MENÚ
Cargando...

Las contradicciones como sistema

Es lastimoso observar el estado de la Provincia. Provincia no solamente tomada como institución única, sino comprensiva también de todos los municipios que la componen. Ya el componente no está sólo referenciado a lo económico, aunque éste es el disparador de otros inconvenientes, sino al haber despedazado el concepto de moral y específicamente el de la moral política. 

Luis López Salaberry

A la mentira, que se convirtió en el trampolín para conseguir la satisfacción de los intereses sectoriales y políticos, se le agregaron actitudes delictuales que, en definitiva, generaron una combinación para llevarnos a un lugar negro en la historia provincial nunca alcanzado. Los arreglos y la rosca política junto a las negociaciones de coyuntura han generado un proceso de degradación en las instituciones. Degradación que ha permitido y permite la incorporación de agentes que desconocen absolutamente la raíz de los problemas y que impiden, en consecuencia, su solución. 
¿Se conocerá el concepto de método? Porque es indudable que sin él lo único que se realiza es el acentuar las distorsiones vigentes. Es necesario comprender que la estrategia a elaborar debe ser el instrumento que oriente deliberadamente cambios cualitativos. O en otros términos provocar una realidad distinta y no limitarnos a una redimensión de la misma. Si nos atenemos a las declaraciones y discursos actuales, tanto del señor gobernador como de algunos intendentes, como el caso de Trelew, existe una visión absolutamente contraria al tipo de crecimiento requerido. Es necesario una interpretación global del desarrollo, de naturaleza interdisciplinaria, en la que se dé una convergencia de los factores económicos. En una provincia donde existe diversidad de centros económicos no será precisamente la economía social la que resolverá el problema ni la puja distributiva entre hoy sus dos polos de expansión, Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn, habida cuenta de la incapacidad para ordenar el sector pesquero y el valle inferior del Río Chubut. Desde una historia reciente donde al gobernador no le interesaba quien sería el que conduciría los destinos del país, teniendo en cuenta su postura de «provincia soberana», transitar por el camino de confrontación con políticas nacionales y judicializar los reclamos, hasta la actual renuncia a los mismos y subordinación, sus contradicciones le impiden adoptar posturas que, con razones de peso, puedan revalorizar nuestras riquezas y sostener la necesidad de políticas diferenciales. Pero si el Estado Provincial adolece de alta capacidad operativa será imposible todo debate y discusión seria y responsable. Un tema aparte sería analizar lo que debería ser una reformulación de la estructura administrativa de la que oportunamente efectuaremos alguna reflexión.
Queda hoy por sostener la situación en que se han encontrado en los municipios algunas autoridades elegidas que han reemplazado a otros sectores políticos. Cobra aquí importancia el dicho que para muestra basta un botón. Hoy es fundamental efectuar auditorías externas e independientes que den una explicación de cómo se encuentran las distintas áreas de gobierno. Si lo que ha ocurrido en Rawson o en Gaiman sorprende, por la dimensión de los organismos municipales, podemos imaginarnos lo que ocurriría si se analizara solamente la nómina del personal, la ubicación, categoría y existencia y la nómina salarial tanto del Poder Ejecutivo, Legislativo o Judicial en el ámbito provincial. Alguien podría sostener que ello no sería significativo teniendo en cuenta el conjunto, pero es un principio más de como la moral se la ha tirado a los caranchos y nadie asume responsabilidad alguna. Como es posible que existan más cuentas de depósitos salariales que personal? Quien cobra tales prebendas? Quien cometió el delito?. Cómo es posible que el sector de personal de cada organismo no sepa cuantos empleados se cuenta en la plantilla y tengan que recurrir a que concurran en forma personal para conocerlos y saber sobre sus capacidades? Quien es el responsable de tales irregularidades? No tendrá sanción alguna? Es notorio el desinterés que ha existido por la cosa pública en todos los ámbitos. Ello seguramente ha llevado a una incertidumbre en la población que observa con los brazos caídos como se han deteriorado los valores y la calidad de vida. Es notorio que ese convencimiento ha llevado a que muchos hasta deben haber hecho caso omiso de sus obligaciones fiscales. Y en la Provincia, la turbina de Ingentis y la defraudación al Estado? Y las obligaciónes del Fiscal encargado de la investigación?
 

Comentarios

Las contradicciones como sistema

Es lastimoso observar el estado de la Provincia. Provincia no solamente tomada como institución única, sino comprensiva también de todos los municipios que la componen. Ya el componente no está sólo referenciado a lo económico, aunque éste es el disparador de otros inconvenientes, sino al haber despedazado el concepto de moral y específicamente el de la moral política. 

A la mentira, que se convirtió en el trampolín para conseguir la satisfacción de los intereses sectoriales y políticos, se le agregaron actitudes delictuales que, en definitiva, generaron una combinación para llevarnos a un lugar negro en la historia provincial nunca alcanzado. Los arreglos y la rosca política junto a las negociaciones de coyuntura han generado un proceso de degradación en las instituciones. Degradación que ha permitido y permite la incorporación de agentes que desconocen absolutamente la raíz de los problemas y que impiden, en consecuencia, su solución. 
¿Se conocerá el concepto de método? Porque es indudable que sin él lo único que se realiza es el acentuar las distorsiones vigentes. Es necesario comprender que la estrategia a elaborar debe ser el instrumento que oriente deliberadamente cambios cualitativos. O en otros términos provocar una realidad distinta y no limitarnos a una redimensión de la misma. Si nos atenemos a las declaraciones y discursos actuales, tanto del señor gobernador como de algunos intendentes, como el caso de Trelew, existe una visión absolutamente contraria al tipo de crecimiento requerido. Es necesario una interpretación global del desarrollo, de naturaleza interdisciplinaria, en la que se dé una convergencia de los factores económicos. En una provincia donde existe diversidad de centros económicos no será precisamente la economía social la que resolverá el problema ni la puja distributiva entre hoy sus dos polos de expansión, Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn, habida cuenta de la incapacidad para ordenar el sector pesquero y el valle inferior del Río Chubut. Desde una historia reciente donde al gobernador no le interesaba quien sería el que conduciría los destinos del país, teniendo en cuenta su postura de «provincia soberana», transitar por el camino de confrontación con políticas nacionales y judicializar los reclamos, hasta la actual renuncia a los mismos y subordinación, sus contradicciones le impiden adoptar posturas que, con razones de peso, puedan revalorizar nuestras riquezas y sostener la necesidad de políticas diferenciales. Pero si el Estado Provincial adolece de alta capacidad operativa será imposible todo debate y discusión seria y responsable. Un tema aparte sería analizar lo que debería ser una reformulación de la estructura administrativa de la que oportunamente efectuaremos alguna reflexión.
Queda hoy por sostener la situación en que se han encontrado en los municipios algunas autoridades elegidas que han reemplazado a otros sectores políticos. Cobra aquí importancia el dicho que para muestra basta un botón. Hoy es fundamental efectuar auditorías externas e independientes que den una explicación de cómo se encuentran las distintas áreas de gobierno. Si lo que ha ocurrido en Rawson o en Gaiman sorprende, por la dimensión de los organismos municipales, podemos imaginarnos lo que ocurriría si se analizara solamente la nómina del personal, la ubicación, categoría y existencia y la nómina salarial tanto del Poder Ejecutivo, Legislativo o Judicial en el ámbito provincial. Alguien podría sostener que ello no sería significativo teniendo en cuenta el conjunto, pero es un principio más de como la moral se la ha tirado a los caranchos y nadie asume responsabilidad alguna. Como es posible que existan más cuentas de depósitos salariales que personal? Quien cobra tales prebendas? Quien cometió el delito?. Cómo es posible que el sector de personal de cada organismo no sepa cuantos empleados se cuenta en la plantilla y tengan que recurrir a que concurran en forma personal para conocerlos y saber sobre sus capacidades? Quien es el responsable de tales irregularidades? No tendrá sanción alguna? Es notorio el desinterés que ha existido por la cosa pública en todos los ámbitos. Ello seguramente ha llevado a una incertidumbre en la población que observa con los brazos caídos como se han deteriorado los valores y la calidad de vida. Es notorio que ese convencimiento ha llevado a que muchos hasta deben haber hecho caso omiso de sus obligaciones fiscales. Y en la Provincia, la turbina de Ingentis y la defraudación al Estado? Y las obligaciónes del Fiscal encargado de la investigación?
 

Conectar
Crear cuenta