Puerto Madryn

Le quiso entregar marihuana a su hermano preso en plena audiencia

El hombre alegó que quería abrazar a su hermana y en ese momento se produjo el intercambio. El sujeto fue detenido por robo y homicidio, pero en esta oportunidad estaba siendo juzgado por el delito de “sextorsión”. 

por REDACCIÓN CHUBUT 16/02/2024 - 00.00.hs

La insólita situación se dio ente David Alejandro Carballo y su hermana Milagros Carballo en plena audiencia de un juicio por “sextorsión” por el cual fue imputado el hombre. 

 

“Quiero darle un abrazo porque la extraño”, pidió David Alejandro Carballo durante un cuarto intermedio del debate donde se lo juzga por “sextorsión”. Pero, al abrazar a su hermana que estaba en la sala de audiencias, los policías vieron que se dio el intercambio de un objeto. Al revisar al detenido comprobaron que se trataba de una bolsa con marihuana y por la situación se dio intervención a la Justicia Federal por infracción a la ley 23.737.

 

Carballo, actualmente detenido por robo y homicidio en el Instituto Penitenciario provincial, ubicado sobre la ruta 3, está siendo juzgado por “sextorsión”. El juicio lo lleva adelante la fiscal Silvana Salazar junto al funcionario Raúl Barroso. 

 

El caso fue descubierto a partir de la denuncia de la víctima, quien se contactó con la Policía después de recibir un llamado anónimo de un hombre que lo acusó de haberle enviado fotos íntimas a su supuesta hija. “Le mandaste fotos porno a mi hija, soy el padre. Te va a llamar mi abogado para arreglar”, le dijo el extorsionador a la víctima en esa comunicación. 

 

Las fotos del intercambio correspondían a su novia, Elba Soledad “La Pochola” González, quien ya reconoció su culpabilidad mediante un juicio abreviado. Ella operaba como “anzuelo” y era quien iba a buscar el dinero, ya que Carballo se encuentra detenido.

 

Tras la denuncia, la Policía montó un encuentro en la zona del barrio Sur, una entrega controlada del dinero con policías ocultos en sus vehículos. “La Pochola” llegó a bordo de su moto Honda Wave para cobrar el dinero, 100 mil pesos para evitar publicar las fotos íntimas. Fue arrestada de inmediato. Luego, se investigaron sus vínculos y se comprobó que la banda operaba desde el Instituto Penitenciario.

 

En los allanamientos y requisas se secuestraron celulares y pen drives, que forman parte de las pruebas presentadas por los fiscales.
Carballo, al contrario de “La Pochola” que reconoció su culpabilidad, decidió ir a juicio oral y público. El debate, tras la interrupción, continuará el viernes.

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?