Martes 19 de octubre 2021
21°

TRELEW

TV

Carta del Lector

Los justos reclamos

Sr. Director:
Todos los que somos empleados del Estado provincial, llevamos años de conflictos, reclamos, sin lograr, a la fecha, una solución... Sería absurdo suponer que alguien esté en contra de tener, pretender salarios justos, desempeñarse en ambientes laborales acordes, hospitales, escuelas en condiciones... ¡todos queremos eso!

por REDACCIÓN CHUBUT 30/08/2021 - 00.00.hs

La realidad es otra... Realidad que refleja una consecuencia de muchos factores y causas que se prolongan en el tiempo.
Las causas, entre otras, las podemos asociar a las «pésimas» gestiones de gobernantes y legisladores que, por reiterados períodos se eligieron, reeligieron... Además, el poco compromiso del Poder Judicial; la complicidad de gremialistas... ¡Los votantes también tienen algo que ver!
Los gremialistas y muchos que acompañan utilizan los salarios como argumento para visibilizar los reclamos. Voy a dar un testimonio personal sobre la evolución del salario desde enero/19 a la fecha... Aclaro, soy docente jubilado, 50 años de trabajo, 40 años de aportes, más de 30 a la Educación pública. Como docente de secundaria, trabajé, de promedio, 35 horas/cátedra por semana, frente alumnos. Eso equivale a unas 24 horas/reloj, frente a alumnos.
Los datos salen de mis recibos de sueldo emitidos por ISSyS que, como empleado público, los sueldos también son públicos; importes netos de bolsillo: enero ’19 -$39.791,83-/ febrero ’19 -$49.751,74-/ marzo ’19 -$51.415,63-/ abril ’19 -$61.727,01-/ mayo ’19 -$59.432,32-/ julio ’19 -$59.432,32-/ julio ’21 -$83.786,59-. 
Veamos algunos porcentajes de aumentos: De enero a julio de 2019 fue del 49,36%, de julio del ’19 a julio este año fue de 40,98%, de enero del ’19 a julio del ’21 fue de 110,52%. 
Al jubilarme por la Provincia, fui calificado como Docente/transferido, ya que, inicialmente me desempeñaba, con mayor carga horaria, en el Colegio Salesiano y la ex Escuela Normal. Estas Escuelas recibían aportes de Nación para el pago de sueldos. Al transferirse a la Provincia, recibí esa calificación. Y de acuerdo a los aportes concretos a ISSyS, mi jubilación representa el 76% de un docente activo. La mayoría percibe el 82%. Para un docente provincial, en similares condiciones, los montos arriba mencionados se incrementan.
En conclusión, en algo más de 2 años, recibí un aumento salarial del 110,52%. Las sumas de las etapas no reflejan el total, ya que, durante 2020, hubo otros porcentajes de incrementos.
Me pregunto y de acuerdo a estos datos: ¿Se puede argumentar como «justo reclamo» un aumento salarial? ¡Yo digo, no!
Quienes consideren que sí, argumentarían que el «reclamo salarial» justifica coartar, por casi 4 años, el más fundamental de los derechos, el más esencial de los servicios del Estado, la educación de chicos.
En mi opinión, ningún reclamo, por muy justo que sea, justifica coartar la educación de los chicos. Quienes así lo hagan, no están ejerciendo un derecho, están cometiendo delito de coacción. Y es agravado, ya que se lo planifica, se lo ejecuta a conciencia, y tiene intención. Cada uno decide.

 

Luis d’Hiriart (Docente jubilado)

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?