Chubut

La reactivación de la energía nuclear: una ilusión

La autora de "En manos de los mortales: una historia cautelosa de la era nuclear", y ex editora de Nuclear Intelligence Weekly, Stephanie Cooke, escribió un artículo de opinión en el New York Times sobre cómo probablemente continuará la energía nuclear.

Dice la autora: “Los líderes mundiales no ignoran la larga historia de incumplimiento de sus promesas por parte de la industria nuclear, o el debilitamiento de sus signos vitales. Sin embargo, muchos continúan actuando como si un "renacimiento nuclear" pudiera estar a la vuelta de la esquina, a pesar de que la participación de la energía nuclear en la generación eléctrica mundial ha caído casi a la mitad desde su máximo de aproximadamente el 17 por ciento en 1996.”

 

"...la realidad hoy, en la mayoría de los mercados, es una disminución lenta pero constante en la participación de la energía nuclear..." a pesar del impulso para triplicar la capacidad de energía nuclear para 2050, aparentemente para abordar el cambio climático.

 

Como se recordará el lobby nuclear causó un gran revuelo en la reunión sobre el clima COP28 en Dubai, pidiendo triplicar la energía nuclear para 2050.

 

“Por mucho menos dinero y en menos tiempo, el mundo puede reducir las emisiones de gases de efecto invernadero mediante el uso de energías renovables como la solar, la eólica, la hidroeléctrica y la geotérmica, y transmitiendo, almacenando y utilizando la electricidad de manera más eficiente”.

 

Cooke sostiene que los únicos obstáculos son “un sistema de transmisión enormemente limitado, obstáculos regulatorios y financieros e intereses de servicios públicos arraigados” y una falta de voluntad de los líderes “para oponerse a sus propias y poderosas burocracias nucleares y elegir caminos que sean mucho más baratos, menos peligrosos y más rápidos de implementar”.

 

“Sin ellos, estamos condenados a más promesas y a más gastos despilfarradores por parte de los defensores de la energía nuclear que han demostrado repetidamente que pueden hablar pero no pueden cumplir”

 

Si no fuera por la significación probablemente trágica de la propuesta de triplicación de la energía nuclear, por su inverosimilitud, sería graciosa.


Lo cierto es que se trata de un problema económico más allá de lo que opinen los nucleares. Los costos de construcción de reactores, su operación, y los tiempos de diseño y construcción los hacen irrealizables. Costos y tiempos son prohibitivos, están muy por encima de otras energías, en especial de las renovables. 
 

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?