MENÚ
Cargando...

De puño y letra

Los cambios: Los que vienen, los que se quedan, los enojos, los que están en duda. Todos, con un ojo en la gobernabilidad. El telón de fondo de la minería y del Proyecto Navidad.

Por REDACCIÓN CHUBUT

(Por Renato de la Cruz) 

 

Las crisis siempre...
...representan una oportunidad, aunque no resulten de la mejor manera. Finalmente, los sacudones en el gabinete del gobernador Mariano Arcioni hicieron eclosión en medio del verano chubutense, empujados por los rumores de cambios que recorren la política desde que murió Das Neves, por las diferencias entre varios ministros y el ministro coordinador Sergio Mammarelli, por el fracaso del paquete legislativo de leyes que el gobierno necesitaba, la crisis y las perspectivas de ajuste, y también por el temor a lo desconocido. Y esto es un dato. «No sabemos qué va a pasar», dicen algunos de los hombres del gobierno.

El único que parece verdaderamente confiado y optimista es el propio Mariano Arcioni, y enhorabuena.
Los cambios de gabinete -que en Chubut suelen discurrir con poco ruido salvo en los casos muy resonantes, como cuando Norberto Yauhar o Víctor Cisterna se fueron de sendos gobiernos dasnevistas- esta vez vendrán con estruendo, porque algunos de ellos son verdaderamente fuertes.

Federico Massoni, aquel ex funcionario de Martín Buzzi muy conocido por sus incursiones públicas... poco convencionales... ocupará la cartera de Seguridad. Massoni ya fue secretario de Seguridad de la Provincia durante cuatro meses, en la gestión de Buzzi. Antes, había sido secretario de Obras Públicas de Trelew para Máximo Pérez Catán, y presidente del Organismo Regulador de Servicios Públicos.
La tarea de Massoni será durísima. En Trelew especialmente, la inseguridad está descontrolada. Y la verdad es que al funcionario se lo recuerda más por aquel mote de «Capitán América» o por la famosa polémica del precio del perejil, que por su gestión al frente de la seguridad pública.
Además, hace un año y medio tuvo una áspera polémica con Jerónimo García, titular del bloque de diputados de Chusoto.

El veterano legislador lo denunció, por un supuesto pedido de un terreno y plata para el voto afirmativo de la diputada Torres Otarola, a favor de pliegos de candidatos al Superior Tribunal de Justicia. A Massoni -que asesoraba a la legisladora- lo sobreseyeron y luego pidió un millón de pesos de resarcimiento por aquellas declaraciones de García. Esa relación quedó resentida.
¿Por qué lo elige Arcioni en una tarea tan sensible?
Porque necesita mostrar «acción y gestión» en Fontana 50, dijeron fuentes del gobierno. Arcioni está convencido de que Massoni dará a Seguridad una dinámica que no tiene.

Hay otros cambios que...
...aún no fueron confirmados oficialmente. Fuentes del Palacio dijeron a esta columna que Martín Bortagaray pasará a ocupar el Ministerio de la Familia. Y que Leticia Huichaqueo será secretaria de Asuntos Municipales. El mackarthysta Nelson Williams será el nuevo titular del Instituto Provincial de la Vivienda, y el secretario de Trabajo Marcial Paz -que criticó con dureza a Arcioni en la campaña- será ministro de Gobierno. Los informantes se preocuparon de aclarar que Williams no fue convocado por su condición de adherente a Mac Karthy, y que la interna entre Paz y Arcioni es asunto del pasado.

El destino del ministro de Economía Pablo Oca parece ser el de salida, aunque Arcioni hará todo por retenerlo. Ignacio Agulleiro en Ambiente e Ignacio «Turi» Hernández seguirán, de momento, y bastante más complejo resulta resolver la cartera de Educación, a semanas del inicio de las clases de verano, y con las paritarias a la vista.

Gustavo Castán se fue del gobierno y de la cartera educativa con una importante carga de enojo. Se cruzó con Sergio Mammarelli en la primera reunión de gabinete, y luego supo de boca del propio ex ministro Fernando Menchi, que su cargo había salido a oferta política. El propio Menchi fue tentado. 
La última novedad es que Arcioni lo ofreció a Aldo Marconetto, pero el ex diputado chubutense habría declinado, de momento. Lo único seguro hoy es que Arcioni quiere allí a alguien «de afuera del sistema», porque las transformaciones serán muy fuertes. «Tenemos casi cinco maestros por aula. Así, es imposible», dicen en el Gobierno.

Los cambios de gabinete no pasarían por el filtro legislativo, de ser posible, por lo tanto habrá que ver cómo se operan las transformaciones. En Fontana 50 quieren evitar otro rechazo como ocurrió con el paquete de leyes económicas y el Pacto Fiscal, que -de paso- serían tratados nuevamente en la primera semana de febrero. Al menos, el Gobierno llamará a una sesión extraordinaria en ese momento. Lo que nadie asegura aún, es que se cuenten con los votos necesarios para el Pacto, la Emergencia Económica, el Presupuesto y sus leyes complementarias.

Aún así, hay que decir que con los nombramientos de nuevos ministros y con la salida de ministros de paladar negro dasnevista, hay cierta desazón -por llamarle de alguna manera- en Chusoto, donde en lo que fuera el círculo íntimo del fallecido gobernador Das Neves ya no se privan de las críticas a Sergio Mammarelli.
En todo caso, hay que esperar nuevos capítulos de esta novela del verano.

Hay una foto politica....
...del año pasado, que en su momento llamó la atención. En la primera reunión de cara al acuerdo fiscal a las que asistió Mariano Arcioni asistió en su calidad de nuevo gobernador, junto con mandatarios de otras provincias, el presidente Macri lo sentó a su izquierda.
Aquello se interpretó como un gesto incluso de solidaridad del Presidente hacia los chubutenses, y de respeto, por la muerte reciente del gobernador Mario Das Neves, a quien Macri tenía especial consideración. En la reunión con los gobernadores, fue cuando la mayoría del país le vio la cara al nuevo mandatario de Chubut.

Pero el gesto de Macri no era sólo de amabilidad. Al Presidente le urgía hablar de minería con el nuevo gobernador de Chubut. Ese breve contacto sirvió para una reunión posterior, en la que Mauricio Macri sorprendió a Arcioni con un pedido. «Quiero el proyecto Navidad», habría planteado el jefe de Estado. Lógicamente, se refería a la mina de plata oro y cobre ubicada en la meseta chubutense y cuya explotación está virtualmente frenada, por la aplicación de la ley 5001, que restringe el uso de contaminantes y que estableció la escasa «licencia social» que hay en Chubut, para hacer minería.

En aquel breve contacto, el Presidente le dijo al gobernador Arcioni que el Proyecto Navidad significaba de arranque mil millones de dólares de inversión, muchísimo trabajo, y que era bueno para la meseta, para la provincia, y para el país.
Desde ese momento, el Presidente se convirtió en el principal «lobista» del Proyecto Navidad. 
Todo lo que ocurrió más tarde, merece ser contado.

El gobernador Arcioni...
...manifestó en más de una oportunidad, e incluso se lo dijo a Macri, a Frigerio, y a otros funcionarios nacionales que hablaron con el mandatario chubutense, que él debía respetar el legado de Mario Das Neves, quien se había negado a firmar el año pasado el acuerdo federal minero con palabras bastante gruesas. 
La situación quedó boyando entre Fontana 50, la Subsecretaría de Minería de la Nación, el Ministerio del Interior, y el propio Macri monitoreando los avances. Cuentan que en medio de todo eso, Arcioni le pidió al Gobierno nacional que asuma los costos de empujar el proyecto Navidad, y que por lo menos consiguiesen el apoyo de los intendentes. Y fue así que desde el ministro José María Aranguren para abajo, pasando por el secretario de Minería de la Nación Daniel Meilán, y por el subsecretario de Desarrollo Minero, Mario Capello, todo el mundo se puso en función del objetivo, alinear a los intendentes de Chubut en un pedido unánime, o todo lo mayoritario que se pudiese, en favor del proyecto Navidad.

La idea de Macri es -justamente- empujar la minería por proyecto, con prospecciones, estudios de acuíferos, y regulaciones establecidas.
Después, en semanas consecutivas, aparecieron la reunión impulsada por el intendente madrynense Ricardo Sastre con Aranguren, que tendrá una segunda ronda mañana martes con jefes comunales que ya han sido «apalabrados» por los funcionarios nacionales. Aparecieron la carta de los intendentes de la meseta, más otro documento de unos 300 minifundistas, productores rurales de los departamentos de Telsen, Gastre y Paso de Indios.

Todas estas acciones contaron con la debida operación de los funcionarios nacionales y la participación y acuerdo de actores locales. Tampoco es casual que el presidente del Instituto Provincial del Agua, Gerardo Bulacios, haya salido a decir que el proyecto Navidad no contamina. Lo hizo apoyado en un estudio realizado por la estatal Hidroar respecto del acuífero de Sacanana, que alimentará la explotación de plata en Navidad si es que el proyecto avanza alguna vez. Ese estudio está desde hace dos años en poder del IPA, confiaron fuentes del Gobierno nacional. ¿Por qué reaparece ahora?

Porque Macri pidió por el proyecto, y de repente buena parte de la política de Chubut entendió que se debe hacer minería.
El asunto es a qué costo, en qué condiciones, con qué cuidados ambientales, con cuáles garantías, con qué planes posteriores de remediación y desarrollo de los pueblos, y con qué ganancias para la provincia. Todo ello debe volver a discutirse en un marco de seriedad.

Las reuniones reservadas por...
...el Proyecto Navidad siguen adelante en pleno verano. Hoy lunes, los tres diputados radicales Manuel Pagliaroni, Jacqueline Caminoa y Eduardo Conde, más el presidente de la UCR de Chubut, César Herrera, fueron invitados a una reunión-presentación de Navidad en la Secretaría de Minería de la Nación. Se reunirán con Mailén, con Capello, y con funcionarios del Ministerio de Energía de la Nación.
Les explicarán que Navidad representa 1.000 millones de dólares de inversión, más la construcción de la mina, campamentos, infraestructura, equipamientos, trabajo, desarrollo de proveedores locales. «Casi 2.000 chubutenses trabajarán en la construcción antes de comenzar la explotación, durante dos años», confió una fuente.

Navidad es el proyecto de mineral de plata sin explotar más importante del mundo. Les dirán a los diputados que se perderá una explotación de 300 millones de dólares al año, por 30 años.
El martes, el «road show» seguirá con los intendentes. Se sabe que irán Ricardo Sastre, Adrián Maderna y Carlos Linares, entre otros. Los tres más importantes ya dieron el «sí».

Dos realidades conviven...
...hoy, como «nuevo» dato. La crisis financiera provincial, y el interés por la minería que entre los dirigentes políticos del PRO, Chusoto, el PJ y la UCR, debe ser mayoritario. Salvo los antimineros confesos y militantes como Mario Cimadevilla, o la diputada Jacqueline Caminoa porque es de la cordillera, en el Valle, la Meseta y Comodoro los dirigentes creen que la minería será el bote salvavidas de todos.
La pregunta es quién paga los costos políticos de lo que hay que hacer.

Fuentes de la UCR admitieron la existencia de la reunión de hoy con los diputados del partido y el presidente del Comité Provincia, pero dijeron que sólo irán a «escuchar». Y anunciaron que debe ser el Gobierno provincial el que lleve la iniciativa adelante, si es que quieren hacer minería y empujar el Proyecto Navidad. Dentro de la UCR hay diferencias respecto de la minería. No todos son antimineros. Y otros están dispuestos a escuchar.

Para reactivar Navidad...
...deberán (los legisladores, el Gobierno) o bien derogar la ley 5001 -algo para lo que no hay ni habrá consenso político- o conseguir que algún juez la declare inconstitucional en medio de un verdadero escándalo, ante alguna presentación de organizaciones empresarias, o de algún intendente o legislador dispuesto a hacer la tarea dura. Ese camino sería tortuoso, porque el único antecedente que hay en el país está en Mendoza, con la ley 7722, que fue declarada ampliamente constitucional por la Corte de aquella provincia, y eso que es más restrictiva que la 5001 chubutense. 

Otra opción menos traumática es cumplir con el artículo segundo de la ley 5001 y declarar por otra ley una zonificación, que diga dónde se puede hacer minería metalífera, y dónde no, y en qué condiciones.
Todo indica que el camino final será el de la minería en la meseta, algo que ya alineó a buena parte de los intendentes y de los dirigentes de los partidos principales, del lado minero.
Las turbulencias serán importantes. Porque en Chubut no hay aún suficiente licencia social para la minería metalífera. Das Neves lo sabía y lo tenía medido.

El propio Gobierno provincial no es claro. Arcioni evitó asumir compromisos, pero dejó que en Buenos Aires haya un desfile de chubutenses con poder de decisión, hablando con funcionarios respecto del proyecto Navidad. Todos tienen el oído endulzado. Sin embargo, las voces oficiales que se escuchan son contradictorias. Por un lado, Gerardo Bulacios desde el IPA dice que Navidad no contaminará, y le sale a contestar el propio ministro de Ambiente Ignacio Agulleiro, afirmando que no es seguro.

No se podrá sobrepasar este debate simplemente con el estudio del acuífero de Sacanana realizado por Hidroar. Ese estudio deberá pasar la prueba ácida de las mejores universidades del país, alguna internacional, de organismos independientes, de organizaciones ambientalistas, debe haber audiencias públicas, nuevos estudios de impacto ambiental, y una discusión legislativa seria, con documentación técnica confiable, para la zonificación minera.

Que no venga un juez de la nada a decir «ahora se puede y no contamina». Porque los chubutenses debemos estar seguros.
Y, finalmente, hay que considerar el aspecto económico. Es innegable el boom de la minería. Pero debe dejar ganancias suculentas no sólo a los empresarios, sino a la provincia. En estos días de debate, revivió una vieja idea: a medidas que las acciones de las empresas mineras crezcan en valor, con explotaciones en marcha, la propia provincia debería participar de esas ganancias.

Finalmente, y si las condiciones ambientales son aceptables por todos, habrá minería como todo lo que se hace en Chubut en materia de explotaciones, y el ejemplo más cercano es el marco hidrocarburífero que se sancionó en épocas de Buzzi, en detrimento de la minería. El Gobierno, los gobiernos, las empresas, deberán responder a cada sector político, empresario, municipal, gremial interesado en la minería de manera clara, y precisa, cuando les pregunten... «Y nosotros... ¿en qué vamos?».
Para mayor claridad, agregar agua del acuífero de Sacanana. 

LA FOTO DE LA SEMANA

La reunión fue de apuro, pero terminó siendo fructífera. En la semana que pasó, Arcioni fue convocado a Villa La Angostura para reunirse con el presidente. El Gobernador habló de las obras que necesita la provincia y de la delicadísima situación financiera. Y el Presidente tenía anotados temas como el acuerdo fiscal -que no pasó el filtro de la Legislatura, la semana pasada- producción petrolera, las acciones por la RAM. Por razones estratégicas y económicas que ya están bien explicitadas, Macri viene dando señales hacia Chubut, buscando refrescar la relación. Lo que no está claro, es si Nación pondrá los millones que necesita la provincia, cada vez que haga falta. De todos modos, la reunión entre el Presidente y el Gobernador, fue la foto más importante de la semana. 

EL "ERROR" DE NACHO TORRES Y LAS REUNIONES A DOS PUNTAS

Todo era armonía y había una fuerte convicción de trabajar en consonancia por la consolidación de Cambiemos en Trelew, a sabiendas que en 2019 podría abrirse una posibilidad grande de pelear por la intendencia de la ciudad. Ese era el clima cuando el viernes a las cuatro de la tarde se reunieron dirigentes locales del PRO y la UCR en la Fundación Pensar. Allí estaban -entre otros- el diputado provincial radical Manuel Pagliaroni; el funcionario del Ministerio del Interior, Ignacio Torres; el presidente del radicalismo trelewense, Ricardo Furci; la diputada nacional suplente, Sonia Cavagnini; y el radical con aspiraciones municipales Germán Larmeu. Todos se fueron del encuentro con la tarea de un trabajo mancomunado para fortalecer la alianza partidaria y discutir un candidato de la unidad. Pero no habían transcurrido aún dos horas cuando «Nacho» Torres ya concurría a otra reunión de un tenor muy distinto y que se prestó a confusión.

Mientras Mariano Arcioni recibía a la santacruceña Alicia Kirchner con una importante comitiva de unas 25 personas; en un despacho muy cercano el ministro Coordinador Sergio Mammarelli mantenía una extensa charla con el joven Torres. Sí, el mismo que esa misma tarde coordinaba acciones con sus aliados radicales para ganar en Trelew. Ninguno de los radicales que compartieron con el funcionario nacional trelewense pudieron considerar que estuviera jugando a dos puntas y, con benevolencia, lo adjudicaron a la falta de experiencia política que podría llevarlo a no manejar al menos los tiempos y el sentido de la oportunidad. 

Hay errores que el mismo mundillo político no siempre perdona. Pero lo cierto es que durante el encuentro en la Fundación Pensar, Torres no blanqueó que desde allí se iba a la Casa de Gobierno en Rawson, donde lo esperaba el hombre de mayor confianza de Arcioni. Es cierto que había comentado que ya había estado con Mammarelli la semana anterior, y también que se habló de no acompañar al Gobierno provincial en ningún cargo ministerial, pero el cónclave oficalismo-PRO fue sorpresivo para los radicales. Tal vez fue un olvido, quizás no pensó que trascendería, pero lo más probable es que Torres aún necesite transitar un poco más por los sinuosos caminos de la política que se le abrieron ante su juventud, para entender cuestiones elementales a tener en cuenta. Igualmente, y aunque fuere por las dudas, en el oficialismo deberían dejar de pensar que en el PRO se chupan el dedo, o que por allí cometen «errores» políticos.

Son gente de modos distintos, que después de ocho años de gobernar la Ciudad de Buenos Aires se llevaron puesto al kirchnerismo, les quitaron la presidencia, y los enterraron en las últimas legislativas. Puede que Torres haya cometido un «error», pero no se mira en el espejo de improvisados.

 

OFICINAS A CONTROL REMOTO

Con rapidez inusitada salió el ministro de Ambiente de la provincia Ignacio Agulleiro a afirmar que el derrame de hidrocarburos del potero chino hundido no tendría consecuencias ambientales para el Golfo Nuevo. «Efectivamente existió un goteo inverso, de una gota de hidrocarburo cada 15 segundos», especificó el ministro de Ambiente de la Provincia convencido de la inexistencia de cualquier peligro. Es muy probable y teniendo en cuenta el profesionalismo del funcionario, que sus expresiones estén bien fundamentadas.

Sin embargo, no se puede obviar que -a más de dos semanas del hundimiento- las operadoras de buceo no tuvieron oportunidad de bajar hacia el Hu Shum Yu 809 porque «todavía se están haciendo las inspecciones de rigor para ver si está estable, y en qué posición quedó», según relató el presidente de la Asociación de Operadoras de Buceo, Hugo «Galgo» García. Es decir que al no estar estable el barco, Prefectura no permitió que los buzos llegaran a la parte inferior, dado el peligro que representa. 

Por cierto, nada se dijo aún de la factura por $22 millones que habría presentado la empresa que realizó el trabajo y que en el puerto habrían rechazado por considerarla exorbitante. Mucho más claro que la mancha dejada por el potero en el Golfo, está que son varios los millones de lo que se está hablando en este caso.

 

... SE DICE QUE

...en el plan de reestructuración del Estado (una forma esquiva de hablar de achique) ideado por el ministro Sergio Mammarelli a pedido del gobernador Arcioni, hay áreas que siguen sobreviviendo pese a su nulo aporte al Gobierno. Para muestra basta un botón, y ese ejemplo lo aportó el pedido del propio Arcioni al ya renunciado ministro de Gobierno, Pablo Durán, que por favor asista al acto con el ministro de Justicia de Nación, Garavano, y el secretario de DDHH, Claudio Avruj, para la firma del Plan Para Pueblos Originarios. ¿Dónde está Oscar Petersen, el subsecretario de Derechos Humanos de Chubut? Lo último que se conoció del referente del Polo Social que llegó al cargo por un acuerdo político con Mario Das Neves, fue que había sido protagonista de un accidente en Puerto Madryn en el que sufrió varias lesiones. No se conocen balances de gestión, hechos en los que tenga participación. Ni datos que prueben que esa subsecretaría en verdad existe.

...pero no DDHH es la única área de Gobierno que sigue funcionando con sus propias partidas y parecen no tener ningún rebote del ajuste. En realidad, son varias. Pero algunas puntuales llamaron la atención de ciertos miembros del propio Gobierno. La Agencia de Prevención de Adicciones comenzó con toda una puesta en escena de Claudio Mate y su extensa trayectoria en la lucha contra la drogadicción. Hasta que decayó. Pero la Agencia sigue existiendo y está a cargo de Alberto Ahmed, que en su momento dejó el IAC para que asuma en ese instituto Máximo Pérez Catán.

...la empresa Genneia tiene acreencias con la provincia, desde las épocas en que pertenecía a Alejandro Ivanissevich, por la generación en centrales eléctricas de Gobernado Costa y Río Mayo. Y ahí andan con el reclamo. La misma empresa, cabe agregar, que ahora es del grupo Macro, y que no deja ni un peso en la provincia por la generación de energía eólica, cuyo parque en Rawson fue noticia por la ampliación y la reciente visita de Macri.

...hay bronca en Chusoto con Ricardo Sastre. El intendente sigue ganando «amigos» en el Gobierno provincial y en el dasnevismo. Esta vez, fue por un tuit en el que criticó a los ministros. Pero hubo revancha, entre quienes levantaron chismografía sobre el viaje del intendente portuario a Estados Unidos, por la invitación de Red Chamber. «Si no trae inversiones nuevas como dijo... le van a llover las críticas», dijeron. La verdad es que Sastre hace su propio juego, y ello mantiene calentitas las relaciones.

...está desaparecido en acción José «Chico Espina» Giménez, secretario de Desarrollo Territorial de Trelew. Cuentan que por algún problema que no está claro, habría pedido algún destino lejano y «guardarse» un poco. Se habla de amenazas.


 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

De puño y letra

Los cambios: Los que vienen, los que se quedan, los enojos, los que están en duda. Todos, con un ojo en la gobernabilidad. El telón de fondo de la minería y del Proyecto Navidad.

Foto de la semana.Arcioni fue convocado a Villa La Angostura para reunirse con el presidente Mauricio Macri..

(Por Renato de la Cruz) 

 

Las crisis siempre...
...representan una oportunidad, aunque no resulten de la mejor manera. Finalmente, los sacudones en el gabinete del gobernador Mariano Arcioni hicieron eclosión en medio del verano chubutense, empujados por los rumores de cambios que recorren la política desde que murió Das Neves, por las diferencias entre varios ministros y el ministro coordinador Sergio Mammarelli, por el fracaso del paquete legislativo de leyes que el gobierno necesitaba, la crisis y las perspectivas de ajuste, y también por el temor a lo desconocido. Y esto es un dato. «No sabemos qué va a pasar», dicen algunos de los hombres del gobierno.

El único que parece verdaderamente confiado y optimista es el propio Mariano Arcioni, y enhorabuena.
Los cambios de gabinete -que en Chubut suelen discurrir con poco ruido salvo en los casos muy resonantes, como cuando Norberto Yauhar o Víctor Cisterna se fueron de sendos gobiernos dasnevistas- esta vez vendrán con estruendo, porque algunos de ellos son verdaderamente fuertes.

Federico Massoni, aquel ex funcionario de Martín Buzzi muy conocido por sus incursiones públicas... poco convencionales... ocupará la cartera de Seguridad. Massoni ya fue secretario de Seguridad de la Provincia durante cuatro meses, en la gestión de Buzzi. Antes, había sido secretario de Obras Públicas de Trelew para Máximo Pérez Catán, y presidente del Organismo Regulador de Servicios Públicos.
La tarea de Massoni será durísima. En Trelew especialmente, la inseguridad está descontrolada. Y la verdad es que al funcionario se lo recuerda más por aquel mote de «Capitán América» o por la famosa polémica del precio del perejil, que por su gestión al frente de la seguridad pública.
Además, hace un año y medio tuvo una áspera polémica con Jerónimo García, titular del bloque de diputados de Chusoto.

El veterano legislador lo denunció, por un supuesto pedido de un terreno y plata para el voto afirmativo de la diputada Torres Otarola, a favor de pliegos de candidatos al Superior Tribunal de Justicia. A Massoni -que asesoraba a la legisladora- lo sobreseyeron y luego pidió un millón de pesos de resarcimiento por aquellas declaraciones de García. Esa relación quedó resentida.
¿Por qué lo elige Arcioni en una tarea tan sensible?
Porque necesita mostrar «acción y gestión» en Fontana 50, dijeron fuentes del gobierno. Arcioni está convencido de que Massoni dará a Seguridad una dinámica que no tiene.

Hay otros cambios que...
...aún no fueron confirmados oficialmente. Fuentes del Palacio dijeron a esta columna que Martín Bortagaray pasará a ocupar el Ministerio de la Familia. Y que Leticia Huichaqueo será secretaria de Asuntos Municipales. El mackarthysta Nelson Williams será el nuevo titular del Instituto Provincial de la Vivienda, y el secretario de Trabajo Marcial Paz -que criticó con dureza a Arcioni en la campaña- será ministro de Gobierno. Los informantes se preocuparon de aclarar que Williams no fue convocado por su condición de adherente a Mac Karthy, y que la interna entre Paz y Arcioni es asunto del pasado.

El destino del ministro de Economía Pablo Oca parece ser el de salida, aunque Arcioni hará todo por retenerlo. Ignacio Agulleiro en Ambiente e Ignacio «Turi» Hernández seguirán, de momento, y bastante más complejo resulta resolver la cartera de Educación, a semanas del inicio de las clases de verano, y con las paritarias a la vista.

Gustavo Castán se fue del gobierno y de la cartera educativa con una importante carga de enojo. Se cruzó con Sergio Mammarelli en la primera reunión de gabinete, y luego supo de boca del propio ex ministro Fernando Menchi, que su cargo había salido a oferta política. El propio Menchi fue tentado. 
La última novedad es que Arcioni lo ofreció a Aldo Marconetto, pero el ex diputado chubutense habría declinado, de momento. Lo único seguro hoy es que Arcioni quiere allí a alguien «de afuera del sistema», porque las transformaciones serán muy fuertes. «Tenemos casi cinco maestros por aula. Así, es imposible», dicen en el Gobierno.

Los cambios de gabinete no pasarían por el filtro legislativo, de ser posible, por lo tanto habrá que ver cómo se operan las transformaciones. En Fontana 50 quieren evitar otro rechazo como ocurrió con el paquete de leyes económicas y el Pacto Fiscal, que -de paso- serían tratados nuevamente en la primera semana de febrero. Al menos, el Gobierno llamará a una sesión extraordinaria en ese momento. Lo que nadie asegura aún, es que se cuenten con los votos necesarios para el Pacto, la Emergencia Económica, el Presupuesto y sus leyes complementarias.

Aún así, hay que decir que con los nombramientos de nuevos ministros y con la salida de ministros de paladar negro dasnevista, hay cierta desazón -por llamarle de alguna manera- en Chusoto, donde en lo que fuera el círculo íntimo del fallecido gobernador Das Neves ya no se privan de las críticas a Sergio Mammarelli.
En todo caso, hay que esperar nuevos capítulos de esta novela del verano.

Hay una foto politica....
...del año pasado, que en su momento llamó la atención. En la primera reunión de cara al acuerdo fiscal a las que asistió Mariano Arcioni asistió en su calidad de nuevo gobernador, junto con mandatarios de otras provincias, el presidente Macri lo sentó a su izquierda.
Aquello se interpretó como un gesto incluso de solidaridad del Presidente hacia los chubutenses, y de respeto, por la muerte reciente del gobernador Mario Das Neves, a quien Macri tenía especial consideración. En la reunión con los gobernadores, fue cuando la mayoría del país le vio la cara al nuevo mandatario de Chubut.

Pero el gesto de Macri no era sólo de amabilidad. Al Presidente le urgía hablar de minería con el nuevo gobernador de Chubut. Ese breve contacto sirvió para una reunión posterior, en la que Mauricio Macri sorprendió a Arcioni con un pedido. «Quiero el proyecto Navidad», habría planteado el jefe de Estado. Lógicamente, se refería a la mina de plata oro y cobre ubicada en la meseta chubutense y cuya explotación está virtualmente frenada, por la aplicación de la ley 5001, que restringe el uso de contaminantes y que estableció la escasa «licencia social» que hay en Chubut, para hacer minería.

En aquel breve contacto, el Presidente le dijo al gobernador Arcioni que el Proyecto Navidad significaba de arranque mil millones de dólares de inversión, muchísimo trabajo, y que era bueno para la meseta, para la provincia, y para el país.
Desde ese momento, el Presidente se convirtió en el principal «lobista» del Proyecto Navidad. 
Todo lo que ocurrió más tarde, merece ser contado.

El gobernador Arcioni...
...manifestó en más de una oportunidad, e incluso se lo dijo a Macri, a Frigerio, y a otros funcionarios nacionales que hablaron con el mandatario chubutense, que él debía respetar el legado de Mario Das Neves, quien se había negado a firmar el año pasado el acuerdo federal minero con palabras bastante gruesas. 
La situación quedó boyando entre Fontana 50, la Subsecretaría de Minería de la Nación, el Ministerio del Interior, y el propio Macri monitoreando los avances. Cuentan que en medio de todo eso, Arcioni le pidió al Gobierno nacional que asuma los costos de empujar el proyecto Navidad, y que por lo menos consiguiesen el apoyo de los intendentes. Y fue así que desde el ministro José María Aranguren para abajo, pasando por el secretario de Minería de la Nación Daniel Meilán, y por el subsecretario de Desarrollo Minero, Mario Capello, todo el mundo se puso en función del objetivo, alinear a los intendentes de Chubut en un pedido unánime, o todo lo mayoritario que se pudiese, en favor del proyecto Navidad.

La idea de Macri es -justamente- empujar la minería por proyecto, con prospecciones, estudios de acuíferos, y regulaciones establecidas.
Después, en semanas consecutivas, aparecieron la reunión impulsada por el intendente madrynense Ricardo Sastre con Aranguren, que tendrá una segunda ronda mañana martes con jefes comunales que ya han sido «apalabrados» por los funcionarios nacionales. Aparecieron la carta de los intendentes de la meseta, más otro documento de unos 300 minifundistas, productores rurales de los departamentos de Telsen, Gastre y Paso de Indios.

Todas estas acciones contaron con la debida operación de los funcionarios nacionales y la participación y acuerdo de actores locales. Tampoco es casual que el presidente del Instituto Provincial del Agua, Gerardo Bulacios, haya salido a decir que el proyecto Navidad no contamina. Lo hizo apoyado en un estudio realizado por la estatal Hidroar respecto del acuífero de Sacanana, que alimentará la explotación de plata en Navidad si es que el proyecto avanza alguna vez. Ese estudio está desde hace dos años en poder del IPA, confiaron fuentes del Gobierno nacional. ¿Por qué reaparece ahora?

Porque Macri pidió por el proyecto, y de repente buena parte de la política de Chubut entendió que se debe hacer minería.
El asunto es a qué costo, en qué condiciones, con qué cuidados ambientales, con cuáles garantías, con qué planes posteriores de remediación y desarrollo de los pueblos, y con qué ganancias para la provincia. Todo ello debe volver a discutirse en un marco de seriedad.

Las reuniones reservadas por...
...el Proyecto Navidad siguen adelante en pleno verano. Hoy lunes, los tres diputados radicales Manuel Pagliaroni, Jacqueline Caminoa y Eduardo Conde, más el presidente de la UCR de Chubut, César Herrera, fueron invitados a una reunión-presentación de Navidad en la Secretaría de Minería de la Nación. Se reunirán con Mailén, con Capello, y con funcionarios del Ministerio de Energía de la Nación.
Les explicarán que Navidad representa 1.000 millones de dólares de inversión, más la construcción de la mina, campamentos, infraestructura, equipamientos, trabajo, desarrollo de proveedores locales. «Casi 2.000 chubutenses trabajarán en la construcción antes de comenzar la explotación, durante dos años», confió una fuente.

Navidad es el proyecto de mineral de plata sin explotar más importante del mundo. Les dirán a los diputados que se perderá una explotación de 300 millones de dólares al año, por 30 años.
El martes, el «road show» seguirá con los intendentes. Se sabe que irán Ricardo Sastre, Adrián Maderna y Carlos Linares, entre otros. Los tres más importantes ya dieron el «sí».

Dos realidades conviven...
...hoy, como «nuevo» dato. La crisis financiera provincial, y el interés por la minería que entre los dirigentes políticos del PRO, Chusoto, el PJ y la UCR, debe ser mayoritario. Salvo los antimineros confesos y militantes como Mario Cimadevilla, o la diputada Jacqueline Caminoa porque es de la cordillera, en el Valle, la Meseta y Comodoro los dirigentes creen que la minería será el bote salvavidas de todos.
La pregunta es quién paga los costos políticos de lo que hay que hacer.

Fuentes de la UCR admitieron la existencia de la reunión de hoy con los diputados del partido y el presidente del Comité Provincia, pero dijeron que sólo irán a «escuchar». Y anunciaron que debe ser el Gobierno provincial el que lleve la iniciativa adelante, si es que quieren hacer minería y empujar el Proyecto Navidad. Dentro de la UCR hay diferencias respecto de la minería. No todos son antimineros. Y otros están dispuestos a escuchar.

Para reactivar Navidad...
...deberán (los legisladores, el Gobierno) o bien derogar la ley 5001 -algo para lo que no hay ni habrá consenso político- o conseguir que algún juez la declare inconstitucional en medio de un verdadero escándalo, ante alguna presentación de organizaciones empresarias, o de algún intendente o legislador dispuesto a hacer la tarea dura. Ese camino sería tortuoso, porque el único antecedente que hay en el país está en Mendoza, con la ley 7722, que fue declarada ampliamente constitucional por la Corte de aquella provincia, y eso que es más restrictiva que la 5001 chubutense. 

Otra opción menos traumática es cumplir con el artículo segundo de la ley 5001 y declarar por otra ley una zonificación, que diga dónde se puede hacer minería metalífera, y dónde no, y en qué condiciones.
Todo indica que el camino final será el de la minería en la meseta, algo que ya alineó a buena parte de los intendentes y de los dirigentes de los partidos principales, del lado minero.
Las turbulencias serán importantes. Porque en Chubut no hay aún suficiente licencia social para la minería metalífera. Das Neves lo sabía y lo tenía medido.

El propio Gobierno provincial no es claro. Arcioni evitó asumir compromisos, pero dejó que en Buenos Aires haya un desfile de chubutenses con poder de decisión, hablando con funcionarios respecto del proyecto Navidad. Todos tienen el oído endulzado. Sin embargo, las voces oficiales que se escuchan son contradictorias. Por un lado, Gerardo Bulacios desde el IPA dice que Navidad no contaminará, y le sale a contestar el propio ministro de Ambiente Ignacio Agulleiro, afirmando que no es seguro.

No se podrá sobrepasar este debate simplemente con el estudio del acuífero de Sacanana realizado por Hidroar. Ese estudio deberá pasar la prueba ácida de las mejores universidades del país, alguna internacional, de organismos independientes, de organizaciones ambientalistas, debe haber audiencias públicas, nuevos estudios de impacto ambiental, y una discusión legislativa seria, con documentación técnica confiable, para la zonificación minera.

Que no venga un juez de la nada a decir «ahora se puede y no contamina». Porque los chubutenses debemos estar seguros.
Y, finalmente, hay que considerar el aspecto económico. Es innegable el boom de la minería. Pero debe dejar ganancias suculentas no sólo a los empresarios, sino a la provincia. En estos días de debate, revivió una vieja idea: a medidas que las acciones de las empresas mineras crezcan en valor, con explotaciones en marcha, la propia provincia debería participar de esas ganancias.

Finalmente, y si las condiciones ambientales son aceptables por todos, habrá minería como todo lo que se hace en Chubut en materia de explotaciones, y el ejemplo más cercano es el marco hidrocarburífero que se sancionó en épocas de Buzzi, en detrimento de la minería. El Gobierno, los gobiernos, las empresas, deberán responder a cada sector político, empresario, municipal, gremial interesado en la minería de manera clara, y precisa, cuando les pregunten... «Y nosotros... ¿en qué vamos?».
Para mayor claridad, agregar agua del acuífero de Sacanana. 

LA FOTO DE LA SEMANA

La reunión fue de apuro, pero terminó siendo fructífera. En la semana que pasó, Arcioni fue convocado a Villa La Angostura para reunirse con el presidente. El Gobernador habló de las obras que necesita la provincia y de la delicadísima situación financiera. Y el Presidente tenía anotados temas como el acuerdo fiscal -que no pasó el filtro de la Legislatura, la semana pasada- producción petrolera, las acciones por la RAM. Por razones estratégicas y económicas que ya están bien explicitadas, Macri viene dando señales hacia Chubut, buscando refrescar la relación. Lo que no está claro, es si Nación pondrá los millones que necesita la provincia, cada vez que haga falta. De todos modos, la reunión entre el Presidente y el Gobernador, fue la foto más importante de la semana. 

EL "ERROR" DE NACHO TORRES Y LAS REUNIONES A DOS PUNTAS

Todo era armonía y había una fuerte convicción de trabajar en consonancia por la consolidación de Cambiemos en Trelew, a sabiendas que en 2019 podría abrirse una posibilidad grande de pelear por la intendencia de la ciudad. Ese era el clima cuando el viernes a las cuatro de la tarde se reunieron dirigentes locales del PRO y la UCR en la Fundación Pensar. Allí estaban -entre otros- el diputado provincial radical Manuel Pagliaroni; el funcionario del Ministerio del Interior, Ignacio Torres; el presidente del radicalismo trelewense, Ricardo Furci; la diputada nacional suplente, Sonia Cavagnini; y el radical con aspiraciones municipales Germán Larmeu. Todos se fueron del encuentro con la tarea de un trabajo mancomunado para fortalecer la alianza partidaria y discutir un candidato de la unidad. Pero no habían transcurrido aún dos horas cuando «Nacho» Torres ya concurría a otra reunión de un tenor muy distinto y que se prestó a confusión.

Mientras Mariano Arcioni recibía a la santacruceña Alicia Kirchner con una importante comitiva de unas 25 personas; en un despacho muy cercano el ministro Coordinador Sergio Mammarelli mantenía una extensa charla con el joven Torres. Sí, el mismo que esa misma tarde coordinaba acciones con sus aliados radicales para ganar en Trelew. Ninguno de los radicales que compartieron con el funcionario nacional trelewense pudieron considerar que estuviera jugando a dos puntas y, con benevolencia, lo adjudicaron a la falta de experiencia política que podría llevarlo a no manejar al menos los tiempos y el sentido de la oportunidad. 

Hay errores que el mismo mundillo político no siempre perdona. Pero lo cierto es que durante el encuentro en la Fundación Pensar, Torres no blanqueó que desde allí se iba a la Casa de Gobierno en Rawson, donde lo esperaba el hombre de mayor confianza de Arcioni. Es cierto que había comentado que ya había estado con Mammarelli la semana anterior, y también que se habló de no acompañar al Gobierno provincial en ningún cargo ministerial, pero el cónclave oficalismo-PRO fue sorpresivo para los radicales. Tal vez fue un olvido, quizás no pensó que trascendería, pero lo más probable es que Torres aún necesite transitar un poco más por los sinuosos caminos de la política que se le abrieron ante su juventud, para entender cuestiones elementales a tener en cuenta. Igualmente, y aunque fuere por las dudas, en el oficialismo deberían dejar de pensar que en el PRO se chupan el dedo, o que por allí cometen «errores» políticos.

Son gente de modos distintos, que después de ocho años de gobernar la Ciudad de Buenos Aires se llevaron puesto al kirchnerismo, les quitaron la presidencia, y los enterraron en las últimas legislativas. Puede que Torres haya cometido un «error», pero no se mira en el espejo de improvisados.

 

OFICINAS A CONTROL REMOTO

Con rapidez inusitada salió el ministro de Ambiente de la provincia Ignacio Agulleiro a afirmar que el derrame de hidrocarburos del potero chino hundido no tendría consecuencias ambientales para el Golfo Nuevo. «Efectivamente existió un goteo inverso, de una gota de hidrocarburo cada 15 segundos», especificó el ministro de Ambiente de la Provincia convencido de la inexistencia de cualquier peligro. Es muy probable y teniendo en cuenta el profesionalismo del funcionario, que sus expresiones estén bien fundamentadas.

Sin embargo, no se puede obviar que -a más de dos semanas del hundimiento- las operadoras de buceo no tuvieron oportunidad de bajar hacia el Hu Shum Yu 809 porque «todavía se están haciendo las inspecciones de rigor para ver si está estable, y en qué posición quedó», según relató el presidente de la Asociación de Operadoras de Buceo, Hugo «Galgo» García. Es decir que al no estar estable el barco, Prefectura no permitió que los buzos llegaran a la parte inferior, dado el peligro que representa. 

Por cierto, nada se dijo aún de la factura por $22 millones que habría presentado la empresa que realizó el trabajo y que en el puerto habrían rechazado por considerarla exorbitante. Mucho más claro que la mancha dejada por el potero en el Golfo, está que son varios los millones de lo que se está hablando en este caso.

 

... SE DICE QUE

...en el plan de reestructuración del Estado (una forma esquiva de hablar de achique) ideado por el ministro Sergio Mammarelli a pedido del gobernador Arcioni, hay áreas que siguen sobreviviendo pese a su nulo aporte al Gobierno. Para muestra basta un botón, y ese ejemplo lo aportó el pedido del propio Arcioni al ya renunciado ministro de Gobierno, Pablo Durán, que por favor asista al acto con el ministro de Justicia de Nación, Garavano, y el secretario de DDHH, Claudio Avruj, para la firma del Plan Para Pueblos Originarios. ¿Dónde está Oscar Petersen, el subsecretario de Derechos Humanos de Chubut? Lo último que se conoció del referente del Polo Social que llegó al cargo por un acuerdo político con Mario Das Neves, fue que había sido protagonista de un accidente en Puerto Madryn en el que sufrió varias lesiones. No se conocen balances de gestión, hechos en los que tenga participación. Ni datos que prueben que esa subsecretaría en verdad existe.

...pero no DDHH es la única área de Gobierno que sigue funcionando con sus propias partidas y parecen no tener ningún rebote del ajuste. En realidad, son varias. Pero algunas puntuales llamaron la atención de ciertos miembros del propio Gobierno. La Agencia de Prevención de Adicciones comenzó con toda una puesta en escena de Claudio Mate y su extensa trayectoria en la lucha contra la drogadicción. Hasta que decayó. Pero la Agencia sigue existiendo y está a cargo de Alberto Ahmed, que en su momento dejó el IAC para que asuma en ese instituto Máximo Pérez Catán.

...la empresa Genneia tiene acreencias con la provincia, desde las épocas en que pertenecía a Alejandro Ivanissevich, por la generación en centrales eléctricas de Gobernado Costa y Río Mayo. Y ahí andan con el reclamo. La misma empresa, cabe agregar, que ahora es del grupo Macro, y que no deja ni un peso en la provincia por la generación de energía eólica, cuyo parque en Rawson fue noticia por la ampliación y la reciente visita de Macri.

...hay bronca en Chusoto con Ricardo Sastre. El intendente sigue ganando «amigos» en el Gobierno provincial y en el dasnevismo. Esta vez, fue por un tuit en el que criticó a los ministros. Pero hubo revancha, entre quienes levantaron chismografía sobre el viaje del intendente portuario a Estados Unidos, por la invitación de Red Chamber. «Si no trae inversiones nuevas como dijo... le van a llover las críticas», dijeron. La verdad es que Sastre hace su propio juego, y ello mantiene calentitas las relaciones.

...está desaparecido en acción José «Chico Espina» Giménez, secretario de Desarrollo Territorial de Trelew. Cuentan que por algún problema que no está claro, habría pedido algún destino lejano y «guardarse» un poco. Se habla de amenazas.


 

Conectar
Crear cuenta