MENÚ
Cargando...

Gobernar con la mano en el corazón

Se nos acercan las elecciones en las cuales todos debemos estar presentes en las urnas y debemos ser sinceros cuando votemos, como lo hace nuestro intendente Ongarato, en su acción de gobierno y en cada discurso, siempre lo hace con toda sinceridad, no juega con palabras o sentimientos, muy común en muchos políticos en esta época.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Por eso, nosotros con la mano en el corazón debemos votar con todo nuestro cariño y amor al prójimo que confían en nuestro voto, debemos ser sensatos porque una elección para elegir el presidente de un país no es algo de poca importancia, estamos eligiendo quién nos gobernará los próximos cuatro años.
Por eso pido que analicemos con cordura y con la mano en el corazón a quien queremos que nos gobierne, prestemos atención a quienes son cada uno de los postulantes, qué dicen, qué piensan, el momento es difícil y necesitamos a una persona capaz para este momento, que piense en los que no tienen trabajo, en los que trabajan y no les alcanza su sueldo para vivir, en los ancianos… en los jóvenes… necesitamos a alguien que gobierne con sinceridad y con la mano en el corazón.
Guadalupe
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Gobernar con la mano en el corazón

Se nos acercan las elecciones en las cuales todos debemos estar presentes en las urnas y debemos ser sinceros cuando votemos, como lo hace nuestro intendente Ongarato, en su acción de gobierno y en cada discurso, siempre lo hace con toda sinceridad, no juega con palabras o sentimientos, muy común en muchos políticos en esta época.

Por eso, nosotros con la mano en el corazón debemos votar con todo nuestro cariño y amor al prójimo que confían en nuestro voto, debemos ser sensatos porque una elección para elegir el presidente de un país no es algo de poca importancia, estamos eligiendo quién nos gobernará los próximos cuatro años.
Por eso pido que analicemos con cordura y con la mano en el corazón a quien queremos que nos gobierne, prestemos atención a quienes son cada uno de los postulantes, qué dicen, qué piensan, el momento es difícil y necesitamos a una persona capaz para este momento, que piense en los que no tienen trabajo, en los que trabajan y no les alcanza su sueldo para vivir, en los ancianos… en los jóvenes… necesitamos a alguien que gobierne con sinceridad y con la mano en el corazón.
Guadalupe
 

Conectar
Crear cuenta