Lunes 23 de mayo 2022

TRELEW

TV

Regionales

La Energía Nuclear no sirve para contrarrestar el Cambio Climático

El Cambio Climático influirá enormemente en el futuro de la humanidad. El Secretario General de las Naciones Unidas destaca por enésima vez, que la dormida humanidad avanza como un sonámbulo hacia la catástrofe climática. Aprovechando esta evidencia, guiados por mezquinos intereses, hay quienes ofrecen la energía nuclear como medio para la lucha contra la crisis climática, confirmando que solo la impulsan quienes viven de ella.  

Recientemente antiguos jefes de la regulación de la energía nuclear en los Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Francia han publicado una declaración conjunta que entre otras cosas dice que «la energía nuclear simplemente no forma parte de ninguna estrategia viable que pueda contrarrestar el cambio climático».

 

Los expertos dicen en pocas palabras, la energía nuclear contra el cambio climático como estrategia es:

 

Demasiado cara en términos absolutos como para que suponga una contribución relevante a la producción global de energía.

 

Más cara que las energías renovables desde el punto de vista de la producción de energía y la mitigación de CO2, incluso teniendo en cuenta los costes de herramientas de gestión de red como el almacenamiento de energía asociados con el despliegue de renovables.

 

Demasiado cara y arriesgada para la inversión en los mercados financieros, y por tanto dependiente de enormes subsidios y garantías de préstamo públicos.

 

Insostenible debido al problema no resuelto de los desechos radioactivos de larga vida.

 

Financieramente insostenible dado que ninguna institución económica está preparada para asegurar el coste potencial total, los impactos medioambientales y humanos de la liberación accidental de radiación –siendo asumidos la mayoría de estos costes tan importantes por los gobiernos.

 

Militarmente peligrosa ya que los diseños de reactores recientemente promovidos aumentan el riesgo de proliferación de armas nucleares.

 

Intrínsecamente arriesgada, debido a accidentes en cascada inevitables por error humano, fallas internas e impactos externos; vulnerabilidad al ascenso del nivel del mar producido por el clima, tormentas, marejadas ciclónicas, inundaciones y riesgo de inundaciones, dando como resultado impactos económicos internacionales.

 

Sujeta a muchos problemas técnicos y de seguridad no resueltos asociados a nuevos conceptos no probados, incluidos los Reactores Modulares Pequeños (SMR) y ‘Avanzados’.

 

Demasiado compleja y difícil de manejar para crear un régimen industrial eficiente para la construcción de reactores y procesos de operación dentro del marco temporal previsto y el alcance necesario para la mitigación del cambio climático.

 

Improbable que haga una contribución relevante a la requerida mitigación del cambio climático necesaria para la década de 2030 debido a los plazos de desarrollo y construcción impracticablemente largos, y los abrumadores costes de construcción del enorme volumen de reactores que serían necesarios para suponer una diferencia. 

 

No hay lugar para agregar nada  los que expresan estos expertos.                                       

 

Fuente: Power Magazine

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?