MENÚ
Cargando...

Historias de carretas, caballos y mulas en Telsen

Hasta hace poco, aún estaban con vida los cuatro últimos carreros que tuvo la localidad de Telsen. Hoy sólo quedan dos. Nunca hubo un reconocimiento a la historia de estos abuelos que, siendo niños entre los años 1946 y 1950, transportaban mercadería en carros, llegando a distintos puntos de la meseta.

 

Los carros que hoy están en el bulevard principal de esa localidad de la meseta son una muestra silenciosa de ese pasado, pero pocos conocen la historia.

Sólo quedan dos carreros en el pueblo de Telsen,  Gumercindo Monteros y Antonio Contreras, y fallecieron Evaristo Pailemán y Felidor Camargo. La hija de Camargo, Leticia, que es docente y conocida vecina de Telsen, compartió la historia de los carreros y lo que representaron en su momento para las comunidades, siendo niños de entre 8 y 11 años cuando realizaron este trabajo.

Monteros, Pailemán, Camargo y Contreras fueron los últimos carreros en realizar el trayecto Telsen – Talagapa en carretas tiradas por caballos  mulas, y pasando por diferentes parajes como  Laguna de Vaca, Sepaucal, Cañadón Largo, Talagapa y llegando hasta Gan Gan.

Fueron carreros entre los años 1946 y 1950, tenían entre 8 y 11 años.  Gumercindo tiene 84 años y Antonio, 77. Evaristo y Felidor fallecieron.

En el rescate que efectuó Leticia Camargo, y que lo compartió en el año 2017 con EL CHUBUT, describió que “cuando realizaban estas tareas eran muy pequeños tenían entre 8 y 11 años e iban como “maruchos” en las vagonetas, que eran grandes carros que llevaban mercadería como harina, vino, aceite, traídas desde Puerto Madryn o Trelew y verduras como zapallo, papa y cebolla que eran cosechadas en las chacras de Telsen, como así también el pasto de muy buena calidad para alimentar al ganado”.

 

TRUEQUE

 

Al llegar a cada paraje o puesto de campo cambiaban la mercadería que llevaban por lana, pelo de chivo, pluma de avestruz, cueros de zorros, zorrinos y gato montés. Que luego esto era vendido a los mercachifles que llegaban a la zona de Telsen o era trasladado hasta Trelew o Madryn, en otra travesía en tropas de carros por otros carreros.

Cada travesía de estas se extendía hasta por tres meses y se realizaba antes de que empiecen los crudos inviernos en la meseta chubutense. Los carros eran tirados por mulas o caballos.

RELIQUIAS

  

Algunos de los carros que usaban estos carreros se pueden ver actualmente en el boulevard de Telsen y pertenecieron a personas que realizaban estos viajes vendiendo y comprando mercadería. Los carros del boulevard están en su estado original y otros han sido modificados, con el correr de los años, para el transporte de leña o materiales como alambres, postes en los campos. Gran parte fueron adquiridos a sus familiares por el vecino, quien fuera jefe comunal de Telsen, Ricardo Mazzulla, con el fin de que parte de estas historias de trabajo y valentía sean recordadas como parte del proceso de población de la meseta.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

suplementomeseta@gmail.com

Historias de carretas, caballos y mulas en Telsen

Hasta hace poco, aún estaban con vida los cuatro últimos carreros que tuvo la localidad de Telsen. Hoy sólo quedan dos. Nunca hubo un reconocimiento a la historia de estos abuelos que, siendo niños entre los años 1946 y 1950, transportaban mercadería en carros, llegando a distintos puntos de la meseta.

 

Los carros que hoy están en el bulevard principal de esa localidad de la meseta son una muestra silenciosa de ese pasado, pero pocos conocen la historia.

Sólo quedan dos carreros en el pueblo de Telsen,  Gumercindo Monteros y Antonio Contreras, y fallecieron Evaristo Pailemán y Felidor Camargo. La hija de Camargo, Leticia, que es docente y conocida vecina de Telsen, compartió la historia de los carreros y lo que representaron en su momento para las comunidades, siendo niños de entre 8 y 11 años cuando realizaron este trabajo.

Monteros, Pailemán, Camargo y Contreras fueron los últimos carreros en realizar el trayecto Telsen – Talagapa en carretas tiradas por caballos  mulas, y pasando por diferentes parajes como  Laguna de Vaca, Sepaucal, Cañadón Largo, Talagapa y llegando hasta Gan Gan.

Fueron carreros entre los años 1946 y 1950, tenían entre 8 y 11 años.  Gumercindo tiene 84 años y Antonio, 77. Evaristo y Felidor fallecieron.

En el rescate que efectuó Leticia Camargo, y que lo compartió en el año 2017 con EL CHUBUT, describió que “cuando realizaban estas tareas eran muy pequeños tenían entre 8 y 11 años e iban como “maruchos” en las vagonetas, que eran grandes carros que llevaban mercadería como harina, vino, aceite, traídas desde Puerto Madryn o Trelew y verduras como zapallo, papa y cebolla que eran cosechadas en las chacras de Telsen, como así también el pasto de muy buena calidad para alimentar al ganado”.

 

TRUEQUE

 

Al llegar a cada paraje o puesto de campo cambiaban la mercadería que llevaban por lana, pelo de chivo, pluma de avestruz, cueros de zorros, zorrinos y gato montés. Que luego esto era vendido a los mercachifles que llegaban a la zona de Telsen o era trasladado hasta Trelew o Madryn, en otra travesía en tropas de carros por otros carreros.

Cada travesía de estas se extendía hasta por tres meses y se realizaba antes de que empiecen los crudos inviernos en la meseta chubutense. Los carros eran tirados por mulas o caballos.

RELIQUIAS

  

Algunos de los carros que usaban estos carreros se pueden ver actualmente en el boulevard de Telsen y pertenecieron a personas que realizaban estos viajes vendiendo y comprando mercadería. Los carros del boulevard están en su estado original y otros han sido modificados, con el correr de los años, para el transporte de leña o materiales como alambres, postes en los campos. Gran parte fueron adquiridos a sus familiares por el vecino, quien fuera jefe comunal de Telsen, Ricardo Mazzulla, con el fin de que parte de estas historias de trabajo y valentía sean recordadas como parte del proceso de población de la meseta.

Conectar
Crear cuenta