MENÚ
Cargando...

Después de 50 años de historia cierra sus puertas la tradicional cantina «Marcelino»

Este domingo 28 cerrará sus puertas, luego de 50 años de trayectoria, la tradicional cantina «Marcelino», ubicada en el Puerto Rawson, por una decisión de vida de sus propietarios, que hace tres años habían decidido cerrar sus puertas en junio del año 2022. Esta decisión personal la tomaron antes de que la pandemia cambiara la vida de todos.

Por REDACCIÓN CHUBUT

El año pasado coincidieron en que este cierre lo adelantarían: este domingo al mediodía servirán las mesas por última vez, en un clima de emoción y nostalgia, pero para arrancar una nueva etapa en sus vidas.
Así lo contó a EL CHUBUT, Sergio González, propietario de la marisquería, quien está al frente de la misma junto a su hermano Carlos. Heredaron un local gastrónomico pionero en las arenas de Playa Unión y ahora quieren disfrutar de la vida, disfrutar de sus familias, viajar y cerrar una etapa intensa de trabajo.
«No cerramos por la pandemia ni por la crisis económica», dijo Sergio. Esta decisión «la tomamos alrededor de hace tres años, cuando decidimos que íbamos a cerrar las puertas y pusimos fecha entre junio y julio de 2022, para empezar con un nuevo proyecto. Nos adelantamos, más por lo que vivimos el año pasado, con lo del Covid-19. La pandemia, como a tantos, nos hizo pensar, reflexionar y tomamos la decisión un poquito antes».
«Nosotros no tenemos sábados, domingos, ni feriados. No tenemos vacaciones, ni festejos de cumpleaños, ni veranos porque siempre nos hemos dedicado de lleno al negocio», dijo Sergio.
No tienen deudas ni con proveedores ni con empleados ni con el fisco; el mozo más antiguo, Carlos Rocco, que aún sigue trabajando en la cantina, ya se jubiló el año pasado: «Entonces nos dijimos, si se jubiló Rocco, nos jubilamos todos», dijo Sergio, desmintiendo lo publicado en redes sociales al conocerse la noticia: «No cerramos por la pandemia, eso es inexacto. En cuanto a la parte económica, nos afectó, pero hemos cumplido con nuestras obligaciones; el negocio está saneado», enfatizó.
Trabajarán hasta el domingo al mediodía. El fondo de comercio ya fue puesto a la venta.

HISTORIA

En octubre de este año, cantina «Marcelino» iba a cumplir 50 años. Nació a principios de la década del 70, siendo iniciadora la abuela de Sergio, Gina Dominga De Luca. 
«Mi abuelo, Marcelino González, vino a trabajar a la escollera y mi abuela quería hacer algo, así que al tiempo abrió una cantina, instaló un espacio donde atendía a los visitantes y cocinaba. En 1998 nos hicimos cargo mi papá, Carlos González y yo. Y ahora estamos mi hermano y yo», dijo.
En Cantina Marcelino «siempre procuramos darle continuidad y si hubo algún cambio que no se note».
Esta decisión de vida, dijo Sergio, «es porque no tenemos sábados, domingos, ni feriados; no tenemos vacaciones en familia, siempre ausentes en cumpleaños, bautismos, porque siempre estamos atendiendo.
«El local está a la venta. Se vende el fondo de comercio o la propiedad; ojalá alguien venga y desee continuarlo», expresó.
«Marcelino» le rinde homenaje a ese abuelo portuario, al igual que la Avenida principal, Marcelino González, en honor al abuelo.


 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Después de 50 años de historia cierra sus puertas la tradicional cantina «Marcelino»

Este domingo 28 cerrará sus puertas, luego de 50 años de trayectoria, la tradicional cantina «Marcelino», ubicada en el Puerto Rawson, por una decisión de vida de sus propietarios, que hace tres años habían decidido cerrar sus puertas en junio del año 2022. Esta decisión personal la tomaron antes de que la pandemia cambiara la vida de todos.

El año pasado coincidieron en que este cierre lo adelantarían: este domingo al mediodía servirán las mesas por última vez, en un clima de emoción y nostalgia, pero para arrancar una nueva etapa en sus vidas.
Así lo contó a EL CHUBUT, Sergio González, propietario de la marisquería, quien está al frente de la misma junto a su hermano Carlos. Heredaron un local gastrónomico pionero en las arenas de Playa Unión y ahora quieren disfrutar de la vida, disfrutar de sus familias, viajar y cerrar una etapa intensa de trabajo.
«No cerramos por la pandemia ni por la crisis económica», dijo Sergio. Esta decisión «la tomamos alrededor de hace tres años, cuando decidimos que íbamos a cerrar las puertas y pusimos fecha entre junio y julio de 2022, para empezar con un nuevo proyecto. Nos adelantamos, más por lo que vivimos el año pasado, con lo del Covid-19. La pandemia, como a tantos, nos hizo pensar, reflexionar y tomamos la decisión un poquito antes».
«Nosotros no tenemos sábados, domingos, ni feriados. No tenemos vacaciones, ni festejos de cumpleaños, ni veranos porque siempre nos hemos dedicado de lleno al negocio», dijo Sergio.
No tienen deudas ni con proveedores ni con empleados ni con el fisco; el mozo más antiguo, Carlos Rocco, que aún sigue trabajando en la cantina, ya se jubiló el año pasado: «Entonces nos dijimos, si se jubiló Rocco, nos jubilamos todos», dijo Sergio, desmintiendo lo publicado en redes sociales al conocerse la noticia: «No cerramos por la pandemia, eso es inexacto. En cuanto a la parte económica, nos afectó, pero hemos cumplido con nuestras obligaciones; el negocio está saneado», enfatizó.
Trabajarán hasta el domingo al mediodía. El fondo de comercio ya fue puesto a la venta.

HISTORIA

En octubre de este año, cantina «Marcelino» iba a cumplir 50 años. Nació a principios de la década del 70, siendo iniciadora la abuela de Sergio, Gina Dominga De Luca. 
«Mi abuelo, Marcelino González, vino a trabajar a la escollera y mi abuela quería hacer algo, así que al tiempo abrió una cantina, instaló un espacio donde atendía a los visitantes y cocinaba. En 1998 nos hicimos cargo mi papá, Carlos González y yo. Y ahora estamos mi hermano y yo», dijo.
En Cantina Marcelino «siempre procuramos darle continuidad y si hubo algún cambio que no se note».
Esta decisión de vida, dijo Sergio, «es porque no tenemos sábados, domingos, ni feriados; no tenemos vacaciones en familia, siempre ausentes en cumpleaños, bautismos, porque siempre estamos atendiendo.
«El local está a la venta. Se vende el fondo de comercio o la propiedad; ojalá alguien venga y desee continuarlo», expresó.
«Marcelino» le rinde homenaje a ese abuelo portuario, al igual que la Avenida principal, Marcelino González, en honor al abuelo.


 

Conectar
Crear cuenta