MENÚ
Cargando...

De puño y letra

Por Renato de la Cruz - Momentos cruciales para la Provincia y para el Gobierno: La Provincia está virtualmente paralizada por los estatales. El Gobierno busca circunscribir un conflicto que no hace más que escalar.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Un buen resumen podria decir...
...que la provincia del Chubut está virtualmente paralizada, en todas sus actividades del Estado salvo la Policía. Hay paro en la Justicia, la salud, la Educación y la administración central. El viernes, las rutas estuvieron cortadas de norte a sur y desde el mar a la cordillera. Los sueldos se pagan escalonados. El viernes cobraron los que perciben menos de 45.000 pesos, que según una fuente oficial representan el 43% de la masa salarial de la provincia. Además, muchos de esos cobraron con descuentos por los días de paro, tal como venía advirtiendo el Gobierno que haría ante la persistente huelga de los trabajadores estatales.

La cadena de pagos está rota desde hace tres semanas, en que la situación de huelga semipermanente se repite. Como el Estado no funciona, no paga ni recauda. Los que cobran, además, lo hacen sin los aumentos pactados en paritarias ni cláusula gatillo. Y entonces protestan.

Mientras todo esto ocurre, el mundo del trabajo, de las empresas e industrias de Chubut pende de un hilo. Muchas empresas tienen al Estado provincial como cliente y hace meses que no ven un peso. Pronto serán moneda corriente los despidos y suspensiones. La gente se financia como puede. El trabajador, con sus ahorros, pidiendo prestado, o dejando de pagar obligaciones. La pequeña y mediana empresa recurre donde puede. Incluso, al descuento de cheques con tasas venezolanas, o africanas. Lo mismo da.

Hay una crisis institucional fuerte y extendida. Sin Justicia, ni salud, ni clases, ni Legislatura. Pero a la vez, no hay ninguna señal de distensión desde ninguno de los sectores en pugna. Los estatales creen que hacen bien en cortar las rutas y parar. Y el Gobierno, que desdobló el pago de sueldos porque no puede pagar, aplica descuento a quienes paran, y promociona la mano dura en los piquetes. Por eso hubo detenidos en Comodoro. «Tenemos que demostrar un Estado presente. Sin clases, ni Justicia, ni leyes, ni nada... si dejamos que nos ocupen las rutas, esto es joda...», se sinceró un funcionario de Fontana 50.

El gobernador Mariano Arcioni y su equipo...
...están convencidos de estar en la senda correcta. Y no emiten hacia el exterior de la burbuja del poder señales políticas de peso, que permitan a la oposición «dar una mano». El justicialismo, al menos en lo formal, está tratando de no echar nafta al fuego, aunque en voz baja quieren la cabeza del ministro Federico Massoni. Sería más o menos como pedirle a Arcioni que baje la luna y la transforme en un queso. Las posibilidades de que alguna de esas cosas ocurra es exactamente la misma. Aun así, en el Gobierno han tomado nota de la presencia de Sebastián Balocchi, Carlos Linares y Gabriela Dufour en los piquetes. A esta altura, no es importante. Pero en medio de la crisis política e institucional, el árbol le tapa el bosque a todo el mundo.

El gobernador Arcioni busca «limar» la protesta estatal. Para ello se blindó con gremios privados que conocen de los rigores de la Economía, y que suelen ser más flexibles que los estatales, que tienen sus trabajos asegurados a perpetuidad. También intercambió mensajes con el virtual presidente electo Alberto Fernández. «Alberto se puso a disposición de lo que necesitemos», dicen en la Casa de Gobierno. Anoche lo esperaban al gobernador en Rawson, para sacar las cuentas de la semana y «asegurar la previsibilidad de los pagos». El viernes 23 vence la segunda escala del cronograma.

El problema es que Alberto Fernández no se informa sólo a través de Arcioni. Antes de las elecciones, lo llamó al ex senador radical Mario Cimadevilla para enterarse de las cosas. Hay más vías de información. Aníbal Fernández, otro ex jefe de gabinete pero de perfil muy bajo, estuvo conversando con un conocido empresario pesquero de la zona del Golfo. Recibió un pormenorizado informe de cuanto ocurre con la economía y la política local. Y Sergio Massa recibe informes de dasnevistas muy activos.
Dicen que en el Gobierno provincial esperan contar en la primera semana de gobierno de Alberto y Cristina, con una suma de millones de pesos tal, que permita paliar la crisis. Antes del 31 de diciembre hay que pagar letras, bonos, sueldos y aguinaldos.

La situacion politica es delicada...
...porque los puentes están dinamitados, u ocupados con escombros. El círculo íntimo de Mariano Arcioni no parece haber asumido que el domingo 11 dilapidaron, de la mano de la crisis, buena parte del capital político conseguido en las elecciones del 9 de junio, cuando Arcioni fue electo. Pasaron diez semanas. El resultado electoral fue desastroso. Hoy, si se repitieran los resultados de las primarias del domingo 11, el 27 de octubre, el peronismo chubutense colocaría a dos diputados nacionales, y -con lo justo- Cambiemos colocaría a uno. Se quedarían afuera los postulantes de Chubut Al Frente, encabezados por Alfredo Béliz, que -de paso- le ganó la interna a Máximo Pérez Catán, que sí era el candidato del gobernador. Béliz contó con el apoyo de Maderna y Sastre.

Las conversaciones entre Arcioni y su vicegobernador electo Ricardo Sastre no dan mayores resultados. Siguen las sospechas, el encono y las desconfianzas. En el peronismo están preocupados por ello. «Tienen que llegar como un equipo al 10 de diciembre para que podamos ayudar», dicen los peronistas.

No lo dirá en público. Pero Sastre está convencido de que hay una crisis política de muy difícil solución. Y Arcioni, a la vez, está dispuesto a creer que habría una confabulación entre el intendente de Puerto Madryn, y sectores del peronismo con gremios y algunos empresarios, para destituirlo, si les fuese posible. A ese nivel de sinrazón política estamos llegando.

Es complicado entender el juego...
...de Arcioni en este momento. Es cierto que no cuenta con las mejores cartas ni con dinero. Y que por eso coordinó la presentación de un amparo contra el congelamiento de los combustibles y el precio «máximo» del barril de petróleo. En la práctica, es volver al barril criollo del kirchnerismo. El temor de Arcioni es que las empresas petroleras «planchen» las inversiones y comiencen a producir desempleo. La baja del IVA a los productos de la canasta podría generar caída en la coparticipación federal que reciben las provincias.

Pero las cuentas no son lineales. Con los precios por las nubes luego de la devaluación de nuestra moneda y el dólar a 60 pesos, ¿quién iba a salir a consumir? La gente que colmó los supermercados con algo de límite aún en sus tarjetas de crédito, lo hizo para defenderse de la inflación. Es decir que a la gravísima situación de la provincia que pagó de modo escalonado 3.700 millones de pesos el mes pasado, se agrega un desfinanciamiento más de por lo menos 700 millones de pesos por caída de ingresos nacionales, luego de las medidas de Macri, un presidente en retirada.

Aun así, los canales con la Casa Rosada debieron haberse aceitado hace meses. La semana pasada, Macri emitió Letras del Tesoro por 1.023 millones de dólares en cuatro años, cuotas mensuales y consecutivas y en dólares reales, en favor de la provincia de Mendoza, para construir una represa. Es el pago por un juicio que la provincia cuyana le ganó a Nación hace diez años. No obstante, el desequilibrio de trato entre una provincia y otra es claro. Y eso que el radical Alfredo Cornejo no forma parte de las plegarias de Macri.

Los intendentes sufren su propio...
...martirio, contando las monedas para llegar a fin de año. Sergio Ongarato pidió públicamente al gobernador que convoque a los jefes comunales. Pero en Fontana 50 dicen que ya lo hicieron semanas atrás, y que el mandatario radical no apareció por Rawson.

En la capital provincial ya se sabe el desquicio político y de servicios que hay, jaqueada por la crisis provincial y municipal, y por la falta de servicios como la recolección de residuos. Rawson es un infierno donde arden todas las protestas y la toma de edificios públicos, a la espera del juicio político a la intendenta Rossana Artero.

Los vecinos ponen las barbas en remojo. Adrián Maderna mantiene al día los pagos de recolección de residuos, del transporte y de los sueldos y cooperativas de trabajo. Pero a «El 22» el gobierno provincial le debería 23 millones de pesos y por eso el transporte de la ciudad de Trelew está en emergencia.

Maderna cree que va a llegar bien con sus cuentas a fin de año, si no gasta un peso de más. Pero el futuro es incierto. Lo mismo le pasa a Sastre. Ambos son aliados del gobernador. O al menos atravesaron las elecciones con Arcioni. Pero la verdad, lo que ocurre todos los días «es que nadie viene a pagar los impuestos municipales», dicen colaboradores del intendente de Trelew.

En medio de este berenjenal que nos...
...afecta a todos, cabría preguntarse qué es de la vida de los legisladores nacionales por Chubut. Como bien dice Alfredo Béliz, candidato ahora del Gobierno, lo importante es que haya en el Congreso chubutenses que defiendan los intereses de la provincia.

Pero la verdad es que no se les ve por ningún lado. Tampoco les afecta la crisis local. Los legisladores nacionales cobran sus sueldos del Estado Nacional, que de momento paga los salarios a tiempo. La dieta siempre está depositada antes del cuarto día hábil de cada mes, con todos sus accesorios.

Por si alguien no lo recuerda, Chubut tiene cinco diputados nacionales y tres senadores nacionales. Los primeros son Santiago Igón (PJ), Ana Llanos (PJ), Rosa Muñoz (Chusoto), Jorge Taboada (Chusoto) y Gustavo Menna (Cambiemos). Y los segundos son Nancy González (PJ), Juan Mario Pais (PJ) y Alfredo Luenzo. Deberían haberse puesto todos a disposición del Gobernador, para intentar buscar salidas políticas a este lío.

Lo que viene es incertidumbre...
...en una semana que será difícil, y cuya crisis local se ve potenciada por la nacional, con devaluación y suba generalizada de precios. Nadie sabe qué va a pasar. Lo único cierto es que el Gobierno prometió pagar el viernes 23 a los estatales que cobren menos de 65.000 pesos. El otro dato surgió anoche en la Casa de Gobierno. El ministro coordinador Federico Massoni convocaría a los gremios estatales a una mesa de negociación, para destrabar las huelgas, tomas de edificios y cortes.

El problema es que Massoni no les podrá dar lo que piden ahora mismo, que es el pago de los salarios.
Los gremios, los dirigentes al menos, deberían ser corresponsables de la crisis. Y solidarios con todos los chubutenses. Ellos supieron siempre, que las paritarias comprometidas con aumentos siderales, no se podrían pagar de ninguna manera. Ahora, las consecuencias las pagamos todos. 

La foto de la semana

Aparecer en un corte de ruta -es cierto que interrumpir el tránsito es un delito- rodeado de policías, no es una imagen que contribuya demasiado al diálogo. Es cierto que el ministro Federico Massoni tiene cierta disposición a participar de los operativos. Incluso cuando allanaron a los Das Neves, al principio de la gestión, estuvo allí. Es cierto que ante una provincia cuyo Estado no está funcionando, hay que poner la cara. Pero hay que tener cuidado con las provocaciones y los gestos estériles. Igualmente, la imagen del ministro transitando la escenografía de la «Mad Max» chubutense, es la foto de la semana.

El manual de los procedimientos incorrectos

Empezaba agosto y Mariano Arcioni recibía a los diputados provinciales de todos los bloques. Parecía iniciarse un camino de diálogo, búsqueda de acuerdos políticos y dar con alternativas que permitan al menos encarar la crisis desde una posición más sólida. Sólo fue una foto. En aquel encuentro el Gobernador designó como interlocutores a su ministro más cercano, Federico Massoni, y al jefe de la bancada del Chusoto, Jerónimo García, lo que de por sí ya resultaba una incongruencia si se tiene en cuenta que en 2016 el diputado denunció al hoy jefe de Gabinete de un supuesto pedido de coimas cuando asesoraba a la legisladora Cecilia Torres Otárola, hoy pasada al oficialismo. ¿Cómo serían entonces interlocutores quienes no tienen relación entre sí?

Tampoco existió ningún otro encuentro. El reducido grupo que toma las decisiones en el Gobierno se achicó más. En el camino se fue un ministro de Economía (Luis Tarrío), que no duró ni un mes, y ni aún así se modificó la modalidad del pago escalonado. La oposición, el bloque propio de diputados, los intendentes y los gremios estatales están esperando alguna certeza que permita al menos vislumbrar cuál es la alternativa que pueda ofrecer el Gobierno y que hasta aquí ni siquiera insinuó. «El Gobernador tiene un plan», dijo Massoni en la Casa de Gobierno luego de haber ido a uno de los cortes de rutas del viernes sin que se entienda bien a qué. Y si tienen un plan, es lo que se espera que muestren. 

Se anunció un gran llamado a una mesa de concertación; los primeros invitados fueron gremios afines y que trabajaron en la campaña electoral mientras las rutas estratégicas de Chubut estaban cortadas. Esa madrugada habían detenido a dos sindicalistas docentes durante un corte; otra muestra de la ausencia de tacto político en plena efervescencia de la protesta de los estatales por cobrar en tiempo y forma. Aunque uno de ellos estaba acusado de golpear a un policía. Massoni -en tanto- se quejaba en el canal oficial de que los trabajadores debían valorar que la gestión de Arcioni casi les duplicó sus sueldos en el último año, pero obvió que esos mismos aumentos no están contemplados en las liquidaciones salariales y tampoco se sabe cuándo se pagarán, si lo hacen. Parecía tener a mano el manual de todo lo que no hay que hacer cuando la tensión está en su punto límite.

«No hay nada más difícil que ayudar a quien no quiere recibir ayuda», dijo un dirigente que tiene idas y vueltas con el principal despacho de Fontana 50. No ya la crisis económica, sino la grave crisis institucional de Chubut que requiere de todos. Claro que para empezar, debe haber predisposición a un trabajo consensuado. ¿Estaremos a tiempo?

Parecidos como dos gotas de agua (y descansando en La Hoya)

Ayer se viralizó en todos los teléfonos políticos de Chubut, la foto de una persona muy parecida al ministro coordinador Federico Massoni en La Hoya, el centro de deportes de invierno de Esquel, pasando un momento de esparcimiento. Algo a lo que todo ciudadano de bien y trabajador, tiene derecho.
Esta persona tan parecida al ministro como una gota de agua a la otra, en la imagen aparece con unos pantalones rojos y una campera oscura, esperando ser atendido en un «food truck».

Seguramente hoy habrá aclaraciones por la foto del señor igualito al ministro Massoni en plan de desenchufe. El sábado por la mañana hubo protestas y corte del acceso a La Hoya. Ongarato fue a poner la cara con los estatales, y se intentó una reunión de trabajo con el verdadero ministro Massoni. Pero no fue posible. Tal vez es por ello que la foto de ese señor tan parecido al ministro, en un «food truck» del centro invernal, generó tanto enojo. Porque para todo funcionario, en un momento de crisis es necesario estar trabajando en resolver los problemas. Sin descanso.

... Se dice que

...un audio que se viralizó y que nació en uno de los cortes, tiene un «relato circular» muy impresionante. En ese audio, una maestra que habla a los estatales en el corte de la Ruta 26 entre Sarmiento y Comodoro, cuenta la historia de una maestra de Sarmiento que muchos años atrás sufría para llegar a fin de mes. Y que para poder sostener a su hijo que estudiaba en La Plata, aquella docente tenía que dar un sinnúmero de clases particulares. «Le quiero decir al ministro Massoni que esa señora que daba clases particulares para poder educar a su hijo, era su abuela. Y que el que recibía el dinero para estudiar, era su padre». La docente remató diciendo que aquella maestra, abuela del ministro, «seguramente estaría en la ruta con nosotros reclamando sus derechos». Impecable, el discurso de un minuto y cincuenta segundos anda por varios teléfonos de Chubut.

...circula una información caliente respecto de uno de los cortes de ruta, la semana pasada. El chisme dice que la jefa del Movimiento Barrios de Pie Claudia Marillán, habría llegado con «militantes encapuchados» a romper el corte del Movimiento de Unidad Sindical. Los hechos están profusamente relatados en un escrito que también circula en WhatsApp y redes sociales, y que da cuenta además de los ingresos del grupo a través de una cooperativa de trabajo, y de la relación con la Municipalidad de Trelew. De momento, no hay confirmaciones ni desmentidas.

...el sábado próximo en una ciudad del Valle, a determinar, se reunirán dirigentes de la UCR y el PRO para dar continuidad a Cambiemos, y apoyar la candidatura de Mauricio Macri a presidente, y de Ignacio «Nacho». Como se sabe, la boleta de Cambiemos obtuvo mejor rendimiento en las PASO nacionales, que en las provinciales, en las que se postuló a Gustavo Menna como gobernador. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

De puño y letra

Por Renato de la Cruz - Momentos cruciales para la Provincia y para el Gobierno: La Provincia está virtualmente paralizada por los estatales. El Gobierno busca circunscribir un conflicto que no hace más que escalar.

Foto de la semana.

Un buen resumen podria decir...
...que la provincia del Chubut está virtualmente paralizada, en todas sus actividades del Estado salvo la Policía. Hay paro en la Justicia, la salud, la Educación y la administración central. El viernes, las rutas estuvieron cortadas de norte a sur y desde el mar a la cordillera. Los sueldos se pagan escalonados. El viernes cobraron los que perciben menos de 45.000 pesos, que según una fuente oficial representan el 43% de la masa salarial de la provincia. Además, muchos de esos cobraron con descuentos por los días de paro, tal como venía advirtiendo el Gobierno que haría ante la persistente huelga de los trabajadores estatales.

La cadena de pagos está rota desde hace tres semanas, en que la situación de huelga semipermanente se repite. Como el Estado no funciona, no paga ni recauda. Los que cobran, además, lo hacen sin los aumentos pactados en paritarias ni cláusula gatillo. Y entonces protestan.

Mientras todo esto ocurre, el mundo del trabajo, de las empresas e industrias de Chubut pende de un hilo. Muchas empresas tienen al Estado provincial como cliente y hace meses que no ven un peso. Pronto serán moneda corriente los despidos y suspensiones. La gente se financia como puede. El trabajador, con sus ahorros, pidiendo prestado, o dejando de pagar obligaciones. La pequeña y mediana empresa recurre donde puede. Incluso, al descuento de cheques con tasas venezolanas, o africanas. Lo mismo da.

Hay una crisis institucional fuerte y extendida. Sin Justicia, ni salud, ni clases, ni Legislatura. Pero a la vez, no hay ninguna señal de distensión desde ninguno de los sectores en pugna. Los estatales creen que hacen bien en cortar las rutas y parar. Y el Gobierno, que desdobló el pago de sueldos porque no puede pagar, aplica descuento a quienes paran, y promociona la mano dura en los piquetes. Por eso hubo detenidos en Comodoro. «Tenemos que demostrar un Estado presente. Sin clases, ni Justicia, ni leyes, ni nada... si dejamos que nos ocupen las rutas, esto es joda...», se sinceró un funcionario de Fontana 50.

El gobernador Mariano Arcioni y su equipo...
...están convencidos de estar en la senda correcta. Y no emiten hacia el exterior de la burbuja del poder señales políticas de peso, que permitan a la oposición «dar una mano». El justicialismo, al menos en lo formal, está tratando de no echar nafta al fuego, aunque en voz baja quieren la cabeza del ministro Federico Massoni. Sería más o menos como pedirle a Arcioni que baje la luna y la transforme en un queso. Las posibilidades de que alguna de esas cosas ocurra es exactamente la misma. Aun así, en el Gobierno han tomado nota de la presencia de Sebastián Balocchi, Carlos Linares y Gabriela Dufour en los piquetes. A esta altura, no es importante. Pero en medio de la crisis política e institucional, el árbol le tapa el bosque a todo el mundo.

El gobernador Arcioni busca «limar» la protesta estatal. Para ello se blindó con gremios privados que conocen de los rigores de la Economía, y que suelen ser más flexibles que los estatales, que tienen sus trabajos asegurados a perpetuidad. También intercambió mensajes con el virtual presidente electo Alberto Fernández. «Alberto se puso a disposición de lo que necesitemos», dicen en la Casa de Gobierno. Anoche lo esperaban al gobernador en Rawson, para sacar las cuentas de la semana y «asegurar la previsibilidad de los pagos». El viernes 23 vence la segunda escala del cronograma.

El problema es que Alberto Fernández no se informa sólo a través de Arcioni. Antes de las elecciones, lo llamó al ex senador radical Mario Cimadevilla para enterarse de las cosas. Hay más vías de información. Aníbal Fernández, otro ex jefe de gabinete pero de perfil muy bajo, estuvo conversando con un conocido empresario pesquero de la zona del Golfo. Recibió un pormenorizado informe de cuanto ocurre con la economía y la política local. Y Sergio Massa recibe informes de dasnevistas muy activos.
Dicen que en el Gobierno provincial esperan contar en la primera semana de gobierno de Alberto y Cristina, con una suma de millones de pesos tal, que permita paliar la crisis. Antes del 31 de diciembre hay que pagar letras, bonos, sueldos y aguinaldos.

La situacion politica es delicada...
...porque los puentes están dinamitados, u ocupados con escombros. El círculo íntimo de Mariano Arcioni no parece haber asumido que el domingo 11 dilapidaron, de la mano de la crisis, buena parte del capital político conseguido en las elecciones del 9 de junio, cuando Arcioni fue electo. Pasaron diez semanas. El resultado electoral fue desastroso. Hoy, si se repitieran los resultados de las primarias del domingo 11, el 27 de octubre, el peronismo chubutense colocaría a dos diputados nacionales, y -con lo justo- Cambiemos colocaría a uno. Se quedarían afuera los postulantes de Chubut Al Frente, encabezados por Alfredo Béliz, que -de paso- le ganó la interna a Máximo Pérez Catán, que sí era el candidato del gobernador. Béliz contó con el apoyo de Maderna y Sastre.

Las conversaciones entre Arcioni y su vicegobernador electo Ricardo Sastre no dan mayores resultados. Siguen las sospechas, el encono y las desconfianzas. En el peronismo están preocupados por ello. «Tienen que llegar como un equipo al 10 de diciembre para que podamos ayudar», dicen los peronistas.

No lo dirá en público. Pero Sastre está convencido de que hay una crisis política de muy difícil solución. Y Arcioni, a la vez, está dispuesto a creer que habría una confabulación entre el intendente de Puerto Madryn, y sectores del peronismo con gremios y algunos empresarios, para destituirlo, si les fuese posible. A ese nivel de sinrazón política estamos llegando.

Es complicado entender el juego...
...de Arcioni en este momento. Es cierto que no cuenta con las mejores cartas ni con dinero. Y que por eso coordinó la presentación de un amparo contra el congelamiento de los combustibles y el precio «máximo» del barril de petróleo. En la práctica, es volver al barril criollo del kirchnerismo. El temor de Arcioni es que las empresas petroleras «planchen» las inversiones y comiencen a producir desempleo. La baja del IVA a los productos de la canasta podría generar caída en la coparticipación federal que reciben las provincias.

Pero las cuentas no son lineales. Con los precios por las nubes luego de la devaluación de nuestra moneda y el dólar a 60 pesos, ¿quién iba a salir a consumir? La gente que colmó los supermercados con algo de límite aún en sus tarjetas de crédito, lo hizo para defenderse de la inflación. Es decir que a la gravísima situación de la provincia que pagó de modo escalonado 3.700 millones de pesos el mes pasado, se agrega un desfinanciamiento más de por lo menos 700 millones de pesos por caída de ingresos nacionales, luego de las medidas de Macri, un presidente en retirada.

Aun así, los canales con la Casa Rosada debieron haberse aceitado hace meses. La semana pasada, Macri emitió Letras del Tesoro por 1.023 millones de dólares en cuatro años, cuotas mensuales y consecutivas y en dólares reales, en favor de la provincia de Mendoza, para construir una represa. Es el pago por un juicio que la provincia cuyana le ganó a Nación hace diez años. No obstante, el desequilibrio de trato entre una provincia y otra es claro. Y eso que el radical Alfredo Cornejo no forma parte de las plegarias de Macri.

Los intendentes sufren su propio...
...martirio, contando las monedas para llegar a fin de año. Sergio Ongarato pidió públicamente al gobernador que convoque a los jefes comunales. Pero en Fontana 50 dicen que ya lo hicieron semanas atrás, y que el mandatario radical no apareció por Rawson.

En la capital provincial ya se sabe el desquicio político y de servicios que hay, jaqueada por la crisis provincial y municipal, y por la falta de servicios como la recolección de residuos. Rawson es un infierno donde arden todas las protestas y la toma de edificios públicos, a la espera del juicio político a la intendenta Rossana Artero.

Los vecinos ponen las barbas en remojo. Adrián Maderna mantiene al día los pagos de recolección de residuos, del transporte y de los sueldos y cooperativas de trabajo. Pero a «El 22» el gobierno provincial le debería 23 millones de pesos y por eso el transporte de la ciudad de Trelew está en emergencia.

Maderna cree que va a llegar bien con sus cuentas a fin de año, si no gasta un peso de más. Pero el futuro es incierto. Lo mismo le pasa a Sastre. Ambos son aliados del gobernador. O al menos atravesaron las elecciones con Arcioni. Pero la verdad, lo que ocurre todos los días «es que nadie viene a pagar los impuestos municipales», dicen colaboradores del intendente de Trelew.

En medio de este berenjenal que nos...
...afecta a todos, cabría preguntarse qué es de la vida de los legisladores nacionales por Chubut. Como bien dice Alfredo Béliz, candidato ahora del Gobierno, lo importante es que haya en el Congreso chubutenses que defiendan los intereses de la provincia.

Pero la verdad es que no se les ve por ningún lado. Tampoco les afecta la crisis local. Los legisladores nacionales cobran sus sueldos del Estado Nacional, que de momento paga los salarios a tiempo. La dieta siempre está depositada antes del cuarto día hábil de cada mes, con todos sus accesorios.

Por si alguien no lo recuerda, Chubut tiene cinco diputados nacionales y tres senadores nacionales. Los primeros son Santiago Igón (PJ), Ana Llanos (PJ), Rosa Muñoz (Chusoto), Jorge Taboada (Chusoto) y Gustavo Menna (Cambiemos). Y los segundos son Nancy González (PJ), Juan Mario Pais (PJ) y Alfredo Luenzo. Deberían haberse puesto todos a disposición del Gobernador, para intentar buscar salidas políticas a este lío.

Lo que viene es incertidumbre...
...en una semana que será difícil, y cuya crisis local se ve potenciada por la nacional, con devaluación y suba generalizada de precios. Nadie sabe qué va a pasar. Lo único cierto es que el Gobierno prometió pagar el viernes 23 a los estatales que cobren menos de 65.000 pesos. El otro dato surgió anoche en la Casa de Gobierno. El ministro coordinador Federico Massoni convocaría a los gremios estatales a una mesa de negociación, para destrabar las huelgas, tomas de edificios y cortes.

El problema es que Massoni no les podrá dar lo que piden ahora mismo, que es el pago de los salarios.
Los gremios, los dirigentes al menos, deberían ser corresponsables de la crisis. Y solidarios con todos los chubutenses. Ellos supieron siempre, que las paritarias comprometidas con aumentos siderales, no se podrían pagar de ninguna manera. Ahora, las consecuencias las pagamos todos. 

La foto de la semana

Aparecer en un corte de ruta -es cierto que interrumpir el tránsito es un delito- rodeado de policías, no es una imagen que contribuya demasiado al diálogo. Es cierto que el ministro Federico Massoni tiene cierta disposición a participar de los operativos. Incluso cuando allanaron a los Das Neves, al principio de la gestión, estuvo allí. Es cierto que ante una provincia cuyo Estado no está funcionando, hay que poner la cara. Pero hay que tener cuidado con las provocaciones y los gestos estériles. Igualmente, la imagen del ministro transitando la escenografía de la «Mad Max» chubutense, es la foto de la semana.

El manual de los procedimientos incorrectos

Empezaba agosto y Mariano Arcioni recibía a los diputados provinciales de todos los bloques. Parecía iniciarse un camino de diálogo, búsqueda de acuerdos políticos y dar con alternativas que permitan al menos encarar la crisis desde una posición más sólida. Sólo fue una foto. En aquel encuentro el Gobernador designó como interlocutores a su ministro más cercano, Federico Massoni, y al jefe de la bancada del Chusoto, Jerónimo García, lo que de por sí ya resultaba una incongruencia si se tiene en cuenta que en 2016 el diputado denunció al hoy jefe de Gabinete de un supuesto pedido de coimas cuando asesoraba a la legisladora Cecilia Torres Otárola, hoy pasada al oficialismo. ¿Cómo serían entonces interlocutores quienes no tienen relación entre sí?

Tampoco existió ningún otro encuentro. El reducido grupo que toma las decisiones en el Gobierno se achicó más. En el camino se fue un ministro de Economía (Luis Tarrío), que no duró ni un mes, y ni aún así se modificó la modalidad del pago escalonado. La oposición, el bloque propio de diputados, los intendentes y los gremios estatales están esperando alguna certeza que permita al menos vislumbrar cuál es la alternativa que pueda ofrecer el Gobierno y que hasta aquí ni siquiera insinuó. «El Gobernador tiene un plan», dijo Massoni en la Casa de Gobierno luego de haber ido a uno de los cortes de rutas del viernes sin que se entienda bien a qué. Y si tienen un plan, es lo que se espera que muestren. 

Se anunció un gran llamado a una mesa de concertación; los primeros invitados fueron gremios afines y que trabajaron en la campaña electoral mientras las rutas estratégicas de Chubut estaban cortadas. Esa madrugada habían detenido a dos sindicalistas docentes durante un corte; otra muestra de la ausencia de tacto político en plena efervescencia de la protesta de los estatales por cobrar en tiempo y forma. Aunque uno de ellos estaba acusado de golpear a un policía. Massoni -en tanto- se quejaba en el canal oficial de que los trabajadores debían valorar que la gestión de Arcioni casi les duplicó sus sueldos en el último año, pero obvió que esos mismos aumentos no están contemplados en las liquidaciones salariales y tampoco se sabe cuándo se pagarán, si lo hacen. Parecía tener a mano el manual de todo lo que no hay que hacer cuando la tensión está en su punto límite.

«No hay nada más difícil que ayudar a quien no quiere recibir ayuda», dijo un dirigente que tiene idas y vueltas con el principal despacho de Fontana 50. No ya la crisis económica, sino la grave crisis institucional de Chubut que requiere de todos. Claro que para empezar, debe haber predisposición a un trabajo consensuado. ¿Estaremos a tiempo?

Parecidos como dos gotas de agua (y descansando en La Hoya)

Ayer se viralizó en todos los teléfonos políticos de Chubut, la foto de una persona muy parecida al ministro coordinador Federico Massoni en La Hoya, el centro de deportes de invierno de Esquel, pasando un momento de esparcimiento. Algo a lo que todo ciudadano de bien y trabajador, tiene derecho.
Esta persona tan parecida al ministro como una gota de agua a la otra, en la imagen aparece con unos pantalones rojos y una campera oscura, esperando ser atendido en un «food truck».

Seguramente hoy habrá aclaraciones por la foto del señor igualito al ministro Massoni en plan de desenchufe. El sábado por la mañana hubo protestas y corte del acceso a La Hoya. Ongarato fue a poner la cara con los estatales, y se intentó una reunión de trabajo con el verdadero ministro Massoni. Pero no fue posible. Tal vez es por ello que la foto de ese señor tan parecido al ministro, en un «food truck» del centro invernal, generó tanto enojo. Porque para todo funcionario, en un momento de crisis es necesario estar trabajando en resolver los problemas. Sin descanso.

... Se dice que

...un audio que se viralizó y que nació en uno de los cortes, tiene un «relato circular» muy impresionante. En ese audio, una maestra que habla a los estatales en el corte de la Ruta 26 entre Sarmiento y Comodoro, cuenta la historia de una maestra de Sarmiento que muchos años atrás sufría para llegar a fin de mes. Y que para poder sostener a su hijo que estudiaba en La Plata, aquella docente tenía que dar un sinnúmero de clases particulares. «Le quiero decir al ministro Massoni que esa señora que daba clases particulares para poder educar a su hijo, era su abuela. Y que el que recibía el dinero para estudiar, era su padre». La docente remató diciendo que aquella maestra, abuela del ministro, «seguramente estaría en la ruta con nosotros reclamando sus derechos». Impecable, el discurso de un minuto y cincuenta segundos anda por varios teléfonos de Chubut.

...circula una información caliente respecto de uno de los cortes de ruta, la semana pasada. El chisme dice que la jefa del Movimiento Barrios de Pie Claudia Marillán, habría llegado con «militantes encapuchados» a romper el corte del Movimiento de Unidad Sindical. Los hechos están profusamente relatados en un escrito que también circula en WhatsApp y redes sociales, y que da cuenta además de los ingresos del grupo a través de una cooperativa de trabajo, y de la relación con la Municipalidad de Trelew. De momento, no hay confirmaciones ni desmentidas.

...el sábado próximo en una ciudad del Valle, a determinar, se reunirán dirigentes de la UCR y el PRO para dar continuidad a Cambiemos, y apoyar la candidatura de Mauricio Macri a presidente, y de Ignacio «Nacho». Como se sabe, la boleta de Cambiemos obtuvo mejor rendimiento en las PASO nacionales, que en las provinciales, en las que se postuló a Gustavo Menna como gobernador. 

Conectar
Crear cuenta