MENÚ
Cargando...

Presencia de Trelew, Chubut y Patagonia en una histórica transmisión del alunizaje

Era inminente el alunizaje del Apolo 11 y millones de televidentes y oyentes en castellano seguían el histórico acontecimiento a través de la Voz de las Américas, que transmitía desde el centro de control de la NASA en Houston, Texas.

Héctor Gabriel «Pepe» Castro

En los minutos previos a que la Voz de las Américas derivara la transición directamente al Centro de Control, esta cadena informaba y saludaba a las emisoras y televisoras que seguían la emisión en castellano desde Europa y América. 
En Trelew, Madryn y el norte del Chubut aún no había televisión abierta y la bajada del hombre en la Luna era seguida por las radios LU20 y LU 17.
Estábamos en esos momentos en LU20 con el arquitecto Tomislao Boric, director, yo era el sub director y nos acompañaban Alberto Astuti; Néstor Julio Orellano, el Negro Gómez, Stela Maris Corbalán, Olga Radice, Horacio Guratti, Aldo Alvarez, Otto Alberti, Carrete, Yangüela, Sánchez, Domínguez, Marcos Zulián y perdón si de alguien me olvido.
Después de mucho insistir, sin telediscado para larga distancia y por medio de operador de Entel, logramos comunicarnos con la Voz de las Américas y pasar nuestro saludo.
Fue así como a los pocos minutos escuchábamos: «Vamos a cerrar las conexiones con los medios que nos estaban siguiendo, pero antes de transferir la transmición al centro espacial de Houston, daremos paso al último saludo de esta Cadena, que viene desde LU 20 Radio Chubut de la ciudad de Trelew en la Patagonia Argentina».
Esa escucha nos embargó de emoción a quienes estábamos en el edificio de la avenida Yrigoyen, pues había sido el último saludo emitido y nuestra radio, ciudad y Patagonia habían sido escuchadas por los millones de oyentes y televidentes en castellano de todo el mundo.
Creo que nunca Trelew, Chubut y Patagonia fueron escuchados en simultáneo por tantas millones de personas.
Siguió luego la emisión del alunizaje y los trascendentes momentos para la humanidad que todo el mundo hoy conoce.
Creo que a los 50 años este hecho merece ser recordado.

Comentarios

Presencia de Trelew, Chubut y Patagonia en una histórica transmisión del alunizaje

Era inminente el alunizaje del Apolo 11 y millones de televidentes y oyentes en castellano seguían el histórico acontecimiento a través de la Voz de las Américas, que transmitía desde el centro de control de la NASA en Houston, Texas.

En los minutos previos a que la Voz de las Américas derivara la transición directamente al Centro de Control, esta cadena informaba y saludaba a las emisoras y televisoras que seguían la emisión en castellano desde Europa y América. 
En Trelew, Madryn y el norte del Chubut aún no había televisión abierta y la bajada del hombre en la Luna era seguida por las radios LU20 y LU 17.
Estábamos en esos momentos en LU20 con el arquitecto Tomislao Boric, director, yo era el sub director y nos acompañaban Alberto Astuti; Néstor Julio Orellano, el Negro Gómez, Stela Maris Corbalán, Olga Radice, Horacio Guratti, Aldo Alvarez, Otto Alberti, Carrete, Yangüela, Sánchez, Domínguez, Marcos Zulián y perdón si de alguien me olvido.
Después de mucho insistir, sin telediscado para larga distancia y por medio de operador de Entel, logramos comunicarnos con la Voz de las Américas y pasar nuestro saludo.
Fue así como a los pocos minutos escuchábamos: «Vamos a cerrar las conexiones con los medios que nos estaban siguiendo, pero antes de transferir la transmición al centro espacial de Houston, daremos paso al último saludo de esta Cadena, que viene desde LU 20 Radio Chubut de la ciudad de Trelew en la Patagonia Argentina».
Esa escucha nos embargó de emoción a quienes estábamos en el edificio de la avenida Yrigoyen, pues había sido el último saludo emitido y nuestra radio, ciudad y Patagonia habían sido escuchadas por los millones de oyentes y televidentes en castellano de todo el mundo.
Creo que nunca Trelew, Chubut y Patagonia fueron escuchados en simultáneo por tantas millones de personas.
Siguió luego la emisión del alunizaje y los trascendentes momentos para la humanidad que todo el mundo hoy conoce.
Creo que a los 50 años este hecho merece ser recordado.

Conectar
Crear cuenta