Viernes 20 de mayo 2022

TRELEW

TV

Regionales

De puño y letra: El «año político» empieza a armarse, con opciones de desarrollo o pobreza

Recién arranca el año pero la agenda de problemas a gestionar hizo que todos aceleren. Y se va perfilando un nuevo escenario. ¿Un acuerdo Luque-Sastre? El peronismo le «escapa» a Maderna. El reordenamiento radical. La ineficiencia en el manejo del río Chubut volvió a desnudar problemas de gestión históricos, luego de las tormentas de la semana pasada.

por REDACCIÓN CHUBUT 24/01/2022 - 00.00.hs

6

EL RELOJ DE LA POLITICA CHUBUTENSE...

 

...siempre se adelanta de seis meses a un año. Es un fenómeno raro y propio de la política local, muy probablemente por la atomización que ha ido viviendo el peronismo gobernante en sus diversas versiones desde 2003, hasta llegar al gobierno de Mariano Arcioni, que nació con el dasnevismo y luego fue tomando forma propia y más distanciada del peronismo local, pero «adherente» del gobierno nacional de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. La reciente y muy resonante derrota de todos los peronismos y oficialismos filo peronistas existentes en Chubut a manos de Juntos por el Cambio y especialmente del reciente senador «Nacho» Torres -un sub 40, además- es la que está acelerando los tiempos en el peronismo.

 

Desde el año pasado, funciona un eje de «diálogo» en el que confluyen el intendente de Comodoro, Juan Pablo Luque, el vicegobernador Ricardo Sastre, y el gobernador Mariano Arcioni. Comenzaron a hablar por un problema puntual, que fue la fallida ley minera, pero esa mesa se sostendría en el tiempo. Arcioni 

 

-aunque lo ve «de afuera»- es uno de los convencidos de que sólo una alianza entre Luque y Sastre puede ordenar a un peronismo «razonable» con el que su frente político, el gobernante «Chubut al frente», pueda confluir en 2023. Saben el Gobernador, tanto como Luque y Sastre, que una oferta dividida los podría enfrentar a una nueva derrota electoral contra JxC, especialmente si Torres o el radical Damián Biss son los candidatos opositores de mayor peso.

 

La pregunta es cómo hacer confluir los intereses de Luque y Sastre, ya que ambos se sienten en condiciones de encabezar un proyecto por la gobernación de Chubut. Desde ambos sectores confirman que hay diálogo y que la idea es mantenerlo en un cauce de normalidad el mayor tiempo posible. Claro que en Puerto Madryn sostienen que ya hubo bastante de gobernadores de Comodoro (Buzzi y dos períodos de Arcioni) y que «le toca al Valle». Y que la gente de Luque piensa distinto y que el propio peso de la ciudad determinaría un orden. ¿Es posible una fórmula Luque-Sastre o Sastre-Luque? En política, todo se puede.

 

LA OPCION «LE TOCA AL VALLE» DE LA QUE...

 

...muchos peronistas hablan excluye por completo al intendente de Trelew Adrián Maderna. Ni Luque ni Sastre ni Arcioni lo tienen en cuenta para un «armado» 2023. Las versiones van desde el «nos hartamos...» hasta el «no es peronista...», que algunos esgrimen recordando que el intendente de Trelew, ya de regreso «formal» al peronismo, compitió en las elecciones de 2015 y 2019 por el frente dasnevista primero y arcionista después.

 

En realidad, el problema es mucho más profundo. Es cierto que el estilo de gestión política del intendente, que le dice lo que quiere oír a cada uno de sus interlocutores aunque deba hacer afirmaciones contradictorias, ha terminado desgastando sus relaciones con el Gobierno provincial y con los principales dirigentes del peronismo. Ese estilo es el que llevó a que quienes se sienten con derecho o legitimidad para sucederle dentro de su espacio, diriman sus diferencias políticas con acusaciones de corrupción. Pero en verdad, lo que diferencia a Adrián Maderna de Luque o de Sastre, es el modelo político. Basta ver cómo están Comodoro y Puerto Madryn, que parecen ciudades imparables en su desarrollo, su comercio, sus industrias, su infraestructura, y cómo ha ido involucionando Trelew de la mano del «pobrismo», para comprenderlo. Una ciudad donde la paz social se rompió al punto que «no tan desconocidos» destrozaron el edificio municipal y quisieron incendiar el diario EL CHUBUT, mientras los concejales oficialistas se preocupaban de cambiarle el nombre a la calle Roca.

 

SIN EMBARGO...

 

...todos los ciudadanos tienen el derecho político de querer ser el gobernador o gobernadora. También Adrián Maderna. De hecho, uno de sus principales alfiles, Héctor Castillo, acaba de declarar que trabajará por el proyecto «provincial» del intendente. Incluso por fuera del peronismo, si fuese necesario. Es cierto, basta recorrer la Ruta 25 al oeste y la 3 hacia el sur, para descubrir que algunos madernistas empezaron el trabajo territorial o que por lo menos han hecho algunas pintadas. ¿Pero qué tiene para ofrecer Maderna como modelo de gestión para la provincia? ¿Lo hecho en Trelew? ¿Asistencialismo, planes, acuerdos con organizaciones piqueteras, pobrismo, cooperativas de empleo de baja intensidad, repartir nylon cuando llueve, destrucción del tejido social, y culpar a Mauricio Macri? Es cierto que la presidencia de Macri tuvo un muy pobre resultado económico y ni qué hablar de la deuda que dejó. Pero los Sastre en Madryn, Luque en Comodoro e incluso Carlos Linares, Sergio Ongarato en Esquel y hasta Rawson que cambió de signo político, coexistieron con el gobierno de Cambiemos y crecieron igual. Al mismo tiempo Trelew se fue degradando. Y no hay mejor palabra que lo defina.

 

La política suele dar muchas sorpresas. Pero es difícil que un ciudadano de Comodoro, Madryn, Rawson o Esquel, prefiera optar por el «modelo Trelew» del madernismo. Los resultados están a la vista. Y aún queda por ver el recorrido judicial de las causas por los incidentes en Rawson, y el atentado incendiario contra diario EL CHUBUT. Las pericias telefónicas podrían arrojar sorpresas, y posibles relaciones y comunicaciones entre los ejecutores, y algunos referentes, aliados o integrantes del oficialismo municipal. Por el caso de los destrozos a la Casa de Gobierno hay una docena de personas identificadas, y cuatro por el incendio a EL CHUBUT. El peritaje telefónico ya dio un resultado increíble. Algunos de los teléfonos secuestrados -una decena en total- no se pudieron desbloquear aún. Algunos de los vándalos usaron equipos Iphone, de acuerdo a información a la que pudo acceder este diario. Si hay pobreza, que no se note justo en una revolución.

 

LA UCR DE CHUBUT  SE PREPARA...

 

...para un proceso de renovación con muchas particularidades. Por lo pronto, los radicales están en el frente que ganó las elecciones de manera contundente el año pasado. Antes, perdieron en las PASO contra «Nacho» Torres. Y ahora acomodan las fuerzas internas para elegir autoridades partidarias. 

 

En marzo, se elegirán los delegados al Comité Provincia y autoridades departamentales en aquellos lugares en los que no haya un acuerdo por lista única. Y son varios los nombres que suenan. El que viene con más fuerza, trabajando por ello y que ha blanqueado sus aspiraciones es Damián Biss, el intendente de Rawson. Y se cree que Gustavo Menna o la actual presidenta Jacqueline Caminoa podrían intentar competir.

 

Más allá de los nombres, lo que necesita el radicalismo es el fortalecimiento interno, con la menor influencia externa posible. Examinar su «deber ser» de pertenencia radical, y luego ver hacia adelante cuál es su mejor política de alianzas, sus planes de gobierno, y sus mejores hombres y mujeres para ofrecer a la comunidad, ya sea en alianza con el PRO -algo probable- o con partidos políticos afines. Es decir, deben afrontar un proceso de reconstrucción. Es cierto que el triunfo del año pasado podría maquillar las dificultades. Pero un partido como la UCR que gobernó Chubut muchos años, 16 desde 1983, se debe a sí mismo y a sus votantes una «puesta a punto». 

 

Por ahora, y recién empezando «la previa» y las recorridas, Biss ha arrancado con fuerza, sobre todo por una particularidad que lo distingue y que en política es muy importante: genera empatía, no despierta los típicos resentimientos de la histórica «cooperativa de enemigos personales» del radicalismo. Es un activo que el intendente de Rawson debe explotar si va a intentar conducir al radicalismo hacia 2023.

 

EN EL GOBIERNO ESTAN EN PLENA EJECUCION...

 

...de cambios. El que se irá ahora es el ministro de ambiente Eduardo Arzani. Su reemplazo será Roberto Jure, un técnico «de planta» del ministerio, oriundo de Comodoro Rivadavia.

 

La salida de Arzani tiene mucho que ver con el fracaso de la ley minera. Desde el ministerio, Arzani fue uno de los que trabajó en muchos de los consensos que debieron construirse, aunque luego hayan estallado. Jure asumiría el 14 de febrero. Y Arzani irá a la recientemente creada, ley Agencia de Exportaciones e Importaciones, un lugar que le es más conocido desde que Martín Buzzi fue -primero- ministro de Mario Das Neves, y luego, gobernador. «La salida fue consensuada... el propio Arzani había pedido salir si no se aprobaba la ley minera», dijeron en Fontana 50. 

 

El recambio de Arzani es el quinto ministerial desde las elecciones de noviembre, en que el Gobierno quedó tercero detrás de JxC y del peronismo. 

 

ACABAN DE PASAR LAS LLUVIAS...

 

...y a causa del nivel bajo del río -dramática situación sobre la que se viene discutiendo fuerte-, hubo problemas con la potabilización y cortes de agua en casi todas las cooperativas que atienden nuestras ciudades. Y en Trelew, la Municipalidad salió a repartir nylon a las zonas afectadas. Mejor ejemplo de la falta de planificación histórica sobre el manejo del río, y de los parches que suele poner la política, no se consiguen. Hay datos técnicos que muestran la improvisación. El río Chubut ha llegado a mandar directamente al mar unos 600 hectómetros cúbicos de agua, sin utilizar ni en riego, ni en potabilización. Un hectómetro cúbico es del tamaño de una cancha de Boca, pero de cien metros de alto. Se van al mar 600 de esas unidades, cuando con 800 se riegan las 17.000 hectáreas productivas del Virch en una temporada completa, y se da agua a las ciudades. En Mendoza, un dique de capacidades similares, con un río menos caudaloso que el Chubut, la represa Potrerillos se las arregla en época de sequía para regar con 700 hectómetros 110.000 hectáreas y servir de agua a 1,5 millones de personas. Es decir, el río Chubut podría regar «un valle más» y tener agua suficiente para todos. ¿Por qué no ocurre? Porque ningún gobierno provincial, ni las municipalidades, tienen el problema del agua en la cabeza, más allá de la discusión minera que acaba de fracasar en esta provincia. El día en que de verdad se pongan a estudiar a fondo los problemas estratégicos que tenemos, van a descubrir que las cooperativas, los municipios, el Gobierno provincial y el nacional deben ponerse de acuerdo y planificar desde «tomas de emergencia» en canales de riego, nuevas tomas de agua más importantes para nuestras ciudades, acueductos, y gestionar a través de municipalidades y gobiernos, financiamiento internacional para las obras necesarias. Ya sea desde las pequeñas, como tomas adicionales, o las más grandes como un dique compensador, o el azud en el Fontana en el sur provincial.

 

Entretanto, tenemos tomas de agua del siglo pasado para una población y una demanda mayor, tenemos diques «truchos» con la que se roban el agua del río Chubut, tiramos gran parte del caudal del río al mar, y aún se riega «a manto» porque la economía local no justificaría a los chacareros tecnificar el riego, ya sea por los malos precios de la producción, y por la falta de agroindustria. Pero cuando llueven «cuatro gotas», nos cortan el agua. Y reparten nylon. Más pobre, es difícil imaginarlo.

 

 

Foto de la semana

 

Esta foto ilustra a la perfección parte del problema que ocurre con el río Chubut. Se trata de un dique ilegal en la zona de Las Plumas, para enviar agua a un campo privado cuyo dueño sólo fue multado. Un «chas chás...» y listo. Si vamos a cuidar el agua, hay que ser más estrictos. Robar agua debe ser un delito penal. Habría una veintena de diques como estos a lo largo de la traza del río. Para nuestros editores, esta imagen es la foto más importante de la semana.

 

 

La semana en siete frases

 

1. «La inacción de nuestra Justicia, que no ha imputado a este energúmeno con el sinfin de delitos terroristas cometidos por él y sus cómplices contra los ciudadanos de bien (...), sumado a la complicidad del Gobierno nacional para con estos delincuentes y terroristas deja a la región y especialmente a Chubut y Río Negro en completa desprotección y soledad». (Ex ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, y la orden de liberar a Facundo Jones Huala en Chile).

 

2. «Las organizaciones revolucionarias mapuches tienen que seguir en el camino del sabotaje a las grandes empresas, hasta expulsar a Benetton y a las forestales». (Facundo Jones Huala, en Temuco, a poco de ser beneficiado con la libertad condicional).

 

3. «Voy a trabajar para el proyecto del intendente...». (Héctor Castillo, ex secretario de Acción Social y ahora concejal, proponiendo a Maderna para la gobernación. Dijo también que puede ser por fuera del PJ, en un frente).

 

4. «La próxima semana firmaremos el contrato de inicio de obra de reparación del sistema de balizamiento del Aeropuerto de Trelew y comenzarán las tareas preliminares». (Enésimo anuncio oficial en pocos años. Esta vez, por cuenta del intendente de Trelew, Adrián Maderna. Debe firmarse esta semana).

 

5. «El Gobierno provincial no ejerce como corresponde el poder de Policía y el Instituto Provincial del Agua (IPA) aplica o amaga con sanciones dinerarias que no solucionan el problema». (Senadora nacional Edith Terenzi, luego de constatar los desvíos ilegales del río Chubut en la zona de Las Plumas).

 

6. «La Cooperativa Eléctrica de Trelew anuncia que debido a la turbidez que presenta el río Chubut por causa de las recientes precipitaciones pluviales, en horas de la madrugada de este domingo se cortará el proceso de potabilización durante todo el día...». (Comunicado de la Cooperativa local, que se repite cada que vez que llueve).

 

7. «La decisión del Gobierno nacional de dejar afuera nuestra provincia fue arbitraria y restrictiva, Chubut produce energía para todo el país y merece ser contemplada...». (Parte de un proyecto de resolución del senador nacional Ignacio «Nacho» Torres, reclamando que nuestra provincia sea incluida en un clúster de energías renovables, en el que no fue tenida en cuenta).

 

El espejo negro de Trelew

 

«Nos tenemos que enfocar en Trelew para que sea un espejo territorial para la provincia», dijo Héctor Castillo al hacer pública la aspiración del intendente Adrián Maderna de competir por la Gobernación en 2023. Pero poner a la ciudad como el ejemplo de un proyecto provincial, no pareció el mejor lanzamiento. Con casi ocho años de gestión y un crecimiento sostenido del desempleo, la pobreza, el delito, el asistencialismo como método y el deterioro general de la sociedad, el modelo de gestión de Trelew no resulta ejemplar ni tentador. Todo esto, aunque el discurso oficial sea señalar la gestión del ex presidente Mauricio Macri como la mayor responsable, parece ser «el espejo» que el ex secretario Castillo quiere llevar al resto de la provincia como muestra del proyecto madernista.

 

Es difícil de entender, pero lo cierto es que la carrera está lanzada. Y en paralelo se inició la disputa por la sucesión, o al menos por ser candidato del mismo espacio en Trelew. Ya expusimos la semana pasada en esta misma columna cómo empezaron a aparecer las aspiraciones dentro del madernismo, con el método de la denuncia fuerte por redes sociales y sin precisión probatoria. Por cierto, luego de la acusación que la diputada provincial Leila Lloyd Jones hizo contra el secretario de Planificación, Sebastián De la Vallina, señalándole por «hacer negocios», comenzó a sonar la posibilidad del regreso a la Municipalidad de un ex funcionario de buenas migas con el esposo y asesor legislativo de la diputada.

 

Volviendo al lanzamiento de Maderna-2023, también fue Héctor Castillo quien expuso que no necesariamente se apunta a la Gobernación por dentro del Partido Justicialista. A todo esto, cabe preguntarse qué pasa en el PJ que todos los que quieren ser candidatos a gobernador ya manejan alternativas por fuera: lo piensan desde el sastrismo, no lo descartan los impulsores de la candidatura del comodorense Juan Pablo Luque. Y Maderna también está decidido a lanzarse y no se cierra en los márgenes del justicialismo.

 

Lo cierto es que el madernismo comenzó hace tiempo a recorrer la provincia con aspiración electoral. Y aunque parezca incomprensible, lleva como muestra su tarea en Trelew, la que destacan por su trabajo social, el crecimiento de una gran cantidad de demandantes cooperativas de empleo sostenidas desde el Estado municipal, proyectos productivos de alimentos para el autosustento y la relación permanente con movimientos sociales multipropósito.

 

 

Se dice que...

 

...al ex integrante de aquellos «jóvenes brillantes...» del dasnevismo, Pablo Mamet, le reclamaron fuerte por una fiesta en el predio del Club Huracán, la «Fiesta Bresh». Parece que en los exigentes protocolos sanitarios que se aplicaron, olvidaron respetar el descanso de los vecinos. Mamet, como se sabe, es presidente del club.

 

...el asunto fue que en plena fiesta, la periodista y vecina de la zona María Giselle Castro le pidió a Mamet que los organizadores bajaran un poco el volumen. Luego, la periodista relató el «playlist» de la música durante toda la madrugada del 16, en la que parece que fue imposible conciliar el sueño para quienes viven en la zona.

 

...Mamet hizo algunos posteos sobre la fiesta en sí y el destino del dinero para los bomberos de Trelew, pero no respondió sobre los ruidos molestos. El ex ministro dasnevista no oculta sus ganas de ser candidato a intendente de Trelew y de hecho el año pasado anduvo cerca de JxC. Pero parece que deberá afinar la puntería con los vecinos.

 

...uno de los que resultó afectado fuerte por el Covid en esta tercera ola fue el senador nacional «Nacho» Torres. Pasó el fin de semana en cama y con la garganta literalmente prendida fuego por el virus.

 

...la decisión de otorgar la libertad condicional a Facundo Jones Huala en Chile genera incomodidad de este lado de la frontera. Aunque Jones Huala no puede ingresar legalmente a la Argentina, un acuerdo entre ambos países le permitiría el regreso. Habrá que seguir con atención estos movimientos, y ver qué posición adopta el actual ministro de Seguridad de la provincia, Leonardo Das Neves. Su antecesor, Federico Massoni, ya trató de «terrorista» a Jones Huala.

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?