MENÚ
Cargando...

La tercera edad en defensa propia

Sr. Director
Con motivo de la cuarentena, ha aparecido una nueva categoría de minusválidos y somos los mayores de 65 años. Con un sentido paternalista, a veces ofensivo, se nos dan consejos de cómo comportarnos, qué hacer, como nos van a llevar la comida, etc. 

Por REDACCIÓN CHUBUT

Como si los años no nos hubieran enseñado nada con respecto a la responsabilidad. Y esto culmina ordenándonos, que nos encerremos en nuestras casas sin poder salir ni a tomar aire durante toda la cuarentena. La solución más fácil para el que maneja el tema, sin tener otras consideraciones.
Siempre he respetado las normas, que cuando han sido razonables, no han necesitado el tono amenazador, solo apelar al sentido común y de responsabilidad. Miren a su alrededor y verán gran cantidad de mayores de 65 años, que están en actividad y en plenas facultades físicas e intelectuales. 
La cuarentena no debería ser un castigo, sino una medida de prevención, que tenga en cuenta lo que genera el encierro tanto en el deterioro físico como mental. Claro, pero para eso hace falta pensar alternativas y es lo que no veo. No se puede tratar de la misma forma, Buenos Aires que a Trelew o Lagunita Salada. Nadie me ha explicado, por qué no se permite salir a esta gente a caminar, con los debidos recaudos de aislamiento, con barbijo, en lugares abiertos como la calle Murga o la Laguna, por ejemplo, durante un tiempo limitado y aunque sean los días que concuerden con su DNI. 
Creo que esto cumpliría con los requisitos para evitar la propagación del virus y a su vez mejoraría la calidad de vida de los abuelitos, como se los trata peyorativamente. Así se hace en algunos países responsables. Lo otro es como que te enviaran directamente al sarcófago, esperando estar vivo para cuando se les ocurra abrir la pirámide. 

Rafael Vicente Leguey.
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

La tercera edad en defensa propia

Sr. Director
Con motivo de la cuarentena, ha aparecido una nueva categoría de minusválidos y somos los mayores de 65 años. Con un sentido paternalista, a veces ofensivo, se nos dan consejos de cómo comportarnos, qué hacer, como nos van a llevar la comida, etc. 

Como si los años no nos hubieran enseñado nada con respecto a la responsabilidad. Y esto culmina ordenándonos, que nos encerremos en nuestras casas sin poder salir ni a tomar aire durante toda la cuarentena. La solución más fácil para el que maneja el tema, sin tener otras consideraciones.
Siempre he respetado las normas, que cuando han sido razonables, no han necesitado el tono amenazador, solo apelar al sentido común y de responsabilidad. Miren a su alrededor y verán gran cantidad de mayores de 65 años, que están en actividad y en plenas facultades físicas e intelectuales. 
La cuarentena no debería ser un castigo, sino una medida de prevención, que tenga en cuenta lo que genera el encierro tanto en el deterioro físico como mental. Claro, pero para eso hace falta pensar alternativas y es lo que no veo. No se puede tratar de la misma forma, Buenos Aires que a Trelew o Lagunita Salada. Nadie me ha explicado, por qué no se permite salir a esta gente a caminar, con los debidos recaudos de aislamiento, con barbijo, en lugares abiertos como la calle Murga o la Laguna, por ejemplo, durante un tiempo limitado y aunque sean los días que concuerden con su DNI. 
Creo que esto cumpliría con los requisitos para evitar la propagación del virus y a su vez mejoraría la calidad de vida de los abuelitos, como se los trata peyorativamente. Así se hace en algunos países responsables. Lo otro es como que te enviaran directamente al sarcófago, esperando estar vivo para cuando se les ocurra abrir la pirámide. 

Rafael Vicente Leguey.
 

Conectar
Crear cuenta