MENÚ
Cargando...

El "curanto" plato típico de la mesa chilena vino para quedarse

La presencia trasandina en la zona, trajo paulatinamente a nuestra mesa, el curanto de mariscos, con productos de primera calidad que nos ofrece el litoral chubutense. Este plato típico del sur de Chile, desde hace varios años es preparado con maestría por "curanteros" proveniente de Calbuco, la capital del curanto, como también familias oriundas de Chiloé que han venido a radicarse a esta parte de la patagonia argentina.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Por Adolfo Pérez Mesas

Esta comida de mariscos proviene del sur de Chile y se prepara "al hoyo", realizando un agujero de proporciones en la tierra donde se ubican piedras candentes que serán las que proporcionaran la energía calórica para la cocción. Explicado así a grosso modo, una vez que las piedras están ubicadas, se van colocando fuentones con mariscos acompañados por carne ahumada de cerdo, longanizas o chirizos, papas, chapaleles (una masa de harina y papa cocida molida), también milcao otro producto culinario de origen transandino, algunas verduras, incluyendo papas. Al momento de destapar el curanto para llevarlo a la mesa, hay todo un ritual de alegría y son los músicos y cantores los que le ponen ritmo a este solemne momento. Los comensales, provienen de Comodoro Rivadavia, de Esquel, Madryn y hasta de Sierra Grande, donde hay familias que no dejan pasar esta oportunidad.

CURANTO EN CASA
Este curanto al hoyo, es preparado en la cocina del Centro de Residentes Chilenos "Valle del Chubut" que tiene su sede la Avenida de Los Trabajadores en la ciudad de Trelew, cuya organización es actualmente presidida por María Isolina Correa Vera, oriunda de la región de Coyhaique, radicada en nuestra ciudad desde hace ya varias décadas. Es precisamente en esta parte del año, o mejor dicho cuando las autoridades de Bromatología de la Provincia del Chubut habilitan su consumo después de largos meses de veda, la Comisión de Mujeres programa dos eventos relacionados con el "curanto al hoyo", con la presencia de artistas folclóricos y baile familiar, colmando sus instalaciones con la presencia de familias chilenas y argentinas que gustan del consumo de mariscos.


Esta verdadera reunión social, es la excusa perfecta para recaudar fondos que permiten solventar los gastos, tanto para el mantenimiento del inmueble como para continuar con la construcción del Albergue que se levanta en el mismo predio.
La entidad chilena, en estos dos últimos años, no ha podido organizar sus ya tradicionales curantos, debido a los protocolos sanitarios vigentes con motivo de la pandemia universal. Sin embargo, las familias trasandinas que tienen incorporado este menú culinario, este año han optado por recurrir preparar "curanto a la olla" que lleva los mismos ingrediente que el tradicional y su cocción es prácticamente al vapor en una olla hermética.

NUESTROS MARISCOS
Sin desmerecer los productos marinos del Pacifico, podemos decir que nuestros mariscos del litoral chubutense, como mejillones, chorizos, cholgas o almejas, cuentan con pulpas robustas, firmes y sabrosas. Según los entendidos, señalan que en algunas regiones allende los Andes, hay mariscos de criaderos como los "maltones" que no tienen el sabor de un producto desarrollado naturalmente en aguas del Atlántico. Será cosa de comprobarlo, lo que nunca cambia es el vino blanco, ingrediente indispensable para compartir en un curanto, tanto en este como en el otro de la cordillera.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

El "curanto" plato típico de la mesa chilena vino para quedarse

La presencia trasandina en la zona, trajo paulatinamente a nuestra mesa, el curanto de mariscos, con productos de primera calidad que nos ofrece el litoral chubutense. Este plato típico del sur de Chile, desde hace varios años es preparado con maestría por "curanteros" proveniente de Calbuco, la capital del curanto, como también familias oriundas de Chiloé que han venido a radicarse a esta parte de la patagonia argentina.

Por Adolfo Pérez Mesas

Esta comida de mariscos proviene del sur de Chile y se prepara "al hoyo", realizando un agujero de proporciones en la tierra donde se ubican piedras candentes que serán las que proporcionaran la energía calórica para la cocción. Explicado así a grosso modo, una vez que las piedras están ubicadas, se van colocando fuentones con mariscos acompañados por carne ahumada de cerdo, longanizas o chirizos, papas, chapaleles (una masa de harina y papa cocida molida), también milcao otro producto culinario de origen transandino, algunas verduras, incluyendo papas. Al momento de destapar el curanto para llevarlo a la mesa, hay todo un ritual de alegría y son los músicos y cantores los que le ponen ritmo a este solemne momento. Los comensales, provienen de Comodoro Rivadavia, de Esquel, Madryn y hasta de Sierra Grande, donde hay familias que no dejan pasar esta oportunidad.

CURANTO EN CASA
Este curanto al hoyo, es preparado en la cocina del Centro de Residentes Chilenos "Valle del Chubut" que tiene su sede la Avenida de Los Trabajadores en la ciudad de Trelew, cuya organización es actualmente presidida por María Isolina Correa Vera, oriunda de la región de Coyhaique, radicada en nuestra ciudad desde hace ya varias décadas. Es precisamente en esta parte del año, o mejor dicho cuando las autoridades de Bromatología de la Provincia del Chubut habilitan su consumo después de largos meses de veda, la Comisión de Mujeres programa dos eventos relacionados con el "curanto al hoyo", con la presencia de artistas folclóricos y baile familiar, colmando sus instalaciones con la presencia de familias chilenas y argentinas que gustan del consumo de mariscos.


Esta verdadera reunión social, es la excusa perfecta para recaudar fondos que permiten solventar los gastos, tanto para el mantenimiento del inmueble como para continuar con la construcción del Albergue que se levanta en el mismo predio.
La entidad chilena, en estos dos últimos años, no ha podido organizar sus ya tradicionales curantos, debido a los protocolos sanitarios vigentes con motivo de la pandemia universal. Sin embargo, las familias trasandinas que tienen incorporado este menú culinario, este año han optado por recurrir preparar "curanto a la olla" que lleva los mismos ingrediente que el tradicional y su cocción es prácticamente al vapor en una olla hermética.

NUESTROS MARISCOS
Sin desmerecer los productos marinos del Pacifico, podemos decir que nuestros mariscos del litoral chubutense, como mejillones, chorizos, cholgas o almejas, cuentan con pulpas robustas, firmes y sabrosas. Según los entendidos, señalan que en algunas regiones allende los Andes, hay mariscos de criaderos como los "maltones" que no tienen el sabor de un producto desarrollado naturalmente en aguas del Atlántico. Será cosa de comprobarlo, lo que nunca cambia es el vino blanco, ingrediente indispensable para compartir en un curanto, tanto en este como en el otro de la cordillera.

Conectar
Crear cuenta