Miércoles 28 de julio 2021
-5°

TRELEW

TV

Contactarse

Conectarse con


Registrate para acceder a la edición digital del diario El chubut

SALUD Y VIDA SANA

Educación física y juego

Jugar es una actividad única que permite a cada sujeto expresarse libremente: Implica divertirse, sentirse bien, vincularse, adquirir aprendizajes, desarrollar habilidades, crear espacios de placer acorde a sus posibilidades y al contexto al que pertenece.

por REDACCION CHUBUT 07/05/2021 - 23.03.hs

Educación física y juego

 

Por la Dirección General de Educación Física y Deportes

 

¿Cuándo jugamos?: Si bien es entendida como una actividad propia de la infancia, deberíamos jugar durante toda la vida, incorporar momentos lúdicos.

 

 

“El jugar, como señala Daniel Calmels (2015), permite una relación estimulante, que humaniza al bebé/niño ya que genera entre ambos lazos afectivos en donde la mirada hacia el pequeño por parte del adulto es central. En este sentido, la mirada predispone lo corporal tanto en el adulto como en el niño. El jugar liga al pequeño al mundo de la cultura lúdica que le propone el adulto y, en la medida que el niño participa, promueve un acercamiento amoroso entre ambos que los humaniza”.

 

 

JUEGO EN EL JARDIN MATERNAL

 

Pensemos que, cuando miramos a un/a bebé o niño/a menor de 3 años, sus acciones nos pueden resultar difíciles de interpretar ya que ellos toman, golpean, sacuden y/o meten sus manos o un objeto dentro de otro, entre otras posibilidades. En algunos casos esas acciones se convierten en juegos.

 

 

La mirada predispone lo corporal tanto en el adulto como en el niño. El jugar liga al pequeño al mundo de juego que le propone el adulto y, en la medida que el niño participa, promueve un acercamiento amoroso entre ambos que los humaniza.

 

 

“El juego se enseña”, se transmite cuando el adulto hace conjuntamente con el niño/a. El adulto enseña el jugar haciendo acciones conjuntas, por ejemplo, se esconde y aparece, sonríe, el/la bebé le sonríe también, el adulto vuelve a esconderse y, al dejarse ver nuevamente, dice “aquí está”, el/la bebé sonríe y sonoriza “aaaaaa” imitando “acá está”.

 

 

ACTIVIDADES LÚDICAS QUE PODEMOS REALIZAR EN CASA:

 

En los hogares los niños realizan actividades de exploración .El adulto es quien selecciona los materiales y objetos y los pone a disposición del niño/a. Esta acción es central para el logro de múltiples posibilidades de aprendizaje en el desarrollo de las actividades., alentando la exploración y favoreciendo el juego, siempre a partir de lo que el niño y/o la niña va proponiendo: manteniendo una mirada atenta, sin interrumpir su accionar, alentando.

 

 

  • “El cesto del tesoro”: Esta propuesta está diseñada especialmente para bebés que ya se sientan por si solos y niños en su primer y comienzo del segundo año de vida. Armar cajas grandes, canastos, recipientes plásticos con elementos llamativos, de distintas texturas y colores, que sean fácilmente manipulables para los más pequeños de la casa, todos los elementos escogidos no deben presentar ningún riesgo para los niños. Los materiales, de tamaño adecuado a las manos de los bebés/niños, permiten la exploración y la posibilidad que conozcan a través de su acción algunas de sus propiedades: sonido, peso, color, textura, tamaño, dureza, temperatura, etc., no demasiado pequeños por el peligro de que  puedan introducírselos a la boca, que sean higiénicos y sin aristas filosas, etc. Entre los materiales que se incluyan podrá haber “mates”, cucharas de metal y madera, cepillos, esponjas, caracolas, recipientes plásticos, etc. Otra opción es preparar una “Cesta de tesoros “con vegetales limpios y seguros.

 

  • “Cesta de los sonidos”, con elementos que permitan acciones diversas por parte de los niños (sacudir, golpear, agitar, soplar, raspar, etc.).

 

  • Jugar con telas: Armar “refugios”  o jugar a las “escondidas” son dos opciones  muy bien recibidas por los peques. Dependiendo de la edad de los niños , ya sea con la presencia del adulto que “aparece y desaparece” cuando son menores a 1 año o con el juego conjunto con niños de 2 y 3 años , que aman ser “perseguidos” y “encontrados” por el adulto.

 

  • Juego corporal: El placer que genera para el niño y el adulto jugar a los “aviones”, “caballos”, “barcos”, en los que el adulto debe cargar y transportar al niño  es indiscutible, además se fortalecen vínculos mientras se divierten a la par . Juegos de sostén, ocultamiento (fundante para el juego de las escondidas) y persecución como así también las versificaciones narrativas (la linda manito, tortitas de manteca, el dedo goloso, y otros).

 

  • Juegos “como si” (simbólico-dramático) El juego dramático supone una situación de simulación. En los más pequeños/as es frecuente que el adulto sea quien invita, con sus acciones, pequeños gestos cómplices, tonos de voz o escenarios diversos. Por ejemplo, se pueden diseñar diferentes ambientes de una casa. Recordemos que a esa edad se juega con lo que se conoce, es decir que las acciones que se realizan cotidianamente en el hogar y/o sus contextos reales son muy adecuadas para este tipo de juegos. El material debe ser suficiente pero no sobreabundante. Utilizar elementos reales y algunos sugerentes y abstractos como elementos de usos múltiples: telas y broches de ropa, cintas y telas, cajas, mesas y telas, sillas y un mostrador que indique que hay un negocio, entre otras posibilidades.

 

 

Todos los aprendizajes más importantes de la vida, se hacen jugando”

 

                                                                                                    Francesco Tonucci.