MENÚ
Cargando...

Gremio denunció que Chubut en cuatro años batió «el récord de trabajo esclavo, depredación y descarte» en la pesca

La Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca (Aacpypp) denunció ayer que la actividad pesquera en Chubut batió en los últimos cuatro años «el récord de trabajo esclavo, depredación y descarte, que condena a diario la Organización Internacional del Trabajo (OIT)», y afirmó que «las autoridades provinciales del área se interesan solo en el negocio de la pesca, las multas y los tributos y no en el recurso y los trabajadores».

Jorge Frías.
Por REDACCIÓN CHUBUT

«Nadie puede ignorar hoy las denuncias en ese sentido que abundan en las redes sociales, en especial contra el secretario de Pesca provincial, Adrián Awstin, quien solo piensa en multas y sanciones y prefiere ignorar que la codicia y la fiebre de la captura del langostino arriesga la salud de los trabajadores y sus familias», indicó un comunicado.

El secretario general del gremio, Jorge Frías, reseñó que el reciente suicidio de un oficial de máquinas y el hecho real de que los marineros deban permanecer en sus cuchetas por padecer calambres permanentes «es consecuencia de estar pasados por agua».

El dirigente gremial afirmó que a Awstin «no le interesa la salud de los trabajadores y sus familias, el descarte, la depredación y el mal trato del recurso», y se preguntó si «deberá morir o accidentarse más personal para que Chubut decida ordenar la actividad pesquera».

«El exceso de pesca, el ‘rebote’, las complicaciones para la descarga en el muelle por el incremento de la flota y el reemplazo de bodegas que duplican la capacidad pesquera en perjuicio del recurso -como es el caso del recientemente botado buque ‘Nuevo Quequén Salado’- genera permanente peligro por las continuas maniobras que se realizan para ordenar los buques para la próxima marea», puntualizó el sindicalista en el documento.

«VERGÜENZA AJENA»

Frías rechazó las explicaciones del funcionario y dijo que produce «vergüenza ajena» escucharlo señalar que «se procura evitar que Chubut pesque lo que le corresponde», a la vez que enfatizó «su ignorancia respecto de las normas del Acuerdo de Nueva York de 1995 -que adoptó la Argentina- que determinó que las especies no son exclusiva propiedad de los Estados provinciales y de la Nación» y que «debe pescarse con respeto y de forma legal, sin producir depredación y arrojar el pescado», añadió el documento.

VENTA DEL DESCARTE

Además, Frías denunció «el negocio que significa que desde hace un año se procure vender el descarte en los casi diez puestos del muelle de Rawson, en lugar de distribuirlo entre los comedores escolares de esa ciudad, Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia».

Por último, el dirigente advirtió al funcionario que el gremio «no tolerará más trabajo esclavo, descarte, depredación y violación de normas laborales» y exigió en el documento que también firmó el secretario adjunto, Jorge Garavano, «el cese de esa realidad».

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Gremio denunció que Chubut en cuatro años batió «el récord de trabajo esclavo, depredación y descarte» en la pesca

La Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca (Aacpypp) denunció ayer que la actividad pesquera en Chubut batió en los últimos cuatro años «el récord de trabajo esclavo, depredación y descarte, que condena a diario la Organización Internacional del Trabajo (OIT)», y afirmó que «las autoridades provinciales del área se interesan solo en el negocio de la pesca, las multas y los tributos y no en el recurso y los trabajadores».

«Nadie puede ignorar hoy las denuncias en ese sentido que abundan en las redes sociales, en especial contra el secretario de Pesca provincial, Adrián Awstin, quien solo piensa en multas y sanciones y prefiere ignorar que la codicia y la fiebre de la captura del langostino arriesga la salud de los trabajadores y sus familias», indicó un comunicado.

El secretario general del gremio, Jorge Frías, reseñó que el reciente suicidio de un oficial de máquinas y el hecho real de que los marineros deban permanecer en sus cuchetas por padecer calambres permanentes «es consecuencia de estar pasados por agua».

El dirigente gremial afirmó que a Awstin «no le interesa la salud de los trabajadores y sus familias, el descarte, la depredación y el mal trato del recurso», y se preguntó si «deberá morir o accidentarse más personal para que Chubut decida ordenar la actividad pesquera».

«El exceso de pesca, el ‘rebote’, las complicaciones para la descarga en el muelle por el incremento de la flota y el reemplazo de bodegas que duplican la capacidad pesquera en perjuicio del recurso -como es el caso del recientemente botado buque ‘Nuevo Quequén Salado’- genera permanente peligro por las continuas maniobras que se realizan para ordenar los buques para la próxima marea», puntualizó el sindicalista en el documento.

«VERGÜENZA AJENA»

Frías rechazó las explicaciones del funcionario y dijo que produce «vergüenza ajena» escucharlo señalar que «se procura evitar que Chubut pesque lo que le corresponde», a la vez que enfatizó «su ignorancia respecto de las normas del Acuerdo de Nueva York de 1995 -que adoptó la Argentina- que determinó que las especies no son exclusiva propiedad de los Estados provinciales y de la Nación» y que «debe pescarse con respeto y de forma legal, sin producir depredación y arrojar el pescado», añadió el documento.

VENTA DEL DESCARTE

Además, Frías denunció «el negocio que significa que desde hace un año se procure vender el descarte en los casi diez puestos del muelle de Rawson, en lugar de distribuirlo entre los comedores escolares de esa ciudad, Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia».

Por último, el dirigente advirtió al funcionario que el gremio «no tolerará más trabajo esclavo, descarte, depredación y violación de normas laborales» y exigió en el documento que también firmó el secretario adjunto, Jorge Garavano, «el cese de esa realidad».

Conectar
Crear cuenta