MENÚ
Cargando...

De puño y letra: El problema será resolver las alianzas

PJ y UCR son cabeceras del Frente de Todos y de Cambiemos en Chubut. Pero sus propias alianzas vienen muy complicadas, y con dilemas. ¿Vuelve el debate por la minería?

Mariano Arcioni.
Por REDACCIÓN CHUBUT

La política dejó de ser...

...simplemente peronistas y radicales, y ocasionalmente el PACh, o algún otro partido, en Chubut. El bipartidismo dio paso a los frentes, con las complejidades que ello implica. No es fácil elegir con quien recorrer el camino. Y los partidos mayoritarios de Chubut no la tienen sencilla, porque afrontan presiones internas y externas, aunque los factores exógenos son exclusivos del Frente de Todos (el peronismo), porque además tienen la responsabilidad del gobierno nacional.
El PJ de Chubut que acaba de terminar las «formalidades» de su normalización y tiene un presidente que es Carlos Linares y una mesa de conducción, está fracturado. Y no solo en los dos grandes grupos en que se dividen en la provincia. Además tienen fisuras horizontales para responder algunas preguntas sencillas: quién hace las listas, quiénes son los candidatos (o candidatas) y mucho más sensible, qué hacer respecto de Chubut Al Frente y del gobernador Mariano Arcioni, que a nivel nacional forma parte de la alianza gobernante en el FdT.
Para resolver estos dilemas, el peronismo tendrá su congreso provincial en marzo. Allí se definirá la política de alianzas. Antes, habrá conversaciones. «Todo es materia de conversación» admitió uno de los dirigentes que menos simpatías le profesa a Arcioni. Su opinión es importante por peso, por historia, pero también por pragmatismo. Entiende que el Frente de Todos debería ser uno solo, pero también que ir juntos implicaría en los hechos cederle un senador nacional a Cambiemos Chubut. «Y no es lo mismo cambiemos que UCR sola. Con los radicales, o con algunos radicales, podríamos tener incluso alguna afinidad en el trabajo por la provincia» avisó. Mensaje entre líneas completo para el andamiaje radical del partido formado por los intendentes, legisladores, y las actuales autoridades radicales presididas por Jacqueline Caminoa.

El peronismo empezará...

...esta semana a circular borradores de temas a resolver en el congreso partidario, como la formación de consejos independientes de la Juventud y de la Mujer, y elección directa de miembros en cada mesa de las 62 organizaciones peronistas. Pero se hablará también de alianzas. Uno de los más activos, que quiere ser senador, es el ex intendente de Comodoro Rivadavia Carlos Linares. Viene de tener conversaciones en la cordillera y en el Valle. Incluso con el intendente de Trelew Adrián Maderna, recién regresado al peronismo «terrenal» luego de haber llegado a intendente y luego repetido en Chusoto primero y en Chubut Al Frente después, con Mario Das Neves y Mariano Arcioni. Linares es de los que más bombardea la posibilidad de un «Frente de Todos único» en Chubut. No quiere saber nada con el gobernador, y ese sentimiento de aversión es mutuo y proporcional. Arcioni no le dedica ningún sentimiento positivo al ex intendente de Comodoro.
Luego, hay que poner en la ecuación peronista a otros actores también de Comodoro. Uno es el intendente Juan Pablo Luque. Es la «renovación». Luego de la elección de autoridades del partido decidió apartarse lo más que pudo de la «rosca» de los dirigentes que lograron imponer a Linares, a los que identifica con un peronismo vetusto, necesitado de una renovación. Y fortaleció sus vínculos con la Casa Rosada, con el peronismo nacional y con los factores de la producción. Luque tiene mucho peso regional, en la Legislatura, y tendrá algo que decir respecto de las alianzas del peronismo y de las candidaturas de este año. No lo vería a Linares como un candidato «de la unidad».
Otro de los dirigentes de Comodoro que apareció opinando es el senador nacional Alfredo Luenzo. Se auto propuso para la reelección. Hay que reconocerle ese coraje, por lo menos. No conseguiría un lugar en las listas ni aunque resucitase Mario Das Neves, aunque dicen que el senador ha logrado forjar una gran amistad con Máximo Kirchner.
Sí hay un consenso soterrado entre las distintas tribus peronistas chubutenses. Aunque Cristina Fernández de Kirchner y su hijo Máximo forzaren una lista única del FdT en la provincia, no deberían ir en esa nómina personas identificadas con el gobernador Arcioni ni con el momento financiero de la provincia. «Mariano es el atraso salarial...» dicen, con crudeza. Aunque el gobernador ha logrado enderezar un poco el barco y al menos coloca cada mes una masa salarial completa en la calle, la tercera ya, la semana pasada.

Ahora, si alguien pregunta...

...si estas disquisiciones del PJ al gobernador Arcioni le mueven la aguja, la respuesta es NO. Luego del descanso y con las pilas cargadas, el mandatario apunta ahora al operativo de vacunación, a que haya clases presenciales, y a mantener la estabilidad de los pagos que ha logrado en estos meses, aunque es muy consciente de la deuda que mantiene con los sectores estatales. Cree que con un buen candidato podría ganarle al peronismo tal como lo hizo en 2019 con la gobernación. ¿Será Federico Massoni ese postulante? ¿O lo propondrá a Ricardo Sastre, buscando una carambola política que afecte al peronismo?
El vicegobernador Ricardo Sastre es uno de los que cree en una lista única del FdT en Chubut, aunque ello implicara ceder un senador a la minoría, lo que de todos modos es lo que constitucionalmente corresponde. Que en Chubut el mundo peronista tenga una misma matriz, es harina de otro costal aunque se hayan dividido en partidos diversos.
Sergio Massa, amigo y de habitual diálogo con Arcioni, es uno de los que ha «bajado» a Chubut que el FdT debe ser uno solo «igual que en la provincia de Buenos Aires». 
Uno de los posibles candidatos en esa lista «única» si es que se puede forjar, es el vicegobernador Ricardo Sastre, representando al peronismo y al gobierno provincial a la vez, pero menos, por su distancia más o menos cíclica con Arcioni. A Sastre le atrae el Senado y gestionar desde allí antes de intentar una carrera de gobernador. Acaba de probarse el traje de primer mandatario en las dos semanas en las que Arcioni tomó un receso, y lo hizo con mucho despliegue político y difusión mediática y en redes. Jugó muy fuerte. Eso mismo es lo que le habría convencido de dos aspectos de los que el madrynense suele hablar. Uno, en esta provincia los problemas son políticos y dos: las chances de ser el complemento «político» del gobernador Arcioni serían casi nulas.
Hay otro factor, que es como el as de espadas y mata al resto de las cartas. ¿Qué opinan Cristina y Máximo, dominadores absolutos del mundo peronista en el Congreso de la Nación, de las listas en Chubut?
Según una fuente que accedió a una conversación privadísima de la que habría participado Máximo Kirchner, no hay ningún compromiso de Cristina con dirigente alguno de Chubut. Con ninguno. «Y los candidatos van a ser los que midan mejor... y los van a encuestar ellos...». Fin de la discusión. Medición y lealtad serían importantes. Todo esto deberá resolverse en los próximos meses.

La UCR tiene dilemas...

...similares pero menos gravosos que el oficialismo. Los dirigentes del partido enfrentan una gran presión interna, entre los que quieren «romper» con el PRO, o hacer una alianza más grande. El Comité Provincia presidido por Jacqueline Caminoa debe elaborar un orden del día para la convención provincial que deberá definir un marco general, una política de alianzas. Por supuesto, allí pesaría la opinión de los intendentes, del diputado nacional Gustavo Menna, y del legislador provincial Manuel Pagliaroni. Entre todos ellos son la columna vertebral del oficialismo partidario. Del otro lado, está el radical Mario Cimadevilla, uno de los que con mayor énfasis propicia la ruptura con el PRO.
Cambiemos en Chubut tiene problemas internos de relación. Los desencuentros -videos mediante- con los dos legisladores del PRO (Sebastián López en la provincia y Nacho Torres en Nación), complicaron el panorama. Hay muchos radicales que quieren romper. Pero las advertencias del PRO y en particular de Torres son certeras. Romper Cambiemos podría satisfacer alguna necesidad de ciertos dirigentes en la interna radical, pero desencantaría a los votantes que propician la unidad opositora para elegir a «algo diferente a lo que está». Torres acuerda en que es necesaria una alianza mayor, incluso con un nombre diferente en 2023. Pero que agrupe a los que no es peronismo, comenzando por la UCR y el PRO.
Entretanto los radicales tendrán su convención en un partido dividido. Hay dos postulaciones para encabezar la HCP, el órgano más trascendente aunque se reúna muy cada tanto, porque es el que fija las políticas partidarias. Una de ellas con el apoyo del oficialismo partidario es Carlos Lorenzo. El cimadevillismo apoya a Orlando Vera. Pero hay una tercera posibilidad, encarnada por el ex concejal y dirigente Miguel Ramos. Podría ser un candidato de la unidad. Eso sí, más allá de las personas, el debate radical será con quién o quienes aliarse. Abrir y extender Cambiemos, o cerrarlo en UCR y PRO, o romper la alianza y dividir el voto opositor.

Cada vez que una política...

...nacional de largo alcance llega a Chubut, todo el mundo mira para ver en cuánto nos perjudica. Recientemente, hubo cambios en las retenciones que afectaron y mucho a algunas economías regionales, mientras que a otras les ayudó. La retención a la lana generó muchísimo enojo en el ruralismo local, mientras desde el PJ contestan «que no se quejen, que es lana sucia... si la procesaran, deberíamos subsidiarles...»
Como sea, las actividades productivas de Chubut están siempre colgando de un pincel. Por eso llama la atención ver que legisladores nacionales por la provincia que no levantaron la mano en todo el año pasado para mejorar las cuentas de la provincia se estén postulando para reelecciones, cuando aquí lo que hace falta es inversión, dinero, trabajo, de los que se habla poco.
¿Será este año propicio para debatir la ley minera? Como se sabe, hay pendiente una discusión en la Legislatura. El gobierno nacional, el gobernador Arcioni, gremios de la actividad privada, comerciantes y empresarios, apoyan. Lo que faltó sobre fines del año pasado fue la «licencia política». Habrá que ver si con el regreso del gobernador Arcioni al Poder Ejecutivo y el de Sastre a la Legislatura, esa licencia aparece.
No se trata ya de sí o no a la minería, sino de discutir de modo superador, civilizado, profesional, económico y político, una matriz productiva más amplia para Chubut, que incluya a la minería, de modo de no estar prendiendo velas a cada santo cada vez que a algún funcionario de le ocurre subir un impuesto, bajar otro, quitar beneficios, o lo que fuere. Eso es lo que debería ocurrir. Una discusión sana, y seria. Sin estridencias. Es lo que se espera que ocurra, antes que el clima político previo a las elecciones, contamine cualquier debate.

 


    

Arrancó 2021 pleno de gestos muy particulares con significado político. El vicegobernador ejerció el cargo de primer mandatario en ausencia de Arcioni, con todas las atribuciones. Y no se privó de ningún gesto político. Uno de ellos, con mucho «ruido» interno, fue recibir a los sindicalistas de ATE. La otra foto es un llamado de atención. La gente en general, los controles, los municipios, los jóvenes, las familias, se han relajado de modo tal que ahora Chubut está entre las cinco provincias con mayor cantidad de casos acumulados cada cien mil habitantes. Las fiestas en las playas locales, son un indicador del peligro. Ambas imágenes completan nuestra sección de Foto de la Semana.

 

Arcioni quiere año escolar presencial, ¿se podrá?

El gobernador Mariano Arcioni retoma hoy su actividad al frente del Poder Ejecutivo con una premisa: que en marzo se inicien las clases en Chubut. Ya se lo había hecho saber a la ministra Florencia Perata al finalizar el inactivo ciclo lectivo 2020, que éste año no podía volver a suceder que los chicos perdieran otro año escolar.
Claro que hay dos frentes bien distintos, pero ambos complejos para atender. Por un lado hay mucha incertidumbre en cuanto a la situación epidemiológica a la que pueda llegar la provincia en marzo por la pandemia de Covid-19. «Si queremos empezar las clases con normalidad en marzo, tenemos que cuidarnos ahora», dijo el jefe de Gabinete nacional Santiago Cafiero, cuando el viernes comunicó que dejaban liberadas a las provincias para tomar las medidas restrictivas que consideren necesarias para frenar la ola de contagios, siempre que no crezcan los casos más de un 20% cada 15 días, ni superen los 150 contagios cada cien mil habitantes en períodos de 14 días. Chubut está muy lejos de esos guarismos y se encuentra entre las 4 provincias de mayor incidencia del virus.
Para Arcioni está claro que hay que trabajar en lo que resta de enero y en febrero en un plan conjunto con Nación para establecer la modalidad del dictado de clases, ya sea de manera presencial, semipresencial o con la implementación de la burbuja sanitaria, pero «hay que volver» a las aulas, reveló una fuente de Fontana 50.
Pero además, y alertado el Gobierno de Chubut que los gremios docentes están más propensos a continuar su plan de lucha con paros que a reclamar, pero dictando clases, el otro frente pasa por dar previsibilidad de cobro a los maestros y apelar a que no acaten medidas de fuerza a las que, prevén, convocarán los sindicatos.
Chubut lleva cuatro años sin clases «normales», y sólo en el último puede atribuirse a la pandemia, aunque claro está que sin la existencia del virus, nadie cree que los docentes en su mayoría podrían haber ido a las escuelas. El atraso salarial continúa; este mes cobraron octubre los estatales con sueldos superiores a 65 mil pesos, y noviembre los que están por debajo de ese monto. A esto hay que agregarle las cuotas de un medio aguinaldo atrasado desde julio. Pero también es cierto que se volvió a depositar una masa salarial completa. 
Por el momento no hay garantía de un regreso a las aulas y clases presenciales, vacuna contra el Covid-19 mediante. Pero además, el Gobierno de Chubut quiere dar previsibilidad de pago para que el frente a atender pase ante todo por lo sanitario.

 

La venta de los 33 lotes de la zona sur viene muy complicada

La venta de los 33 lotes en la zona sur de Trelew que promueve la gestión de Adrián Maderna, dejó bastante tela para cortar. En el barrio San Benito hay vecinos que incluso están pensando en comprar esas reservas fiscales para hacer plazas y, de ese modo, evitar construcciones para las que no estaban pensados esos terrenos. «No puede ser que tengamos que defender el patrimonio público con dinero de nuestros bolsillos», comentaron.
La concejal oficialista Lorena Alcalá fue quien reparó en los efectos no deseados que podía traer dar a conocer públicamente la ubicación de esos 33 lotes en los barrios San Benito, Los Sauces, Los Tilos y San José. «Ahora que salió publicado dónde están podrían llegar a usurparlos», habría alertado Alcalá a sus pares en la Comisión de Planeamiento. A todo eso el presidente del Concejo Deliberante, Juan Aguilar, les hizo notar a los opositores que no trataron la venta de tierras en una «sesión secreta», sino que optaron por hacerlo a puertas abiertas. La expropiación del Loteo Belgrano, por ejemplo, se hizo a puertas cerradas para evitar usurpaciones.
El secretario de Obras Públicas, Sebastián De la Vallina, iba a exponer el proyecto el jueves en el recinto del Concejo Deliberante. Algunos concejales estuvieron sentados en sus bancas un par de minutos y después se fueron. Mariela Flores Torres llegó más tarde y se preguntó desconcertada «¿dónde están todos?». La reunión se trasladó a la sala de Presidencia, donde por razones de protocolo de Covid-19 está vedado el ingreso a la prensa y al público. ¿Algo que ocultar? No, para nada.
Sí se sabe que el oficialismo estaría dispuesto a incorporar modificaciones al proyecto original, que ha generado muchísimo ruido. En verdad, es raro ver a un municipio «compitiendo» en el rubro inmobiliario, con terrenos que originalmente estaban pensados para espacios públicos, centros de salud, escuelas, u hospitales, y no para la venta y negociación urbana.
«Lo que se recaude finalmente por esas ventas, será todo destinado a obra pública», dicen en la comuna. ¿Alcanzará para que el proyecto siga adelante? Se ve difícil. Los ediles de la oposición aportaron todo tipo de objeciones. Desde el precio «de dólar oficial» (un regalo), hasta que de acuerdo al pliego, una sola persona podría comprarse los 33 lotes de la zona sur, si contara con el dinero.
Los ediles de la oposición relevarán los terrenos, y luego, hablarán con vecinos. Esto, mientras piden limitaciones en el pliego para los posibles compradores.
Es de esperar que no ocurra lo que advirtió la concejal Alcalá, y algún vivo termine usurpando esas tierras. Sería tan malo, como permitir un jugoso negocio inmobiliario con tierras fiscales.

 

El «ranking» epidemiológico que preocupa

La situación epidemiológica de Chubut es una de las cuatro peores del país, si se tiene en cuenta uno de los parámetros dictados por Nación como «límite», para dictar restricciones nocturnas. Ese límite es de contar con un total de 150 casos cada cien mil habitantes, acumulados en los últimos 14 días. Chubut tenía el viernes cuando se publicó el decreto 786 casos acumulados en dos semanas, cada cien mil habitantes, utilizando para ello la proyección de población oficial del Indec para este año.
Sólo Santa Cruz, La Pampa y Tierra del Fuego tienen situaciones más comprometidas que nuestra provincia, la que proporcionalmente a sus habitantes, en las últimas dos semanas está peor que el AMBA, Buenos Aires, la CABA, Córdoba, Santa Fe, y muchas otras provincias de mayor población.
Por eso, el ministro de Salud Fabián Puratich aparece tan preocupado, instando a la población a cuidarse. Porque si el virus progresa a pesar de la vacuna, Chubut se verá obligada a aumentar restricciones que terminarán afectando otra vez la economía. Ya se sabe que a nivel comercios, por ejemplo, nuestra provincia fue una de las que peor la pasó en 2020 con la cuarentena, según la CAME. La provincia fue líder en cierre de comercios. Muchos pasaron a la informalidad o a vender por redes sociales.

 

Se dice que...

...el intendente de Trelew Adrián Maderna está por viajar a la provincia de Buenos Aires. Tendrá reunión con su par de Pilar, que tiene un modelo productivo interesante en su parque industrial. Maderna aspira a tentar a empresarios a que vengan a instalarse a la zona.

...sonaron fuertes las palabras del ministro Federico Massoni la semana pasada en Trelew. Por si alguien no lo recuerda, dijo que hay que terminar con los planeros y generar trabajo genuino». Massoni apunta al corazón del problema. Trelew se ha empobrecido paulatina y dolorosamente y han proliferado la ayuda social y las cooperativas de trabajo. Es cierto que una cosa y la otra han resultado indispensables. Pero no pueden ser para siempre. Además, generan costumbres clientelares de las que algunos dirigentes políticos suelen aprovecharse.

...tan certero estuvo el ministro de Seguridad de la provincia con su apreciación sobre Trelew, que el diputado nacional kirchnerista por Chubut Santiago Igón le pidió la renuncia, lo que para Massoni es una especie de condecoración. También lo criticó el senador nacional Alfredo Luenzo, de quien no se sabe ni estaría muy difundido ha hecho por el Valle en general o por Trelew en particular en sus seis años de senador nacional. Luenzo, comodorense, llegó al Senado «colgado» de Das Neves en 2013 y luego se pasó al peronismo. Quiere repetir, y se ve que pegarle a Massoni le reditúa. Para el ministro, esta discusión «es todo crema». Es decir, ayuda a diferenciar quiénes quieren el progreso, de los que no. Tan simple como eso.

...el gobernador Mariano Arcioni y el vicegobernador Ricardo Sastre habrían tenido un par de puntos de desencuentro durante el receso del mandatario. Uno de ellos habría sido por retirar las vallas de la casa de gobierno. Y el otro, por haber recibido a los sindicalistas de ATE. Ambos gestos habrían incomodado al gobernador. El vice los defendió como herramientas políticas.

...el presidente del PJ Carlos Linares no para de hacer campaña. Aspira a ser senador nacional, y está en plena gira cordillerana. «A full...».

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

De puño y letra: El problema será resolver las alianzas

PJ y UCR son cabeceras del Frente de Todos y de Cambiemos en Chubut. Pero sus propias alianzas vienen muy complicadas, y con dilemas. ¿Vuelve el debate por la minería?

La política dejó de ser...

...simplemente peronistas y radicales, y ocasionalmente el PACh, o algún otro partido, en Chubut. El bipartidismo dio paso a los frentes, con las complejidades que ello implica. No es fácil elegir con quien recorrer el camino. Y los partidos mayoritarios de Chubut no la tienen sencilla, porque afrontan presiones internas y externas, aunque los factores exógenos son exclusivos del Frente de Todos (el peronismo), porque además tienen la responsabilidad del gobierno nacional.
El PJ de Chubut que acaba de terminar las «formalidades» de su normalización y tiene un presidente que es Carlos Linares y una mesa de conducción, está fracturado. Y no solo en los dos grandes grupos en que se dividen en la provincia. Además tienen fisuras horizontales para responder algunas preguntas sencillas: quién hace las listas, quiénes son los candidatos (o candidatas) y mucho más sensible, qué hacer respecto de Chubut Al Frente y del gobernador Mariano Arcioni, que a nivel nacional forma parte de la alianza gobernante en el FdT.
Para resolver estos dilemas, el peronismo tendrá su congreso provincial en marzo. Allí se definirá la política de alianzas. Antes, habrá conversaciones. «Todo es materia de conversación» admitió uno de los dirigentes que menos simpatías le profesa a Arcioni. Su opinión es importante por peso, por historia, pero también por pragmatismo. Entiende que el Frente de Todos debería ser uno solo, pero también que ir juntos implicaría en los hechos cederle un senador nacional a Cambiemos Chubut. «Y no es lo mismo cambiemos que UCR sola. Con los radicales, o con algunos radicales, podríamos tener incluso alguna afinidad en el trabajo por la provincia» avisó. Mensaje entre líneas completo para el andamiaje radical del partido formado por los intendentes, legisladores, y las actuales autoridades radicales presididas por Jacqueline Caminoa.

El peronismo empezará...

...esta semana a circular borradores de temas a resolver en el congreso partidario, como la formación de consejos independientes de la Juventud y de la Mujer, y elección directa de miembros en cada mesa de las 62 organizaciones peronistas. Pero se hablará también de alianzas. Uno de los más activos, que quiere ser senador, es el ex intendente de Comodoro Rivadavia Carlos Linares. Viene de tener conversaciones en la cordillera y en el Valle. Incluso con el intendente de Trelew Adrián Maderna, recién regresado al peronismo «terrenal» luego de haber llegado a intendente y luego repetido en Chusoto primero y en Chubut Al Frente después, con Mario Das Neves y Mariano Arcioni. Linares es de los que más bombardea la posibilidad de un «Frente de Todos único» en Chubut. No quiere saber nada con el gobernador, y ese sentimiento de aversión es mutuo y proporcional. Arcioni no le dedica ningún sentimiento positivo al ex intendente de Comodoro.
Luego, hay que poner en la ecuación peronista a otros actores también de Comodoro. Uno es el intendente Juan Pablo Luque. Es la «renovación». Luego de la elección de autoridades del partido decidió apartarse lo más que pudo de la «rosca» de los dirigentes que lograron imponer a Linares, a los que identifica con un peronismo vetusto, necesitado de una renovación. Y fortaleció sus vínculos con la Casa Rosada, con el peronismo nacional y con los factores de la producción. Luque tiene mucho peso regional, en la Legislatura, y tendrá algo que decir respecto de las alianzas del peronismo y de las candidaturas de este año. No lo vería a Linares como un candidato «de la unidad».
Otro de los dirigentes de Comodoro que apareció opinando es el senador nacional Alfredo Luenzo. Se auto propuso para la reelección. Hay que reconocerle ese coraje, por lo menos. No conseguiría un lugar en las listas ni aunque resucitase Mario Das Neves, aunque dicen que el senador ha logrado forjar una gran amistad con Máximo Kirchner.
Sí hay un consenso soterrado entre las distintas tribus peronistas chubutenses. Aunque Cristina Fernández de Kirchner y su hijo Máximo forzaren una lista única del FdT en la provincia, no deberían ir en esa nómina personas identificadas con el gobernador Arcioni ni con el momento financiero de la provincia. «Mariano es el atraso salarial...» dicen, con crudeza. Aunque el gobernador ha logrado enderezar un poco el barco y al menos coloca cada mes una masa salarial completa en la calle, la tercera ya, la semana pasada.

Ahora, si alguien pregunta...

...si estas disquisiciones del PJ al gobernador Arcioni le mueven la aguja, la respuesta es NO. Luego del descanso y con las pilas cargadas, el mandatario apunta ahora al operativo de vacunación, a que haya clases presenciales, y a mantener la estabilidad de los pagos que ha logrado en estos meses, aunque es muy consciente de la deuda que mantiene con los sectores estatales. Cree que con un buen candidato podría ganarle al peronismo tal como lo hizo en 2019 con la gobernación. ¿Será Federico Massoni ese postulante? ¿O lo propondrá a Ricardo Sastre, buscando una carambola política que afecte al peronismo?
El vicegobernador Ricardo Sastre es uno de los que cree en una lista única del FdT en Chubut, aunque ello implicara ceder un senador a la minoría, lo que de todos modos es lo que constitucionalmente corresponde. Que en Chubut el mundo peronista tenga una misma matriz, es harina de otro costal aunque se hayan dividido en partidos diversos.
Sergio Massa, amigo y de habitual diálogo con Arcioni, es uno de los que ha «bajado» a Chubut que el FdT debe ser uno solo «igual que en la provincia de Buenos Aires». 
Uno de los posibles candidatos en esa lista «única» si es que se puede forjar, es el vicegobernador Ricardo Sastre, representando al peronismo y al gobierno provincial a la vez, pero menos, por su distancia más o menos cíclica con Arcioni. A Sastre le atrae el Senado y gestionar desde allí antes de intentar una carrera de gobernador. Acaba de probarse el traje de primer mandatario en las dos semanas en las que Arcioni tomó un receso, y lo hizo con mucho despliegue político y difusión mediática y en redes. Jugó muy fuerte. Eso mismo es lo que le habría convencido de dos aspectos de los que el madrynense suele hablar. Uno, en esta provincia los problemas son políticos y dos: las chances de ser el complemento «político» del gobernador Arcioni serían casi nulas.
Hay otro factor, que es como el as de espadas y mata al resto de las cartas. ¿Qué opinan Cristina y Máximo, dominadores absolutos del mundo peronista en el Congreso de la Nación, de las listas en Chubut?
Según una fuente que accedió a una conversación privadísima de la que habría participado Máximo Kirchner, no hay ningún compromiso de Cristina con dirigente alguno de Chubut. Con ninguno. «Y los candidatos van a ser los que midan mejor... y los van a encuestar ellos...». Fin de la discusión. Medición y lealtad serían importantes. Todo esto deberá resolverse en los próximos meses.

La UCR tiene dilemas...

...similares pero menos gravosos que el oficialismo. Los dirigentes del partido enfrentan una gran presión interna, entre los que quieren «romper» con el PRO, o hacer una alianza más grande. El Comité Provincia presidido por Jacqueline Caminoa debe elaborar un orden del día para la convención provincial que deberá definir un marco general, una política de alianzas. Por supuesto, allí pesaría la opinión de los intendentes, del diputado nacional Gustavo Menna, y del legislador provincial Manuel Pagliaroni. Entre todos ellos son la columna vertebral del oficialismo partidario. Del otro lado, está el radical Mario Cimadevilla, uno de los que con mayor énfasis propicia la ruptura con el PRO.
Cambiemos en Chubut tiene problemas internos de relación. Los desencuentros -videos mediante- con los dos legisladores del PRO (Sebastián López en la provincia y Nacho Torres en Nación), complicaron el panorama. Hay muchos radicales que quieren romper. Pero las advertencias del PRO y en particular de Torres son certeras. Romper Cambiemos podría satisfacer alguna necesidad de ciertos dirigentes en la interna radical, pero desencantaría a los votantes que propician la unidad opositora para elegir a «algo diferente a lo que está». Torres acuerda en que es necesaria una alianza mayor, incluso con un nombre diferente en 2023. Pero que agrupe a los que no es peronismo, comenzando por la UCR y el PRO.
Entretanto los radicales tendrán su convención en un partido dividido. Hay dos postulaciones para encabezar la HCP, el órgano más trascendente aunque se reúna muy cada tanto, porque es el que fija las políticas partidarias. Una de ellas con el apoyo del oficialismo partidario es Carlos Lorenzo. El cimadevillismo apoya a Orlando Vera. Pero hay una tercera posibilidad, encarnada por el ex concejal y dirigente Miguel Ramos. Podría ser un candidato de la unidad. Eso sí, más allá de las personas, el debate radical será con quién o quienes aliarse. Abrir y extender Cambiemos, o cerrarlo en UCR y PRO, o romper la alianza y dividir el voto opositor.

Cada vez que una política...

...nacional de largo alcance llega a Chubut, todo el mundo mira para ver en cuánto nos perjudica. Recientemente, hubo cambios en las retenciones que afectaron y mucho a algunas economías regionales, mientras que a otras les ayudó. La retención a la lana generó muchísimo enojo en el ruralismo local, mientras desde el PJ contestan «que no se quejen, que es lana sucia... si la procesaran, deberíamos subsidiarles...»
Como sea, las actividades productivas de Chubut están siempre colgando de un pincel. Por eso llama la atención ver que legisladores nacionales por la provincia que no levantaron la mano en todo el año pasado para mejorar las cuentas de la provincia se estén postulando para reelecciones, cuando aquí lo que hace falta es inversión, dinero, trabajo, de los que se habla poco.
¿Será este año propicio para debatir la ley minera? Como se sabe, hay pendiente una discusión en la Legislatura. El gobierno nacional, el gobernador Arcioni, gremios de la actividad privada, comerciantes y empresarios, apoyan. Lo que faltó sobre fines del año pasado fue la «licencia política». Habrá que ver si con el regreso del gobernador Arcioni al Poder Ejecutivo y el de Sastre a la Legislatura, esa licencia aparece.
No se trata ya de sí o no a la minería, sino de discutir de modo superador, civilizado, profesional, económico y político, una matriz productiva más amplia para Chubut, que incluya a la minería, de modo de no estar prendiendo velas a cada santo cada vez que a algún funcionario de le ocurre subir un impuesto, bajar otro, quitar beneficios, o lo que fuere. Eso es lo que debería ocurrir. Una discusión sana, y seria. Sin estridencias. Es lo que se espera que ocurra, antes que el clima político previo a las elecciones, contamine cualquier debate.

 


    

Arrancó 2021 pleno de gestos muy particulares con significado político. El vicegobernador ejerció el cargo de primer mandatario en ausencia de Arcioni, con todas las atribuciones. Y no se privó de ningún gesto político. Uno de ellos, con mucho «ruido» interno, fue recibir a los sindicalistas de ATE. La otra foto es un llamado de atención. La gente en general, los controles, los municipios, los jóvenes, las familias, se han relajado de modo tal que ahora Chubut está entre las cinco provincias con mayor cantidad de casos acumulados cada cien mil habitantes. Las fiestas en las playas locales, son un indicador del peligro. Ambas imágenes completan nuestra sección de Foto de la Semana.

 

Arcioni quiere año escolar presencial, ¿se podrá?

El gobernador Mariano Arcioni retoma hoy su actividad al frente del Poder Ejecutivo con una premisa: que en marzo se inicien las clases en Chubut. Ya se lo había hecho saber a la ministra Florencia Perata al finalizar el inactivo ciclo lectivo 2020, que éste año no podía volver a suceder que los chicos perdieran otro año escolar.
Claro que hay dos frentes bien distintos, pero ambos complejos para atender. Por un lado hay mucha incertidumbre en cuanto a la situación epidemiológica a la que pueda llegar la provincia en marzo por la pandemia de Covid-19. «Si queremos empezar las clases con normalidad en marzo, tenemos que cuidarnos ahora», dijo el jefe de Gabinete nacional Santiago Cafiero, cuando el viernes comunicó que dejaban liberadas a las provincias para tomar las medidas restrictivas que consideren necesarias para frenar la ola de contagios, siempre que no crezcan los casos más de un 20% cada 15 días, ni superen los 150 contagios cada cien mil habitantes en períodos de 14 días. Chubut está muy lejos de esos guarismos y se encuentra entre las 4 provincias de mayor incidencia del virus.
Para Arcioni está claro que hay que trabajar en lo que resta de enero y en febrero en un plan conjunto con Nación para establecer la modalidad del dictado de clases, ya sea de manera presencial, semipresencial o con la implementación de la burbuja sanitaria, pero «hay que volver» a las aulas, reveló una fuente de Fontana 50.
Pero además, y alertado el Gobierno de Chubut que los gremios docentes están más propensos a continuar su plan de lucha con paros que a reclamar, pero dictando clases, el otro frente pasa por dar previsibilidad de cobro a los maestros y apelar a que no acaten medidas de fuerza a las que, prevén, convocarán los sindicatos.
Chubut lleva cuatro años sin clases «normales», y sólo en el último puede atribuirse a la pandemia, aunque claro está que sin la existencia del virus, nadie cree que los docentes en su mayoría podrían haber ido a las escuelas. El atraso salarial continúa; este mes cobraron octubre los estatales con sueldos superiores a 65 mil pesos, y noviembre los que están por debajo de ese monto. A esto hay que agregarle las cuotas de un medio aguinaldo atrasado desde julio. Pero también es cierto que se volvió a depositar una masa salarial completa. 
Por el momento no hay garantía de un regreso a las aulas y clases presenciales, vacuna contra el Covid-19 mediante. Pero además, el Gobierno de Chubut quiere dar previsibilidad de pago para que el frente a atender pase ante todo por lo sanitario.

 

La venta de los 33 lotes de la zona sur viene muy complicada

La venta de los 33 lotes en la zona sur de Trelew que promueve la gestión de Adrián Maderna, dejó bastante tela para cortar. En el barrio San Benito hay vecinos que incluso están pensando en comprar esas reservas fiscales para hacer plazas y, de ese modo, evitar construcciones para las que no estaban pensados esos terrenos. «No puede ser que tengamos que defender el patrimonio público con dinero de nuestros bolsillos», comentaron.
La concejal oficialista Lorena Alcalá fue quien reparó en los efectos no deseados que podía traer dar a conocer públicamente la ubicación de esos 33 lotes en los barrios San Benito, Los Sauces, Los Tilos y San José. «Ahora que salió publicado dónde están podrían llegar a usurparlos», habría alertado Alcalá a sus pares en la Comisión de Planeamiento. A todo eso el presidente del Concejo Deliberante, Juan Aguilar, les hizo notar a los opositores que no trataron la venta de tierras en una «sesión secreta», sino que optaron por hacerlo a puertas abiertas. La expropiación del Loteo Belgrano, por ejemplo, se hizo a puertas cerradas para evitar usurpaciones.
El secretario de Obras Públicas, Sebastián De la Vallina, iba a exponer el proyecto el jueves en el recinto del Concejo Deliberante. Algunos concejales estuvieron sentados en sus bancas un par de minutos y después se fueron. Mariela Flores Torres llegó más tarde y se preguntó desconcertada «¿dónde están todos?». La reunión se trasladó a la sala de Presidencia, donde por razones de protocolo de Covid-19 está vedado el ingreso a la prensa y al público. ¿Algo que ocultar? No, para nada.
Sí se sabe que el oficialismo estaría dispuesto a incorporar modificaciones al proyecto original, que ha generado muchísimo ruido. En verdad, es raro ver a un municipio «compitiendo» en el rubro inmobiliario, con terrenos que originalmente estaban pensados para espacios públicos, centros de salud, escuelas, u hospitales, y no para la venta y negociación urbana.
«Lo que se recaude finalmente por esas ventas, será todo destinado a obra pública», dicen en la comuna. ¿Alcanzará para que el proyecto siga adelante? Se ve difícil. Los ediles de la oposición aportaron todo tipo de objeciones. Desde el precio «de dólar oficial» (un regalo), hasta que de acuerdo al pliego, una sola persona podría comprarse los 33 lotes de la zona sur, si contara con el dinero.
Los ediles de la oposición relevarán los terrenos, y luego, hablarán con vecinos. Esto, mientras piden limitaciones en el pliego para los posibles compradores.
Es de esperar que no ocurra lo que advirtió la concejal Alcalá, y algún vivo termine usurpando esas tierras. Sería tan malo, como permitir un jugoso negocio inmobiliario con tierras fiscales.

 

El «ranking» epidemiológico que preocupa

La situación epidemiológica de Chubut es una de las cuatro peores del país, si se tiene en cuenta uno de los parámetros dictados por Nación como «límite», para dictar restricciones nocturnas. Ese límite es de contar con un total de 150 casos cada cien mil habitantes, acumulados en los últimos 14 días. Chubut tenía el viernes cuando se publicó el decreto 786 casos acumulados en dos semanas, cada cien mil habitantes, utilizando para ello la proyección de población oficial del Indec para este año.
Sólo Santa Cruz, La Pampa y Tierra del Fuego tienen situaciones más comprometidas que nuestra provincia, la que proporcionalmente a sus habitantes, en las últimas dos semanas está peor que el AMBA, Buenos Aires, la CABA, Córdoba, Santa Fe, y muchas otras provincias de mayor población.
Por eso, el ministro de Salud Fabián Puratich aparece tan preocupado, instando a la población a cuidarse. Porque si el virus progresa a pesar de la vacuna, Chubut se verá obligada a aumentar restricciones que terminarán afectando otra vez la economía. Ya se sabe que a nivel comercios, por ejemplo, nuestra provincia fue una de las que peor la pasó en 2020 con la cuarentena, según la CAME. La provincia fue líder en cierre de comercios. Muchos pasaron a la informalidad o a vender por redes sociales.

 

Se dice que...

...el intendente de Trelew Adrián Maderna está por viajar a la provincia de Buenos Aires. Tendrá reunión con su par de Pilar, que tiene un modelo productivo interesante en su parque industrial. Maderna aspira a tentar a empresarios a que vengan a instalarse a la zona.

...sonaron fuertes las palabras del ministro Federico Massoni la semana pasada en Trelew. Por si alguien no lo recuerda, dijo que hay que terminar con los planeros y generar trabajo genuino». Massoni apunta al corazón del problema. Trelew se ha empobrecido paulatina y dolorosamente y han proliferado la ayuda social y las cooperativas de trabajo. Es cierto que una cosa y la otra han resultado indispensables. Pero no pueden ser para siempre. Además, generan costumbres clientelares de las que algunos dirigentes políticos suelen aprovecharse.

...tan certero estuvo el ministro de Seguridad de la provincia con su apreciación sobre Trelew, que el diputado nacional kirchnerista por Chubut Santiago Igón le pidió la renuncia, lo que para Massoni es una especie de condecoración. También lo criticó el senador nacional Alfredo Luenzo, de quien no se sabe ni estaría muy difundido ha hecho por el Valle en general o por Trelew en particular en sus seis años de senador nacional. Luenzo, comodorense, llegó al Senado «colgado» de Das Neves en 2013 y luego se pasó al peronismo. Quiere repetir, y se ve que pegarle a Massoni le reditúa. Para el ministro, esta discusión «es todo crema». Es decir, ayuda a diferenciar quiénes quieren el progreso, de los que no. Tan simple como eso.

...el gobernador Mariano Arcioni y el vicegobernador Ricardo Sastre habrían tenido un par de puntos de desencuentro durante el receso del mandatario. Uno de ellos habría sido por retirar las vallas de la casa de gobierno. Y el otro, por haber recibido a los sindicalistas de ATE. Ambos gestos habrían incomodado al gobernador. El vice los defendió como herramientas políticas.

...el presidente del PJ Carlos Linares no para de hacer campaña. Aspira a ser senador nacional, y está en plena gira cordillerana. «A full...».

Conectar
Crear cuenta