MENÚ
Cargando...

Arcioni: «No haremos ajustes y estamos haciendo todo lo posible para no volver al pago escalonado»

El gobernador Mariano Arcioni ratificó ayer que la Provincia saldrá de esta situación crítica sin ajustes. Dejó en claro que todo el gabinete trabaja para evitar volver a ingresar en el pago escalonado de salarios y pidió disculpas a los jubilados por no depositarles los sueldos en primer lugar.

Mariano Arcioni hizo declaraciones al periodismo en la Casa de Gobierno.
Por REDACCIÓN CHUBUT

Después de un vacío comunicacional, Arcioni volvió a realizar una rueda de prensa donde fijó su postura sobre todos los temas coyunturales que atraviesa Chubut. La economía, el pago de salarios, la minería y la relación con la oposición, fueron ejes en los que focalizó Arcioni.
Arcioni reconoció que julio «fue un mes complejo», no solo desde lo económico, sino también desde el plano político y de la relación tensa con el gobierno nacional. 
«No me victimizo ni me quedo detrás del escritorio, trato de solucionar los problemas porque soy el responsable», dijo en tono autocrítico.
Aseguró que frente a las dificultades financieras y de liquidez para completar el pago de los empleados estatales, empieza a sobrevolar la idea de ajuste, aunque explicó que no forma parte del lenguaje que pregona su gobierno.
«Cuando llegamos a este tipo de situaciones financieras, lo primero en que se piensa es en el ajuste, pero es una palabra que no está en mi vocabulario, cuando se habla de ajuste implica recortes salariales o de trabajadores del Estado, nosotros en cambio hablamos de optimización de recursos», diferenció Arcioni.
Exhibiendo logros, el mandatario detalló que cuando llegó al Gobierno, «los empleados tenían los salarios congelados y en muchos casos precarización laboral» y agregó que con esta reconversión «debemos ser la tercera administración pública mejor paga del país y en algunas áreas la mejor paga del país».
Intentando despejar fantasmas del pasado, Arcioni enunció que «estamos trabajando para evitar que volvamos al pago escalonado».

PEDIDO DE DISCULPAS A JUBILADOS
La polémica en la metodología instrumentada por el Gobierno a la hora de fijar prioridades en el pago de haberes a empleados de la Administración Pública Provincial, fue retomada por el gobernador y no dudó en reconocer errores.
«Quiero pedir disculpas a todos y cada uno de los jubilados de la Provincia, porque fue una decisión incorrecta que no hayan sido ellos los primeros en cobrar los salarios», admitió Arcioni.
Cabe recordar, que Provincia eligió depositar en primer lugar a docentes, empleados de salud y a la Policía, dejando casi la etapa final a los jubilados estatales. 

EL REGRESO DEL DEFICIT FISCAL 
Las finanzas crujieron durante el primer semestre de 2018, en donde la gestión de Arcioni llegó a consolidar un déficit fiscal de 800 millones de pesos mensuales. 
En forma paulatina, impulsado por el precio del crudo, el aumento de la producción y la escalada del dólar, los ingresos mejoraron sensiblemente y el nivel de gasto fue controlado, derivando en un equilibrio fiscal. 
Sin embargo, «el veranito económico» duró apenas meses y los aumentos salariales otorgados en 2019, volvieron a complejizar el panorama.
El déficit fiscal estimado al primer semestre de 2019 supera los 2.000 millones de pesos, estableciendo un ritmo de poco más de $ 300 millones mensuales. 
Arcioni se escudó en que habían efectuado la previsión del pago de aguinaldo, pero a último momento Nación no les refinanció una deuda de $ 2.000 millones con el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, sumado a un supuesto adelanto de coparticipación que nunca llegó a las arcas provinciales.
A pesar de la aguda situación económica, Arcioni adelantó que «estamos trabajando en una ingeniería financiera para tratar de cumplir en agosto con los sueldos en tiempo y forma».

PARTE DE LA OPOSICION, 
A DISPOSICION
El gobernador reelecto subrayó que en las últimas semanas recibió llamados telefónicos de varios diputados provinciales de la oposición con el objetivo de ponerse a disposición para salir de la delicada situación política y económica.
A pesar de que aún la oposición no trató los pliegos de Julio Ramírez para el Banco del Chubut y Alejandro Garzonio para la Contaduría General de la Provincia, Arcioni destacó que «hemos restablecido el diálogo».
«Quiero resaltar que en esta situación muy complicada, me han llamado gran parte de los legisladores, incluidos los de la oposición, para ponerse a disposición y trabajar como corresponde», agregó Arcioni.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Arcioni: «No haremos ajustes y estamos haciendo todo lo posible para no volver al pago escalonado»

El gobernador Mariano Arcioni ratificó ayer que la Provincia saldrá de esta situación crítica sin ajustes. Dejó en claro que todo el gabinete trabaja para evitar volver a ingresar en el pago escalonado de salarios y pidió disculpas a los jubilados por no depositarles los sueldos en primer lugar.

Después de un vacío comunicacional, Arcioni volvió a realizar una rueda de prensa donde fijó su postura sobre todos los temas coyunturales que atraviesa Chubut. La economía, el pago de salarios, la minería y la relación con la oposición, fueron ejes en los que focalizó Arcioni.
Arcioni reconoció que julio «fue un mes complejo», no solo desde lo económico, sino también desde el plano político y de la relación tensa con el gobierno nacional. 
«No me victimizo ni me quedo detrás del escritorio, trato de solucionar los problemas porque soy el responsable», dijo en tono autocrítico.
Aseguró que frente a las dificultades financieras y de liquidez para completar el pago de los empleados estatales, empieza a sobrevolar la idea de ajuste, aunque explicó que no forma parte del lenguaje que pregona su gobierno.
«Cuando llegamos a este tipo de situaciones financieras, lo primero en que se piensa es en el ajuste, pero es una palabra que no está en mi vocabulario, cuando se habla de ajuste implica recortes salariales o de trabajadores del Estado, nosotros en cambio hablamos de optimización de recursos», diferenció Arcioni.
Exhibiendo logros, el mandatario detalló que cuando llegó al Gobierno, «los empleados tenían los salarios congelados y en muchos casos precarización laboral» y agregó que con esta reconversión «debemos ser la tercera administración pública mejor paga del país y en algunas áreas la mejor paga del país».
Intentando despejar fantasmas del pasado, Arcioni enunció que «estamos trabajando para evitar que volvamos al pago escalonado».

PEDIDO DE DISCULPAS A JUBILADOS
La polémica en la metodología instrumentada por el Gobierno a la hora de fijar prioridades en el pago de haberes a empleados de la Administración Pública Provincial, fue retomada por el gobernador y no dudó en reconocer errores.
«Quiero pedir disculpas a todos y cada uno de los jubilados de la Provincia, porque fue una decisión incorrecta que no hayan sido ellos los primeros en cobrar los salarios», admitió Arcioni.
Cabe recordar, que Provincia eligió depositar en primer lugar a docentes, empleados de salud y a la Policía, dejando casi la etapa final a los jubilados estatales. 

EL REGRESO DEL DEFICIT FISCAL 
Las finanzas crujieron durante el primer semestre de 2018, en donde la gestión de Arcioni llegó a consolidar un déficit fiscal de 800 millones de pesos mensuales. 
En forma paulatina, impulsado por el precio del crudo, el aumento de la producción y la escalada del dólar, los ingresos mejoraron sensiblemente y el nivel de gasto fue controlado, derivando en un equilibrio fiscal. 
Sin embargo, «el veranito económico» duró apenas meses y los aumentos salariales otorgados en 2019, volvieron a complejizar el panorama.
El déficit fiscal estimado al primer semestre de 2019 supera los 2.000 millones de pesos, estableciendo un ritmo de poco más de $ 300 millones mensuales. 
Arcioni se escudó en que habían efectuado la previsión del pago de aguinaldo, pero a último momento Nación no les refinanció una deuda de $ 2.000 millones con el Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, sumado a un supuesto adelanto de coparticipación que nunca llegó a las arcas provinciales.
A pesar de la aguda situación económica, Arcioni adelantó que «estamos trabajando en una ingeniería financiera para tratar de cumplir en agosto con los sueldos en tiempo y forma».

PARTE DE LA OPOSICION, 
A DISPOSICION
El gobernador reelecto subrayó que en las últimas semanas recibió llamados telefónicos de varios diputados provinciales de la oposición con el objetivo de ponerse a disposición para salir de la delicada situación política y económica.
A pesar de que aún la oposición no trató los pliegos de Julio Ramírez para el Banco del Chubut y Alejandro Garzonio para la Contaduría General de la Provincia, Arcioni destacó que «hemos restablecido el diálogo».
«Quiero resaltar que en esta situación muy complicada, me han llamado gran parte de los legisladores, incluidos los de la oposición, para ponerse a disposición y trabajar como corresponde», agregó Arcioni.

Conectar
Crear cuenta