MENÚ
Cargando...

A dónde va el dinero

Analizando el presupuesto provincial para el corriente año (El Chubut-Economía y Empresas) vemos que el gasto total para pagar sueldos en el presente año, se eleva a la friolera suma en pesos de 37.040.363.912 para cubrir los salarios de 43.316 cargos, más del 10 por ciento de la población y aproximadamente el 50% de la tasa de empleos de la Provincia (según datos de Wikipedia), lo que hace a una enormidad de asistencialismo de Estado.

Emilio Balado

Indudablemente que en el tiempo el clientelismo político ha resultado desastroso para este Estado Provincial, y aquí debemos analizar que los distintos gobiernos que han pasado en los últimos años, no han tenido la visión ni la inteligencia de planificar una salida laborar que con semejante cantidad de dinero o parte de ella creara puestos de trabajo fuera del ámbito oficial.
Y quizás esa planificación como tantas otras debería haber sido una política de Estado y haber pensado inclusive desde la escuela con orientación laboral, y de interesar a capitales que diera esa posibilidad a la población. Desde ya que no es fácil realizar todo un trabajo donde participe la capacidad económica que tiene Chubut en recursos propios y vuelva a producirse como en antaño: quesos, cervezas, procesar el caolín, maderas contrachapadas, lavadero de lana, envasado de pescado, etc., pero justamente esa es la función del Gobierno, aprovechar todo lo que Dios nos dio, para no tener que ser el vagón de cola. 
Hoy muchos de los recursos se llevan y procesan fuera de la Provincia. Claro está que pensar en lo apuntado requiere de trabajo, equipos de profesionales y de estrategas en mercado.
Quizás esté errado en los conceptos, pero debe pensarse que no se puede seguir engrosando el Estado con más empleados que no tienen tareas para realizar, ni lugar para trabajar, y algunos que ni siquiera van a trabajar.
Aunque la realidad nos marque que en muchos casos el clientelismo político pensó que ésto era la solución para subsanar un problema o para captar votos, en la práctica no se ha hecho más que causar un perjuicio a un presupuesto, que podía ser destinado a solucionar otros problemas que tiene la Provincia y que cada día se profundizan más y causa justamente, el reclamo de la población.
Se vienen las elecciones y aún no se conocen las plataformas políticas. ¿Habrá pensado algún partido o candidato en dar solución a este problema de envergadura que aqueja a Chubut?
   
 

Comentarios

A dónde va el dinero

Analizando el presupuesto provincial para el corriente año (El Chubut-Economía y Empresas) vemos que el gasto total para pagar sueldos en el presente año, se eleva a la friolera suma en pesos de 37.040.363.912 para cubrir los salarios de 43.316 cargos, más del 10 por ciento de la población y aproximadamente el 50% de la tasa de empleos de la Provincia (según datos de Wikipedia), lo que hace a una enormidad de asistencialismo de Estado.

Indudablemente que en el tiempo el clientelismo político ha resultado desastroso para este Estado Provincial, y aquí debemos analizar que los distintos gobiernos que han pasado en los últimos años, no han tenido la visión ni la inteligencia de planificar una salida laborar que con semejante cantidad de dinero o parte de ella creara puestos de trabajo fuera del ámbito oficial.
Y quizás esa planificación como tantas otras debería haber sido una política de Estado y haber pensado inclusive desde la escuela con orientación laboral, y de interesar a capitales que diera esa posibilidad a la población. Desde ya que no es fácil realizar todo un trabajo donde participe la capacidad económica que tiene Chubut en recursos propios y vuelva a producirse como en antaño: quesos, cervezas, procesar el caolín, maderas contrachapadas, lavadero de lana, envasado de pescado, etc., pero justamente esa es la función del Gobierno, aprovechar todo lo que Dios nos dio, para no tener que ser el vagón de cola. 
Hoy muchos de los recursos se llevan y procesan fuera de la Provincia. Claro está que pensar en lo apuntado requiere de trabajo, equipos de profesionales y de estrategas en mercado.
Quizás esté errado en los conceptos, pero debe pensarse que no se puede seguir engrosando el Estado con más empleados que no tienen tareas para realizar, ni lugar para trabajar, y algunos que ni siquiera van a trabajar.
Aunque la realidad nos marque que en muchos casos el clientelismo político pensó que ésto era la solución para subsanar un problema o para captar votos, en la práctica no se ha hecho más que causar un perjuicio a un presupuesto, que podía ser destinado a solucionar otros problemas que tiene la Provincia y que cada día se profundizan más y causa justamente, el reclamo de la población.
Se vienen las elecciones y aún no se conocen las plataformas políticas. ¿Habrá pensado algún partido o candidato en dar solución a este problema de envergadura que aqueja a Chubut?
   
 

Conectar
Crear cuenta