MENÚ
Cargando...

Los más grandes mitos de los tragamonedas

Al ser humano le encanta construirse mitos y leyendas sobre casi todos los temas en áreas de entretenimiento y ocio como el arte, películas o deportes.

Por REDACCIÓN CHUBUT

 Las cuestiones más populares que rodean nuestro cotidiano hacen que gente de distintos sectores se beneficien de ciertos rumores que corren. 

En el sector de las apuestas esto es aún más común al anteponerse dos lados, el del consumidor y el del bingo o empresa de apuestas. Existen personas que por lo general tienen un alto nivel de suspicacia de que la casa de apuestas tratará siempre de aventajar al cliente a través diferentes mecanismos. 

Y dentro de las paredes de un bingo o casino, la modalidad que más se presta a este tipo de narrativas es el tragamonedas. Al ser una máquina electrónica, habrá aún más motivos para los malpensados de generarse mitos sobre este juego. 

A continuación, repasaremos una serie de mitos populares sobre los tragamonedas y veremos si son ciertos o no. 

Mito 1: El ciclo de ganancias de los tragamonedas está programado 

Muchos piensan que, al ser máquinas fácilmente manipulables, se les puede asignar los premios en determinados momentos. Y que los premios siempre se repiten en la misma tirada. 

Esto es falso porque cada tirada es completamente aleatoria e independiente de las tiradas previas. Puedes haber ganado un bote y a la tirada siguiente volver a ganar otro bote incluso mayor. 

Mito 2: Los tragamonedas suelen dar más premios en horarios de menor afluencia, y viceversa 

Falso. Esto iría en contra del racional. Los bingos buscan tener un buen balance de las ganancias que dan sus máquinas para que los jugadores estén contentos. El éxito del casino (como de cualquier otro negocio) depende también del boca a boca y si el bingo decide alterar sus máquinas en determinados momentos para no dar ganancias, se están pegando con una piedra ellos mismos, ya que los clientes a su vez recomendarán no asistir a la sala de juegos en cuestión por la mala experiencia de juego con la que se quedarían. 

Mito 3: Nunca ganarás nada (o muy poco) de un tragamonedas 

Dejamos que los eventos reales hablen por sí solos. Hace un par de semanas, una pareja de jubilados se llevó casi 3 millones y medio de pesos. Esto fue en el Bingo de Adrogué en Buenos Aires. Evidentemente no es un caso común, y de hecho desde que se reabrieron los casinos en diciembre, este es el premio más grande hasta el momento. 

Si bien los botes no son siempre de este valor, es más común de lo que la gente piensa ganar en un tragamonedas. Muchos aficionados de las apuestas los dejan de lado al tener la concepción errónea de que no se gana nada con ellos, pero esto es falso y no podría estar más alejado de la realidad. 

 

 

Mito 4: En las versiones en línea, las tiradas gratuitas o bonus afecta las chances de ganar 

Entre las modalidades más populares de este juego encontramos las nuevas versiones de tragamonedas en línea. El crecimiento del uso del internet y los dispositivos móviles hicieron que la mayoría de los aficionados a los juegos se pasara a las versiones online de este tipo de entretenimiento. 

Para ofrecer garantías de que estos juegos funcionan de forma aleatoria y que no están trucados se pusieron en marcha una serie de mecanismos. Las plataformas de juegos en línea tienen un sistema de control aleatorio que hace que la máquina no tenga idea de cómo se reparten las cartas o cómo se gira la ruleta o el tragamonedas. 

Por el mismo mecanismo independiente, la máquina no tiene conocimiento de si el jugador está jugando una tirada bonus o no. 

Al final, los tragamonedas son probablemente la modalidad de juegos de casino con menor incipiente estratégico, las partidas son rápidas y no hace falta saber muchas reglas para jugarlo. 

Existen tragamonedas tematizados de bandas de música famosas como Queen o Prince, y entre los temas más populares de tragamonedas se encuentra uno de Superman, por ejemplo. 

El factor suerte llega a ser más importante que en otros juegos, pero al mismo tiempo la diversión que se experimenta es muy alta y por esto acaparan la atención del gran público. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Los más grandes mitos de los tragamonedas

Al ser humano le encanta construirse mitos y leyendas sobre casi todos los temas en áreas de entretenimiento y ocio como el arte, películas o deportes.

 Las cuestiones más populares que rodean nuestro cotidiano hacen que gente de distintos sectores se beneficien de ciertos rumores que corren. 

En el sector de las apuestas esto es aún más común al anteponerse dos lados, el del consumidor y el del bingo o empresa de apuestas. Existen personas que por lo general tienen un alto nivel de suspicacia de que la casa de apuestas tratará siempre de aventajar al cliente a través diferentes mecanismos. 

Y dentro de las paredes de un bingo o casino, la modalidad que más se presta a este tipo de narrativas es el tragamonedas. Al ser una máquina electrónica, habrá aún más motivos para los malpensados de generarse mitos sobre este juego. 

A continuación, repasaremos una serie de mitos populares sobre los tragamonedas y veremos si son ciertos o no. 

Mito 1: El ciclo de ganancias de los tragamonedas está programado 

Muchos piensan que, al ser máquinas fácilmente manipulables, se les puede asignar los premios en determinados momentos. Y que los premios siempre se repiten en la misma tirada. 

Esto es falso porque cada tirada es completamente aleatoria e independiente de las tiradas previas. Puedes haber ganado un bote y a la tirada siguiente volver a ganar otro bote incluso mayor. 

Mito 2: Los tragamonedas suelen dar más premios en horarios de menor afluencia, y viceversa 

Falso. Esto iría en contra del racional. Los bingos buscan tener un buen balance de las ganancias que dan sus máquinas para que los jugadores estén contentos. El éxito del casino (como de cualquier otro negocio) depende también del boca a boca y si el bingo decide alterar sus máquinas en determinados momentos para no dar ganancias, se están pegando con una piedra ellos mismos, ya que los clientes a su vez recomendarán no asistir a la sala de juegos en cuestión por la mala experiencia de juego con la que se quedarían. 

Mito 3: Nunca ganarás nada (o muy poco) de un tragamonedas 

Dejamos que los eventos reales hablen por sí solos. Hace un par de semanas, una pareja de jubilados se llevó casi 3 millones y medio de pesos. Esto fue en el Bingo de Adrogué en Buenos Aires. Evidentemente no es un caso común, y de hecho desde que se reabrieron los casinos en diciembre, este es el premio más grande hasta el momento. 

Si bien los botes no son siempre de este valor, es más común de lo que la gente piensa ganar en un tragamonedas. Muchos aficionados de las apuestas los dejan de lado al tener la concepción errónea de que no se gana nada con ellos, pero esto es falso y no podría estar más alejado de la realidad. 

 

 

Mito 4: En las versiones en línea, las tiradas gratuitas o bonus afecta las chances de ganar 

Entre las modalidades más populares de este juego encontramos las nuevas versiones de tragamonedas en línea. El crecimiento del uso del internet y los dispositivos móviles hicieron que la mayoría de los aficionados a los juegos se pasara a las versiones online de este tipo de entretenimiento. 

Para ofrecer garantías de que estos juegos funcionan de forma aleatoria y que no están trucados se pusieron en marcha una serie de mecanismos. Las plataformas de juegos en línea tienen un sistema de control aleatorio que hace que la máquina no tenga idea de cómo se reparten las cartas o cómo se gira la ruleta o el tragamonedas. 

Por el mismo mecanismo independiente, la máquina no tiene conocimiento de si el jugador está jugando una tirada bonus o no. 

Al final, los tragamonedas son probablemente la modalidad de juegos de casino con menor incipiente estratégico, las partidas son rápidas y no hace falta saber muchas reglas para jugarlo. 

Existen tragamonedas tematizados de bandas de música famosas como Queen o Prince, y entre los temas más populares de tragamonedas se encuentra uno de Superman, por ejemplo. 

El factor suerte llega a ser más importante que en otros juegos, pero al mismo tiempo la diversión que se experimenta es muy alta y por esto acaparan la atención del gran público. 

Conectar
Crear cuenta