Sabado 25 de septiembre 2021
23°

TRELEW

TV

Carta del Lector

6 de Junio: Día de la Ingeniería Argentina

Sr. Director:                                                                                                  En el año 2018, los vecinos porteños de Agronomía, Villa Ortuzar, Parque Chas, Colegiales y Belgrano, eligieron en una votación participativa el nombre de «Elisa» en homenaje a Elisa Bachofen, para la tunelera que se utilizó para las obras del segundo emisario del Arroyo Vega.

por REDACCIÓN CHUBUT 06/06/2021 - 00.00.hs

Elisa Bachofen fue la primera Ingeniera Argentina y Latinoamericana. Se recibió en 1918, casi 50 años después que Huergo, primer ingeniero, lo que habla de lo difícil que fue transitar ese tipo de carreras en esos tiempos. Su padre era suizo e ingeniero, y como una verdadera familia de ingenieros, su hermana Beatriz también se recibió de ingeniera en 1922 y fue la cuarta del país.

 

Su tesis de grado fue el diseño de una máquina que clasificaba el algodón y se podía utilizar en la producción algodonera del Chaco. Este no sería su único invento, sino que a la largo de su vida diseñaría varios más.
Elisa desarrolló una carrera profesional destacada como proyectista de puentes en la ex Dirección de Puentes y Caminos y en la Dirección de Obras viales de la Dirección Nacional de Vialidad.

 

Participó como Directora Técnica del Centro de Investigación Documentaria del INTI (Instituto de Tecnología Industrial). Creó un curso para Constructora de Obras, formando a mujeres en un oficio relacionado con la construcción y colaboradora de los profesionales de la arquitectura y la construcción.
Dictó cursos de especialidades técnicas con el objeto de despertar la vocación y acercar a las mujeres a las profesiones técnicas y científicas. Presidió la comisión técnica del Círculo de inventores, y escribió y publicó la «Guía del inventor» como legado para quienes transitaran un camino similar al suyo.

 

Pero como si fuera poco, Elisa fue una mujer comprometida con su tiempo y con su género, fundó la Unión Feminista Nacional, vinculada al partido Socialista y presidió organizaciones referidas a la actividad de publicaciones científicas y técnicas y asociaciones de mujeres de negocios y profesionales.

 

Desde los tiempo de Elisa hasta hoy queda mucho por hacer, en Argentina el porcentaje de mujeres en carreras de Ingeniería es apenas del 25%, y solo se recibe de ingeniera una de cada 10.000 mujeres argentinas, sumado a lo que se conoce como el «efecto Matilda», la invisibilización del trabajo de las mujeres en áreas científicas y técnicas.

 

El 23 de junio de estableció como el «Día Internacional de las Mujeres en Ingeniería».
Está claro, se necesita construir un mundo donde todos tengan los mismos derechos y oportunidades, pero no solo por el hecho relevante de alcanzar la igualdad, sino porque es necesario construir un mundo más justo.

 

Marcelo Melideo. (Ingeniero Civil).

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?