sería bastante acotado para los bolsillos de los estatales, o al menos para los que están más abajo en la escala salarial. 
¿Qué se proyecta? En principio, hablamos de un incremento que podría rondar el 30% en total. Y eso implicaría comenzar a pagar un 3% en noviembre, 7% en diciembre, 10% en marzo de 2022 y 10% en abril. Por el momento es sólo una posibilidad, pero el equipo económico sigue afilando el lápiz para tratar de llevarle al gobernador Mariano Arcioni una propuesta algo más abultada en cuanto a los porcentajes. 
Mientras tanto, siguen las protestas de sectores como docentes, judiciales o en salud, donde además de un reclamo cuya justicia no se discute, desde el Gobierno advierten sobre la existencia de algún tinte de intencionalidad política. Desde los despachos oficiales responden -cada vez que se les consulta por un posible aumento- que han hecho un gran esfuerzo para dar previsibilidad en los pagos e ir poniéndose al día con los haberes adeudados.
Apremian las definiciones de Economía para llegar con el anuncio a los estatales. 

 

La semana en 7 frases

 

1. «El mensaje de las urnas fue para Nación, pero también para la provincia» (Ignacio Torres, el gran ganador de las PASO, tratando que no se le mezcle «la hacienda» entre votantes de un frente u otro).

 

2. «Estoy convencida que el resultado se puede revertir en las elecciones de noviembre» (Florencia Papaiani, candidata a senadora nacional por el Frente de Todos. Tendrán mucho trabajo por delante).

 

3. «...Muy pocos leyeron el proyecto... debemos debatir si es viable o no, o cómo se puede controlar. No desde el sí o el no, o desde el desconocimiento...» (Mariano Arcioni, colocando otra vez el tema de la explotación minera en la meseta, en la agenda política).

 

4. «Mis candidatos son los candidatos de los gobernadores...» (Presidente Alberto Fernández desde La Rioja, generando especulaciones y confusión, respecto de las candidaturas en la provincia).

 

5. «No hay que subestimar al peronismo...» (Carlos Linares, candidato a senador nacional por el Frente de Todos, luego de la derrota. Segunda ya en su caso si contamos 2019, y tercera, si en el balance se coloca la de 2017, con el candidato Ricardo Fueyo, impulsado por el actual presidente del PJ).

 

6. «Debemos entender que hay un país entero que no está conforme con las medidas que se tomaron a nivel nacional» (Juan Pablo Luque, intendente de Comodoro, y un fuerte pase de facturas al gobierno nacional).

 

7. «La gente se ha cansado de todas las figuras que hace 20 años vienen digitando los destinos de Chubut» (Ana Clara Romero, candidata a diputada nacional de Juntos por el Cambio).

 

 

Se dice que...

 

...el robo en la Secretaría de Desarrollo de la Municipalidad de Trelew que denunció el secretario Héctor Castillo, tuvo algunas cuestiones confusas. Por ejemplo, el sereno ese día no se había presentado a trabajar y se llevaron un equipo de filmación.

 

...pero por otra parte, el hecho dejó en evidencia que sigue sin esclarecerse aquel escándalo con la presencia de la Policía de Seguridad Aeroportuaria frente a las oficinas de Desarrollo Social.

 

...aquello motivó la renuncia de Federico Ruffa de la Secretaría de Gobierno (cargo que aún no se cubre desde lo formal). Y hubo fuertes acusaciones cruzadas con Castillo, que sigue en funciones.

 

...las travesuras electorales estuvieron a full. «Jóvenes brillantes» de la década dasnevista trabajando para Nacho Torres, igual que algunos peronistas de Trelew y Madryn, contrarrestados por peronistas de Comodoro que pusieron la boleta de Ongarato, mientras también en Madryn otros peronistas ponían la boleta de Cimadevilla y Eugenia Alianiello... juntos. ¡Una brújula ahí!

 

...Nacho Torres habría hecho de «celestino» entre Sergio Ongarato y Matías Taccetta. Quedaron en paz, pero no tanto como antes.

 

...hablando de Torres, mañana martes se reunirá en Buenos Aires con la presidente del PRO Patricia Bullrich, y con el presidente de la UCR Alfredo Cornejo. Menna y Ongarato habrían hablado con el titular radical, para ordenar las relaciones con el PRO, hacia adelante.

 

...ahora que Aníbal Fernández es ministro de Seguridad de la Nación, suben las acciones de algunos peronistas históricos. Uno de ellos es el madrynense Carlos Eliceche. ¿Será una puerta para que lleguen recursos a los municipios?

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?