MENÚ
Cargando...

La pandemia: ¿Una escala hacia el desastre?

No son pocos los científicos que advierten que queda poco tiempo para evitar la debacle de nuestra civilización, producto del cambio climático, y han advertido que la crisis climática ha sido determinante en la aparición de la pandemia. El cambio climático constituye la amenaza más grande que jamás ha enfrentado la humanidad.

Ing. Juan Vernieri

La directora de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, había afirmado que la llegada de una pandemia era “cuestión de tiempo”, debido a que habían varios factores que influían directamente en su posible aparición, por la mala relación que se mantiene con el medio ambiente. Reconoció además que la salud de la humanidad depende directamente de la naturaleza y especialmente de lo que comemos y bebemos, lo cual muchas veces ha sido contaminado por nuestras acciones. Dijo “Ahora mismo hay millones de toneladas de plásticos en los océanos y nos las estamos comiendo…”

Los gobiernos, entre ellos, el nuestro, están enfocados en la obtención de vacunas en la esperanza que nos libraran de la pandemia. No serán suficientes, solo minimizarán los efectos de la actual. Si no se ataca la causa se repetirán. Seguramente las vacunas que están en investigación y experimentación terminarán por defendernos del Covid-19. Lo que no se advierte es que los gobiernos hayan adquirido conciencia de la causa de la actual pandemia. Deben mirar hacia adelante, no quedarse en lo urgente, en lo inmediato.

Si no detectamos claramente cuál fue el origen y la causa del Covid-19, fatalmente se repetirá, vendrán otros virus de los cuales la vacuna que nos defenderá ahora, no será eficaz.

No hay ninguna duda que el clima cambiante incide en la propagación de algunas enfermedades. El ejemplo más típico es el de los mosquitos que extienden sus territorios y, por lo tanto, propagan enfermedades infecciosas más fácilmente, como la epidemia mortal de dengue que azota a Colombia, Brasil, México y Nicaragua.

Los científicos han explicado que las epidemias de las últimas décadas como el Sida, Ébola o Zika se originaron en el cambio climático y en nuestra mala relación con los animales. La gripe es otro ejemplo; debido a que los inviernos son cada vez menos intensos, ahora los virus están activos durante un período más largo, incluso durante todo el año en regiones tropicales.

Científicos han detectado la vinculación entre la actual pandemia y el cambio climático y advertido que sus efectos ambientales y sociales pondrán en riesgo la existencia de la humanidad y de cientos de especies.

El informe sobre el Estado del Clima Mundial publicado por la Organización Meteorológica Mundial puso de relieve que, “en 2019, el calentamiento global tuvo consecuencias sobre la salud, la comida y el hogar de millones de personas en el mundo. Además, puso en riesgo la vida marina y una gran cantidad de ecosistemas”, asegura. Durante la presentación del informe, el Secretario General de la ONU y el líder de la OMM, declararon que la preocupación mundial por el coronavirus, no debe reducir los esfuerzos en la lucha contra el cambio climático.

"El coronavirus es una enfermedad que esperamos que sea temporal, con impactos temporales, pero el cambio climático ha estado allí por muchos años y se mantendrá por muchas décadas, y requiere de acción continua", afirmó Antonio Guterres.

El uso intensivo de combustibles fósiles, la causa principal del cambio climático, y la contaminación provocada, se ha asociado a la muerte de 7 millones de personas al año.

La ONU ha recomendado eliminar subsidios a este sector de la industria y destinar esos recursos a la protección del medio ambiente y a fortalecer los sistemas de salud de los países más pobres y en vía de desarrollo. La falta de acceso a los sistemas de salud y a recursos básicos como el agua potable, también se han convertido en factores esenciales para la prevención del contagio del COVID-19, especialmente porque gran parte de la población mundial no tiene un acceso a estos servicios de calidad.

Si bien hay una serie de factores que han incidido en la aparición y desarrollo de virus a nivel global, los científicos y líderes mundiales han alertado sobre la importancia de enfrentar el cambio climático y mejorar las condiciones de acceso a servicios sanitarios para prevenir la aparición de nuevas pandemias.

El presidente electo de los EEUU ha manifestado que modificará la política de su país en relación a la crisis climática.

EL CAMBIO CLIMÁTICO CONSTITUYE LA AMENAZA MÁS GRANDE QUE JAMÁS HA ENFRENTADO LA HUMANIDAD.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

La pandemia: ¿Una escala hacia el desastre?

No son pocos los científicos que advierten que queda poco tiempo para evitar la debacle de nuestra civilización, producto del cambio climático, y han advertido que la crisis climática ha sido determinante en la aparición de la pandemia. El cambio climático constituye la amenaza más grande que jamás ha enfrentado la humanidad.

La directora de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, había afirmado que la llegada de una pandemia era “cuestión de tiempo”, debido a que habían varios factores que influían directamente en su posible aparición, por la mala relación que se mantiene con el medio ambiente. Reconoció además que la salud de la humanidad depende directamente de la naturaleza y especialmente de lo que comemos y bebemos, lo cual muchas veces ha sido contaminado por nuestras acciones. Dijo “Ahora mismo hay millones de toneladas de plásticos en los océanos y nos las estamos comiendo…”

Los gobiernos, entre ellos, el nuestro, están enfocados en la obtención de vacunas en la esperanza que nos libraran de la pandemia. No serán suficientes, solo minimizarán los efectos de la actual. Si no se ataca la causa se repetirán. Seguramente las vacunas que están en investigación y experimentación terminarán por defendernos del Covid-19. Lo que no se advierte es que los gobiernos hayan adquirido conciencia de la causa de la actual pandemia. Deben mirar hacia adelante, no quedarse en lo urgente, en lo inmediato.

Si no detectamos claramente cuál fue el origen y la causa del Covid-19, fatalmente se repetirá, vendrán otros virus de los cuales la vacuna que nos defenderá ahora, no será eficaz.

No hay ninguna duda que el clima cambiante incide en la propagación de algunas enfermedades. El ejemplo más típico es el de los mosquitos que extienden sus territorios y, por lo tanto, propagan enfermedades infecciosas más fácilmente, como la epidemia mortal de dengue que azota a Colombia, Brasil, México y Nicaragua.

Los científicos han explicado que las epidemias de las últimas décadas como el Sida, Ébola o Zika se originaron en el cambio climático y en nuestra mala relación con los animales. La gripe es otro ejemplo; debido a que los inviernos son cada vez menos intensos, ahora los virus están activos durante un período más largo, incluso durante todo el año en regiones tropicales.

Científicos han detectado la vinculación entre la actual pandemia y el cambio climático y advertido que sus efectos ambientales y sociales pondrán en riesgo la existencia de la humanidad y de cientos de especies.

El informe sobre el Estado del Clima Mundial publicado por la Organización Meteorológica Mundial puso de relieve que, “en 2019, el calentamiento global tuvo consecuencias sobre la salud, la comida y el hogar de millones de personas en el mundo. Además, puso en riesgo la vida marina y una gran cantidad de ecosistemas”, asegura. Durante la presentación del informe, el Secretario General de la ONU y el líder de la OMM, declararon que la preocupación mundial por el coronavirus, no debe reducir los esfuerzos en la lucha contra el cambio climático.

"El coronavirus es una enfermedad que esperamos que sea temporal, con impactos temporales, pero el cambio climático ha estado allí por muchos años y se mantendrá por muchas décadas, y requiere de acción continua", afirmó Antonio Guterres.

El uso intensivo de combustibles fósiles, la causa principal del cambio climático, y la contaminación provocada, se ha asociado a la muerte de 7 millones de personas al año.

La ONU ha recomendado eliminar subsidios a este sector de la industria y destinar esos recursos a la protección del medio ambiente y a fortalecer los sistemas de salud de los países más pobres y en vía de desarrollo. La falta de acceso a los sistemas de salud y a recursos básicos como el agua potable, también se han convertido en factores esenciales para la prevención del contagio del COVID-19, especialmente porque gran parte de la población mundial no tiene un acceso a estos servicios de calidad.

Si bien hay una serie de factores que han incidido en la aparición y desarrollo de virus a nivel global, los científicos y líderes mundiales han alertado sobre la importancia de enfrentar el cambio climático y mejorar las condiciones de acceso a servicios sanitarios para prevenir la aparición de nuevas pandemias.

El presidente electo de los EEUU ha manifestado que modificará la política de su país en relación a la crisis climática.

EL CAMBIO CLIMÁTICO CONSTITUYE LA AMENAZA MÁS GRANDE QUE JAMÁS HA ENFRENTADO LA HUMANIDAD.

Conectar
Crear cuenta