MENÚ
Cargando...

Desde el Instituto  Nº 801 decimos basta

Sr. Director: Nosotros, la comunidad del Instituto Superior de Formación Docente Nº 801 «Juana Manso» convocamos al Sr. Gobernador, Mariano E. Arcioni y a todo su equipo de gobierno, a la reflexión acerca de sus responsabilidades y obligaciones para con la educación y en especial con el pago de haberes, derecho ineludible que posee todo trabajador, y que en estos últimos años, pero especialmente en este 2020 ha sido manejado con total desidia, precarizando a cada uno de nosotros... a los trabajadores.

Por REDACCIÓN CHUBUT

Hace meses que estamos esperando respuesta a los pedidos constantes e innumerables que hemos realizado. La falta de pago produce serios problemas en los docentes y en todo el personal que trabaja en el ámbito educativo. Dichos problemas no solo se enmarcan en lo económico sino también en lo psicológico, en lo anímico, emocional, familiar, que quebrantan una vez más las ganas y el esfuerzo por continuar... por seguir. No porque no se quiera, sino porque «no se puede más». Se requieren insumos materiales, servicios para establecer conexión con cada alumno, y por sobre todas las cosas, sostener el hogar desde lo más profundo del significado. 
A pesar de todas las condiciones adversas, nos comprometimos a sostener el sistema educativo; acompañamos a estudiantes para que pudieran acceder a su tan ansiado título, garantizamos las mesas de examen durante el mes de agosto, habilitamos aulas virtuales, nos capacitamos entre nosotros, dimos clases. Todo esto y más, en un contexto no tan solo de inadmisibles demoras salariales sino también de falta de altas con la consecuente falta de pago a más de 28 compañeros desde el mes de abril.

¿Hasta cuándo podremos seguir así?

Todos los que conducen los caminos de la política de nuestra provincia junto a los señores Legisladores de todos los partidos deberían saber que su silencio resuena fuerte. No se escuchan sus voces, Señores, para solucionar esta situación en la que el pueblo reclama lo justo.
Todos sabemos que las complicaciones económicas en las que se encuentra la provincia y el Estado en general dificulta muchas acciones, pero mientras no se haga justicia con la educación, no habrá futuras generaciones que puedan decir «Yo estoy aquí y sé cuál es mi camino». Sí habrá muchos que viviendo esta angustia del desánimo y el abandono político a su pueblo deseen irse de nuestras tierras en busca de un futuro mejor o tal vez donde una palabra no sea «incertidumbre». Incertidumbre en la fecha de cobro, si vamos a poder pagar impuestos y servicios, la comida, o si podremos conectarnos a internet para hacer lo que nos gusta, lo que queremos seguir haciendo, enseñar. 
Sabemos que lo expresado es el sentir de muchos ciudadanos de esta provincia. Oigan las voces del pueblo que gritan su desánimo. 
¡Hoy decimos basta, decimos no!

 Personal docente y no docente ISFD Nº 801

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

Diario EL CHUBUT no se responsabiliza por los comentarios vertidos por sus lectores. Y se reserva el derecho de bloquear y o eliminar aquellos que contengan mensajes con contenido xenófobo, racista, y o discriminatorios.

Comentarios

Desde el Instituto  Nº 801 decimos basta

Sr. Director: Nosotros, la comunidad del Instituto Superior de Formación Docente Nº 801 «Juana Manso» convocamos al Sr. Gobernador, Mariano E. Arcioni y a todo su equipo de gobierno, a la reflexión acerca de sus responsabilidades y obligaciones para con la educación y en especial con el pago de haberes, derecho ineludible que posee todo trabajador, y que en estos últimos años, pero especialmente en este 2020 ha sido manejado con total desidia, precarizando a cada uno de nosotros... a los trabajadores.

Hace meses que estamos esperando respuesta a los pedidos constantes e innumerables que hemos realizado. La falta de pago produce serios problemas en los docentes y en todo el personal que trabaja en el ámbito educativo. Dichos problemas no solo se enmarcan en lo económico sino también en lo psicológico, en lo anímico, emocional, familiar, que quebrantan una vez más las ganas y el esfuerzo por continuar... por seguir. No porque no se quiera, sino porque «no se puede más». Se requieren insumos materiales, servicios para establecer conexión con cada alumno, y por sobre todas las cosas, sostener el hogar desde lo más profundo del significado. 
A pesar de todas las condiciones adversas, nos comprometimos a sostener el sistema educativo; acompañamos a estudiantes para que pudieran acceder a su tan ansiado título, garantizamos las mesas de examen durante el mes de agosto, habilitamos aulas virtuales, nos capacitamos entre nosotros, dimos clases. Todo esto y más, en un contexto no tan solo de inadmisibles demoras salariales sino también de falta de altas con la consecuente falta de pago a más de 28 compañeros desde el mes de abril.

¿Hasta cuándo podremos seguir así?

Todos los que conducen los caminos de la política de nuestra provincia junto a los señores Legisladores de todos los partidos deberían saber que su silencio resuena fuerte. No se escuchan sus voces, Señores, para solucionar esta situación en la que el pueblo reclama lo justo.
Todos sabemos que las complicaciones económicas en las que se encuentra la provincia y el Estado en general dificulta muchas acciones, pero mientras no se haga justicia con la educación, no habrá futuras generaciones que puedan decir «Yo estoy aquí y sé cuál es mi camino». Sí habrá muchos que viviendo esta angustia del desánimo y el abandono político a su pueblo deseen irse de nuestras tierras en busca de un futuro mejor o tal vez donde una palabra no sea «incertidumbre». Incertidumbre en la fecha de cobro, si vamos a poder pagar impuestos y servicios, la comida, o si podremos conectarnos a internet para hacer lo que nos gusta, lo que queremos seguir haciendo, enseñar. 
Sabemos que lo expresado es el sentir de muchos ciudadanos de esta provincia. Oigan las voces del pueblo que gritan su desánimo. 
¡Hoy decimos basta, decimos no!

 Personal docente y no docente ISFD Nº 801

Conectar
Crear cuenta